Gestión de Carrera

No dejes que el e-mail se adueñe de tu tiempo

0
oficina.jpg

A continuación, algunas ideas para acabar con ese fastidio que resta productividad en otras áreas prioritarias de la vida y trabajo.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

En numerosas ocasiones se ha hablado de las horas y horas que perdemos revisando nuestro correo electrónico y parece que los mensajes nunca se acaban.

Aquí tienes unas ideas para acabar con ese fastidio que te resta productividad en otras áreas prioritarias de tu vida y tu trabajo.

Un nuevo estudio ha revelado que si revisas tu correo durante varias veces al día tu nivel de estrés se eleva. Por ello algunos expertos sugieren hacerlo solo dos veces al día. 

Revisa tu correo rápidamente y céntrate en el hecho de destacar si hay algo prioritario o urgente.

Crea bloques donde solo entren ese tipo de mensajes que sabes que es necesario darle importancia.

Responde a las prioridades tan pronto como te sea posible, envía mensajes claros y positivos.

Si crees que tu mensaje se puede malinterpretar, debes tomar una decisión o tienes algo importante que discutir, lo mejor es que tomes el teléfono y llames a esa persona. Te ayudará a darle inflexión a tu voz y determinar en qué tono te responde tu interlocutor.  No dejes que un correo electrónico sea malinterpretado.

Responde los mensajes en forma breve, pero cordial, no olvides poner un ¡Gracias! o ¡Muy bien!

En profundidad

Únase a la conversación