Liderazgo

Inteligencia emocional e inteligencia financiera: claves para formar un empresario exitoso

0
jeshoots-com-523925-unsplash.jpg

Cada uno de estos componentes de la inteligencia integral del ser humano, y más de quienes están interesados en desarrollar negocios exitosos, representan en gran medida porcentajes de posibilidades de éxito.

Por

Hacer buenos negocios depende tanto de la experiencia, conocimiento como de la inteligencia, la destreza de cruzar información y tomar decisiones de la manera más objetiva.

Es por ello que hoy quiero hablar de la inteligencia emocional junto a la inteligencia financiera. Ya que son dos aspectos principales en la formación de un empresario exitoso.

Cada uno de estos componentes de la inteligencia integral del ser humano, y más de quienes están interesados en desarrollar negocios exitosos, representan en gran medida porcentajes de posibilidades de éxito.

La inteligencia emocional y los negocios

En primer lugar hay que definir qué es la inteligencia emocional. De esa manera podrás saber cómo aplica a una gestión exitosa en los negocios.

En tal sentido, la inteligencia emocional es la capacidad de manejar las emociones que impulsan los comportamientos y que genera las relaciones con los demás.

Las emociones que puedes controlar mejor, con inteligencia emocional son:

  • Miedo.
  • Tristeza.
  • Ira.
  • Placer.
  • Amor.

Estas emociones pueden entorpecer el manejo de los negocios, porque son capaces de cegar el razonamiento y hacernos tomar decisiones de forma impulsiva o emocional.

Inteligencia emocional en el ámbito empresarial

Si tomamos el concepto de inteligencia emocional y lo adaptamos al ámbito empresarial, tendremos que reconocer la inteligencia emocional como un aspecto que permite gestionar grupos de trabajos con objetivos comunes de forma profesional.

En las empresas, los grupos de trabajos son responsables de los objetivos. Se puede tener una buena estrategia, pero si no se lleva a la acción de forma inteligente, sino que se permite que las emociones interfieran y saboteen el curso de la estrategia, entonces los objetivos no se alcanzarán.

En este sentido, hay que tener en cuenta que dirigir una empresa no es solo establecer cálculos y dar órdenes, también es importante saber cuál es el mapa humano predominante en la organización.

La inteligencia emocional incrementa la productividad

Existen estudios que señalan que los gerentes de empresas que reciben formación en inteligencia emocional logran el incremento de la productividad en un 18%. Es una cifra bastante significativa, señala que es una gran ventaja contar con la inteligencia emocional para la gestión de negocios.

Aspectos importantes de la inteligencia emocional

Para que puedas tener mejores condiciones para la gestión de negocios, es importante desarrollar los siguientes aspectos en tu perfil:

  1. Autoconocimiento. Conocer y manejar tus propias emociones es un aspecto que te ayudará a tener mejor control, y gestionar con mejores condiciones, las tareas diarias.
  2. Autocontrol. De la misma forma es importante que conozcas los límites de cada emoción, y que sepas en qué momento es ideal transmitir tus emociones o generarlas.
  3. Empatía. Reconoces las emociones en tu grupo de trabajo, empleados, socios, proveedores, entre otros, y ponerte en el lugar de ellos, te ayudará a gestionar mejor tus negocios.
  4. Habilidades sociales. Por otra parte, es importante ser capaz de desarrollar aptitudes para la motivación, perseverancia, entusiasmo, para gestionar en las crisis y proponer una comunicación eficaz.
  5. Flexibilidad. El estilo de liderazgo autoritario y rígido ya no se reconoce como eficaz, de hecho, es el peor estilo de todos. Lo mejor es propiciar un ambiente de comprensión y diálogo mediante la inteligencia emocional.
  6. Optimismo. Para lograr el éxito de tus negocios, necesitas creer en la consecución de los objetivos. La idea es saber transmitir las mejores actitudes, para contagiar a otros y que todos caminen hacia la misma dirección con la mejor disposición.

Teniendo en cuenta estos aspectos lograrás el éxito en los negocios. Apóyate en la inteligencia emocional para que tu empresa pueda tomar una correcta dirección.

Si te enfocas en estos aspectos, podrás desarrollar inteligencia emocional ideal para la gestión de negocios. Desarrolla inteligencia financiera y haz crecer tu negocio.

Ahora bien, la inteligencia financiera es otro de los componentes que necesitas desarrollar si quieres alcanzar mejores niveles de éxito en los negocios. En este sentido, ten en cuenta que se le puede considerar como inteligencia empresarial, ya que permite evitar los problemas financieros.

A continuación, algunos consejos para desarrollar inteligencia financiera e incrementarla, para así aprovechar mejor las condiciones de tu negocio o empresa:

  • Sé curioso. Para lograr mejores rendimiento en tus estrategias financieras para la empresa, necesitas mantener una actitud de curiosidad que te lleve a indagar constantemente respecto a las condiciones financieras de tu negocio.

Explorar de forma continua cómo va tu negocio, y además dedicarte a explorar también nuevos conceptos financieros, te ayudará a descubrir cada vez mejores formas de manejar las finanzas y de establecer estrategias.

  • Fórmate en todo momento. La formación es otro de los aspectos importante para mejorar tu condición financiera y la de tu empresa.

Creer que lo has aprendido todo es un grave error que tienes que evitar, porque te estarás perdiendo de los últimos conceptos financieros. Ten en cuenta que en el ámbito de los negocios todo cambia a cada instante.
Me refiero a las condiciones del mercado y también a la legislación en materia económica. Apóyate en las nuevas tecnologías aplicadas a las finanzas.

En este consejo debo recomendarte contar con la asesoría de expertos, que puedan guiarte en el ámbito de las finanzas y los negocios.

  • Mantente informado. Si tomas las decisiones financieras basándote en supuestos o corazonadas, estás cometiendo un grave error. Por eso he decidido hablarte en primer lugar de la inteligencia emocional, ya que junto a la inteligencia financiera te ayudará a tomar decisiones objetivas.

Necesitas información detallada, contrastada, veraz y actual en todo momento. Apóyate en suficientes datos estadísticos, analiza de forma exhaustiva, saca conclusiones objetivas. De esa forma te asegurarás de que tu negocio marche en buenas condiciones en todo momento.

Estos consejos te ayudarán a mantener y expandir tu inteligencia financiera y manejar bien tus negocios o empresa. Apóyate en los expertos, si identificas debilidades busca la ayuda de un consultor de negocios que pueda guiarte y ayudarte a convertir tus debilidades en fortalezas.

**Texto escrito por Andrés Luco, socio fundador de Business Consulting**

En profundidad

Únase a la conversación