Emprendimiento

Parconier, el emprendimiento educativo que se inspiró en Lego

0
1579202258122.jpg

El proyecto uruguayo comenzó por una situación puntual que se le presentó a su fundador y hoy en día buscan llegar a Londres.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

ElObservador.com.uy. A Pablo Brera siempre le interesó la robótica, la tecnología y el diseño, por eso desde que era estudiante de diseño industrial tenía en su casa una impresora 3D. Un día, un primo que suele competir en los torneos internacionales de Lego Mindstorm, le pidió que le diseñara una pieza que la faltaba para uno de sus kits; cuando Brera se contactó con la empresa para solicitar las medidas, le respondieron que eso era “secreto”. “Ahí me di cuenta que tenía que hacer algo, porque si un producto educativo tiene cosas secretas, no se va a poder expandir”.

Así fue que Brera comenzó a investigar alternativas para abordar el tema y plasmarlo en su tesis de grado. En ese camino se encontró con Arduino, una compañía de software libre que permite conocer las características de cada producto. “Es una plaquita, es totalmente abierta y no hay ningún tipo de problemas de patentes”, explicó Brera a Café y Negocios. El emprendedor agregó que, para alguien que no tenga conocimientos, “comenzar con Arduino es difícil”.

Con esa premisa en mente Brera decidió combinar la tecnología de Arduino con piezas al estilo Lego, en donde las personas sepan cómo funcionan, puedan modificarlas y crear cualquier cosa. Luego de superada esa etapa, Brera se asoció con otros dos estudiantes, Fernando Lema y Gonzalo Gutierrez, para llevar el proyecto a un emprendimiento.

Así fue que en el 2015 surgió Mark Robot, que actualmente se llama Parconier, ya que el primer nombre no era registrable en caso de una posible internacionalización. “Nos dimos cuenta que era un problema que mucha gente tenía”, dijo Brera, y agregó que están incubados en Ingenio luego de recibir apoyo económico de la Agencia Nacional de Innovación e Investigación (ANII).

De este modo, la recepción que tuvo la idea fue muy buena y hasta siempre la demanda ha superado la capacidad productiva de Parconier. Hasta ahora la empresa vendió 230 robots y están esperando la llegada de 50. “Somos una empresa chica, entonces lo que ganamos, lo reinvertimos de nuevo”, dijo al respecto el fundador.

“La tecnología es el lenguaje natural de esta generación, por lo que entienden por el lado que vamos”, explicó. A su vez, desde los docentes también hay una colaboración porque “en algunas cosas que suelen ser aburridas, cuando le mechás un poco de tecnología, todo resulta más ágil”.

Cada una de las instituciones elige utilizar los productos como les parezca mejor, es decir, hay algunos que realizan actividades extracurriculares pero también existen colegios que los usan en todas las clases. “En Uruguay se entiende que la robótica funciona, pero pasa que los docentes son muy autodidactas y nadie les paga por el tiempo que invierten formándose en el tema. Es decir, habría que darles más formación”, consideró Brera.

Para tratar de agilizar y abarcar más colegios, desde la start up se planea poder empezar a brindar un curso online para las personas. “Hasta ahora le vendemos a colegios que ya tienen un cierto conocimiento, pero el tema que las personas que no lo tienen, no lo pueden usar”, explicó Brera.

Así se espera poder crear una plataforma, para que cualquier persona que quiera usar la tecnología lo pueda hacer, sin necesidad de tener que informarse por otro lado. “La idea es poder brindar un conocimiento básico, después de eso sí la persona puede experimentar y saber más”.  

En profundidad

Únase a la conversación