Educación

Los jóvenes deben aprender a utilizar la nueva tecnología

0
escuelas1.jpg

Rector de la Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP) propone medidas paraabordar este nuevo escenario de creación de empresas.

Por

Ante los cambios tecnológicos que se viven a nivel mundial, donde la inteligencia artificial, la economía del conocimiento y la nube se han convertido en herramientas para crear nuevas empresas, México requiere cambiar su esquema de creación de empresa.

Se necesita pasar del proceso de manufactura al tecnológico y eso es posible con educación, al capacitar a los jóvenes para que conozcan y entiendan la economía del siglo XXI.

“Cambiar completamente los esquemas de creación de empresas, desarrollo y formas de hacer negocios e incrementar la productividad a través del uso de las nuevas tecnologías que permitan tener más valor agregado en lo que se hace”, señaló en entrevista Luis Ernesto Derbéz, rector de la Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP).

Agregó que el cambio de esquema va enfocado a la “uberización”, es decir, el modelo donde las empresas son más ágiles y flexibles y aumentan su productividad pero no necesariamente están de forma física.

“El gobierno tiene que salir del esquema de que la única manera de crear valor es a través de la manufactura, en ese contexto estamos muy parecidos a Trump, que piensa que el mundo del valor agregado es el de la manufactura porque no entiende a esta nueva economía del conocimiento”, precisa Derbéz.

Para incrementar la creación de empresas tecnológicas, el también político indicó que México requiere “hacer un proceso de educación que realmente enseñe a los jóvenes a utilizar la nueva tecnológica, que no sólo sea una (educación de) repetición, sino que creen cosas nuevas”.

Aunque la reciente reforma educativa ya cuenta con estos puntos, el problema real es en la aplicación. Además, es una reforma generacional, que tardará en promedio 20 años para comenzar a ver frutos; entre tanto, es importante reforzar aquellas áreas donde los jóvenes no hayan tenido cierta capacitación.

Tienen que diseñarse dos estrategias, una de largo plazo y otra a corto, la primera es la reforma educativa y la segunda son programas de aprendizaje en empresas, de tal forma que los jóvenes adquieran las habilidades que el sistema educativo no les dio y desarrollen esas prácticas en la industria.

“Crear un acuerdo con la industria será esencial, ahí mi cambio de educación a política me sirve porque puedo buscar concretamente cómo en esa transformación se inserte la parte productiva, de desarrollo tecnológico y de investigación científica con la realidad que están viviendo los jóvenes”, expuso Derbéz al cuestionarse sobre su licencia en la UDLAP para contender por la presidencia del Partido Acción Nacional.

En profundidad

Únase a la conversación