Recursos Humanos

Lo que un headhunter no recomienda hacer en una entrevista de empleo

0

Dicha instancia continúa siendo el mejor mecanismo para que un candidato evidencie sus virtudes y logros.

Por

Si se trata de “marketearse” para ocupar un cargo determinado en una empresa, la entrevista laboral continúa siendo la mejor herramienta para un profesional. Así lo destaca Benjamín Toselli, presidente ejecutivo de IT Hunter, consultora del rubro headhunting, quien manifiesta que “se trata de una gran oportunidad que tienen los candidatos a un trabajo para dar a conocer su experiencia laboral, fortalezas y logros más importantes frente al entrevistador. Es por ello que resulta fundamental prepararse bien y a conciencia para lograr el éxito en ella”.

De este modo, el experto menciona algunos de los errores que se deben evitar en estas instancias. Por lo pronto, indica que una de esas fallas es no permitir que el entrevistador tome la iniciativa. “Todo candidato debe comprender que quien controla la entrevista es el entrevistador y no al revés. Es él quien hace las preguntas, quien maneja los tiempos y quien le pone fin”, explica Toselli, aunque aclara que si el postulante se da cuenta que se ha omitido algún hito o hecho relevante de su currículo, puede describirlo de la manera más natural posible.

Otro de los errores frecuentes consiste en no mostrar interés durante la entrevista, no prestar mucha atención a las consultas o, simplemente, responderlas con poco entusiasmo. “Esto denota indiferencia y escaso compromiso con el proceso que en el que se está participando”, agrega.

La tercera sugerencia es no centrarse en lo negativo, lo que se traduce en que el candidato se exprese, por ejemplo, en malos términos respecto de los trabajos anteriores, exjefes, excolegas, etcétera. “Entrar en descalificaciones o críticas destempladas no aporta en nada e, incluso, habla mal de uno mismo. Es ideal que se resalten los logros, resultados y aciertos de los cargos en los que la persona se ha desempeñado”, comenta el ejecutivo de IT Hunter.

Ser poco claro en las respuestas no es el mejor camino. Por ello, Toselli indica que se debe evitar “irse por las ramas” y obviar entregar antecedentes que no sean relevantes. “El candidato debe expresarse en los términos más simples y directos posibles”, asegura.

En quinto lugar, consigna que olvidar hitos de la vida profesional o no tener claridad acerca de los períodos laborales denota poca seriedad y genera desconfianza. “Resulta vital manejar al revés y al derecho las fechas y toda la información contenida en el currículum. Si se trata de un cargo comercial, hay que recordar incluso las cifras de ventas de los últimos años”, comenta el headhunter.

“No tener claridad sobre dónde se quiere estar profesionalmente en los próximos años y qué pasos hay que dar para llegar a ese lugar, es una clara señal que la persona no sabe dónde está parada y, por ende, no será bien evaluada”, destaca Toselli como el sexto error.

Por último, señala que no entregar referencias es una mala opción. “Siempre es recomendable que cada candidato disponga de una red de personas que puedan entregar referencias acerca de su desempeño en trabajos anteriores. No contar con ella, genera dudas”, comenta el ejecutivo.

En profundidad

Únase a la conversación