Recursos Humanos

Las empresas mexicanas no apuestan por el desarrollo de sus recursos humanos

0
empleado1.jpg

De acuerdo con Oswaldo Vicenté, director general de Expandiendo El Potencial, un error freciente es apostar por la capacitación y no por el desarrollo de las habilidades de las personas.

Por

El desarrollo y la capacitación de los recursos humanos en las organizaciones mexicanas no es una prioridad. Según la empresa Expandiendo el Potencial, sólo una de cada 10 empresas en México apuestan por ello, siendo que en Estados Unidos más de la mitad ejerce estas estrategias de manera cotidiana: "el panorama es más complicado porque incluso las organizaciones que sí invierten en este rubro, lo hacen para justificar presupuesto, es decir, no hay una estrategia al respecto y la capacitación de empleados se realiza porque tiene que hacerse, con lo cual se desperdicia tiempo y dinero", explicó Oswaldo Vicenté, director general de Expandiendo El Potencial.

El especialista comentó que el escenario anterior aplica a todo tipo de organizaciones sin importar su tamaño, aunque en la PYME mexicana se evidencia más, ya que casi nunca invierten en este rubro: "Otro error frecuente es apostar por la capacitación y no por el desarrollo de las habilidades de las personas, cuando en realidad  el personal deberían estar plenamente capacitado para ejercer sus funciones. Lo anterior quiere decir que las empresas están reclutando a individuos que no tienen las habilidades para desempeñarse en determinados puestos. Eso es un problema cotidiano en la mayoría de las empresas mexicanas", dijo.

Oswaldo Vicenté sostuvo que en los momentos económicamente complicados es cuando las empresas deberían invertir en el desarrollo de su personal:  "hablamos de potenciar habilidades como el trabajo en equipo, liderazgo, resolución de conflictos, gestión y manejo de finanzas, cambio e innovación. Sabemos muy bien que cuando los cursos de desarrollo se encaminan a estas áreas las empresas pueden obtener un retorno de la inversión de 350%. La razón, porque todo mundo funciona mejor tanto laboralmente, como psicológicamente", aclaró.

 

En profundidad

Únase a la conversación