Recursos Humanos

¿Por qué invertir en desarrollar las habilidades de los trabajadores?

0
businessman-1492563_1920.jpg

Ayudar al desarrollo personal de los trabajadores y mejorar las condiciones laborales genera sentido de pertenencia y mejores resultados para las empresas.

Por

Por Enrique Gallardo, Gerente de Desarrollo de Negocios Mercado Corporativo de Adalid Inmark Chile. Hoy en día la capacitación es fundamental para las estrategias de desarrollo de las empresas, sobre todo porque existe mayor conciencia entre los trabajadores acerca de la importancia que tiene su crecimiento laboral.

Según cifras del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence), más de 28 mil empresas capacitan anualmente a sus empleados en el país, cifras que se ven reflejadas en un análisis realizado por el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, en el cual se puede apreciar que a más trabajadores tiene una empresa, mayor interés hay por formarlos. De hecho, un 63,9% de las empresas grandes capacita, mientras que de las pymes 8,2% lo hace, y de las empresas que forman, un 52,6% posee trabajadores calificados mientras que las empresas que no capacitan tienen un 41,1% de personas calificadas.

Ayudar al desarrollo personal de los trabajadores y mejorar las condiciones laborales genera sentido de pertenencia y mejores resultados para las empresas.

Ello porque el activo más valioso que se tiene son los trabajadores, por eso cuidarlo e invertir en su desarrollo debería ser una prioridad para las compañías. Pues al mejorar las competencias laborales se obtienen beneficios como mayor compromiso, alta satisfacción y competitividad, y por consiguiente un incremento de la productividad.

Una forma de invertir en los trabajadores es la educación continua, para lo cual hay que establecer un programa de desarrollo de competencias para que los colaboradores incrementen su capacidad y contribuyan positivamente en el desarrollo de la empresa. Lo otro es generar programas de capacitación permanentes en temáticas generales como inglés, ofimática, marketing, ventas, servicio al cliente, entre otros, que permiten una nivelación en el desarrollo de las personas.

Pero una empresa no solo debe capacitar a sus colaboradores, también es importante entregarles la posibilidad de crecer dentro de la organización, valorar sus capacidades y contribuir a medida que vaya adquiriendo más conocimientos. En este sentido, es vital asignarle nuevas funciones para mantenerlo motivado.

Finalmente, siempre hay que considerar que las capacitaciones no son un gasto, sino más bien una inversión. Porque al generar procesos de desarrollo no solo incrementamos la productividad de la empresa, sino que también es una gran estrategia de retención de talento.

Imágenes | Pixabay

 

En profundidad

Únase a la conversación