Tecnología

Los bots toman cada día un lugar de mayor importancia en las empresas

0
artificial-intelligence-automation-bookcase-books.png

La posibilidad de que la empresa trabaje durante 24 horas del día y todo el año, reducción de costos y mejores ingresos, son algunos de los beneficios que esta herramienta entrega a la compañías.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

Los bot o robot de software, están cada día más presentes en las empresas. Más allá de la imagen tradicional de una maquina humanoide tipo C3PO de Star Wars o Bender de Futurama, los bot son una pieza de programación que permite emular el comportamiento humano de una persona frente a una computadora.

“Este tipo de robots solo cuentan con dos características principales, pueden ser los ojos de una persona para buscar, por ejemplo, referencias de imágenes, o pueden ser las manos para todo lo que es movimiento del mouse e interacción con el teclado”, dice Rafael Fuentes, gerente general de Rocketbot, compañía que crea robots de software para empresas.

Es por esto un robot puede suplir cualquier tarea que incluya estas características pero, para que sea rentable, dice el especialista, además se debe tomar en cuenta la estandarización del proceso, el tamaño del árbol de decisiones o si aplica procesos cognitivos

Los bot pueden traer grandes beneficios económicos para las compañías, tanto en tiempo como en dinero. “Uno de los casos más interesantes fue el desarrollo de un robot para una compañía de telecomunicaciones el que permitía liberar cuatro horas diarias de un analista de negocio, generando un ahorro de US$ 12 mil al año”, dice Fuentes. “Si lo miras como solo un proceso es poco dinero, pero cuando son 300 o mil procesos puede ser mucho”.

Hoy, una decena de procesos en las principales compañías del mundo están en manos de este tipo de herramientas, las que cada vez más se hacen presentes en empresas de menor tamaño, que buscan en la automatización una forma de alivianar la carga de sus trabajadores, los que de esta manera pueden enfocarse en tareas de mayor valor.

“Los recursos que quedan disponibles debemos ocuparlo en procesos donde la creatividad, las relaciones humanas y el talento se vuelven imprescindibles en la organización”, explica Fuentes de Rocketbot, quien además recomienda que a la hora de implementar este tipo de sistemas se vaya de menos a más.

“En un inicio siempre se trabaja desde una complejidad baja para pasar a una media y dejar aquellos procesos de complejidad alta a un largo plazo. La idea de esta estrategias es ganar confianza y liberar recursos para enfocarlos en aquellos procesos del core que puedan hacer que la compañía sea más competitiva”, concluye Fuentes.

En profundidad

Únase a la conversación