Recursos Humanos
0
diversidad.jpg

La diversidad impacta positivamente en las ventas y número de clientes de las empresas

Se trata de los resultados del informe “La Paradoja de la Diversidad”, realizado por The Boston Consulting Group, en colaboración con un equipo de líderes de grandes multinacionales.

Por

Se asume que la diversidad en las empresas permite abordar el trabajo de manera distinta e innovadora, con el resultado de ventajas tangibles e intangibles para las compañías, aunque esta suposición no siempre es fácil de demostrar. The Boston Consulting Group, en colaboración con el denominado B Team, compuesto por líderes de grandes multinacionale, ha realizado el informe “La Paradoja de la Diversidad”. En él, y en base a diversos estudios, se pone de relieve el valor que la diversidad puede aportar a las empresas y se entregan medidas concretas que se pueden implementar para desarrollarla y obtener sus beneficios.

"En un mundo cada vez más dinámico y globalizado, donde los consumidores tienen cada vez más información, demandan más personalización, y donde las empresas se internacionalizan,  la diversidad entendida como un concepto amplio (diversidad en formas de pensar, de percibir, en maneras de trabajar y comunicar) genera flexibilidad y riqueza en la capacidad de respuesta ante los retos. La diversidad no es una herramienta de marketing, o una forma de mejorar el ambiente laboral. La diversidad es de hecho una ventaja competitiva para las empresas", asegura Marta Calvo, principal de The Boston Consulting Group.

Según “La Paradoja de la Diversidad”, dentro de los beneficios que la diversidad e inclusión pueden aportar a las compañías, destacan los relacionados con la mejora de su rendimiento financiero, la reputación, la conexión con el mercado y sus consumidores, la retención de talento, la innovación y la productividad de sus trabajadores. En este contexto, un reporte del Centro para la Innovación del Talento (CTI) encontró que cuando los equipos tenían uno o más integrantes que representaban el perfil de sus clientes objetivo, el equipo tenía un 158% más de posibilidades de entender sus necesidades, lo que además incrementaba su capacidad de innovar con éxito.

Otro informe, realizado por la Universidad de Illinois, examinó a más de 500 empresas estadounidenses y demostró que tanto la diversidad de género como la racial están  asociadas a un incremento en las ventas y en el número de clientes. Estos y otros efectos parecen tener un impacto medible sobre los resultados generales de los negocios. Así lo demuestra un estudio de 180 compañías listadas en bolsas europeas y de Estados Unidos realizado entre 2008 y 2010. Éste destacó que aquellas empresas que tenían una mayor diversidad de género en sus directorios obtuvieron, en promedio, retornos sobre su patrimonio neto un 53% mayor que sus comparables.

El estudio de BCG señala que estos datos son sólo una pequeña muestra de las oportunidades que la diversidad puede tener para las empresas.

“La diversidad bien entendida tiene el potencial para transformar el negocio, ayudando a innovar, expandir e incrementar el beneficio”, asegura Marta Calvo de BCG.

Más allá de las cifras, la consultora señala que a la hora de implantar políticas para el fomento de la diversidad, las empresas se encuentran con diversos obstáculos o incurren en errores que impiden un correcto desarrollo de estas. BCG alerta sobre ocho limitaciones principales entre las que están: tratar la diversidad como una tarea de Recursos Humanos o aislada del resto de la organización; acotar la diversidad a una definición muy estrecha; la falta de compromiso pleno y auténtico de los líderes; no rendir cuentas por el alcance o no de los objetivos; esperar que sean los grupos minoritarios quienes dirijan el cambio; delegar en las minorías la responsabilidad de encajar en el grupo en vez de generar ambientes inclusivos; relegar a las minorías al trabajo con sus nichos de mercado "equivalentes"; e ignorar los factores humanos involucrados en la valoración de la diversidad.

Para evitar estos errores, el informe de The Boston Consulting Group y el BTeam aconseja a las empresas desarrollar una estrategia holística de diversidad, comenzando por reformular y ampliar la visión del concepto, luego acelerar el cambio y finalmente escalar al resto de la organización aquello que ha dado resultados positivos.

Para acelerar el cambio, BCG propone a las compañías utilizar cuatro herramientas clave: demostrar su compromiso y responsabilidad en el alcance de los objetivos; desarrollar una base de información cualitativa rica; incorporar la diversidad a lo largo de toda la organización; y por último, impulsar la experimentación entre los empleados, recompensando los logros alcanzados.

A partir de esto, hay que replicar aquello que funciona en toda la organización, desde programas de patrocinio o metas de promoción, hasta normas de cultura universal. El estudio señala que si las empresas se comprometen en aplicar esta estrategia integrada para alcanzar la diversidad en sus equipos, podrán “capturar el valor de la diferencia”.

El estudio “La paradoja de la Diversidad: capturando el valor de la diferencia más allá de los números” es una iniciativa de The Boston Consulting Group, en colaboración con el B Team. Este es una coalición de líderes de grandes multinacionales, entre los que se incluyen Richard Branson (Virgin Group), Arianna Huffington (Huffington Post) y Paul Polman (Unilever), cuyo objetivo es redefinir el papel de los negocios en la sociedad para priorizar  a la gente y al planeta. Una copia completa de este reporte puede ser descargada en la web de este grupo: http://bteam.org/.

Foto: Pixabay

 

En profundidad

Únase a la conversación