Management

Estudio de BCG aborda cómo será el mundo después de COVID-19

0
ryoji-iwata-ibavuzsjjto-unsplash.jpg

En el artículo elaborado por Martin Reeves, Lars Faeste, Kevin Whitaker y Mark Abraham de BCG, se proponen seis nuevos escenarios.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

Toda crisis es una oportunidad y la provocada por el brote de COVID-19 no es la excepción. Para que las compañías puedan superar este difícil periodo deben prepararse, prevenir, orientarse al crecimiento y transformarse a largo plazo. Estos rasgos los comparten el 14% de las empresas que han crecido en sus resultados finales durante recesiones, según Boston Consulting Group (BCG).

“El futuro posterior a la crisis estará delimitado por los cambios en los comportamientos de los consumidores, que están impulsando patrones divergentes de consumo y la recuperación del precio de las acciones en diferentes sectores. Al anticipar este nuevo mundo y aprovechar la oportunidad en la adversidad, debemos pensar en considerar varias fuerzas de formación: nuevos aprendizajes, nuevas actitudes, nuevos hábitos y nuevas necesidades” indicó el artículo elaborado por Martin Reeves, Lars Faeste, Kevin Whitaker y Mark Abraham de Boston Consulting Group.

En China, la crisis de COVID-19 generó que los índices bursátiles de todos los sectores cayeran bruscamente en paralelo, pero después de este choque inicial, se recuperaron a diferentes velocidades. Algunos, como el transporte y los bienes de consumo duraderos, continúan deprimidos; otros como software, equipos y servicios de atención médica ya han excedido sus niveles anteriores a la crisis.

“El 69% de los consumidores chilenos reconoce que el país está atravesando una crisis económica, según el reciente reporte de Consumer Sentiment de BCG para la
región. Además, el 57% se siente optimista de cara a los próximos cinco años, a pesar de la incertidumbre generada por la pandemia. En este contexto es importante que las organizaciones aprendan a operar gestionando los desafíos diarios, a la vez que mantengan una mirada más amplia para integrar oportunidades y mejorar su eficiencia organizacional de cara a la etapa de nueva realidad”, señala Cristián Carafí, managing director y partner de BCG en Chile.

¿Cómo será el mundo cuándo todo termine?

1. La crisis cambiará las actitudes de los consumidores creando una mayor conciencia de las creencias alteradas sobre la higiene personal y ambiental. También sobre la salud, las relaciones sociales, los viajes y la preparación para situaciones de crisis. Esto ya está impulsando la demanda de desinfectantes, productos de limpieza antibacterianos, consejos de salud, seguros de salud, productos de preparación para desastres, entrega de bienes o servicios adquiridos online y muchas otras categorías.

2. Algunos nuevos comportamientos forzados por la crisis probablemente se mantendrán como nuevos hábitos después de que la epidemia haya retrocedido. Estos pueden incluir trabajo remoto y compras en el hogar, lo que generará oportunidades de conectividad, aprendizaje a distancia, videoconferencia, equipo de oficina en el hogar, comercio electrónico, servicios de entrega y similares. Las corporaciones y los empleados también pueden ver oportunidades para reducir los viajes y la presencia física de manera continua.

3. Se revelarán algunas necesidades no satisfechas, que pueden convertirse en objetivos para la innovación. Ya vemos empresas chinas que han tenido más tiempo para adaptarse a la crisis, creando nuevos tipos de seguro de salud y nuevos tipos de modelos de negocios online y offline. Es probable que veamos innovaciones en las compras en el hogar, colaboración, información de salud, productos de salud e higiene y productos de limpieza, y beneficios de higiene que se crean para todo tipo de servicios y productos. En este nuevo escenario ¿cómo las empresas pueden crecer y dar forma a estas oportunidades emergentes? BCG sugiere seis factores clave de éxito:

1. Mantener una mentalidad de oportunidad en la adversidad. Las compañías que prosperarán durante y después de la crisis crean y buscan las ventajas en situaciones desfavorables. Tales oportunidades existen en todos los sectores.

2. Mirar hacia el futuro. Si bien la empresa promedio probablemente se centrará en la crisis en sí misma, algunos anticipan el inevitable repunte de la demanda, la posibilidad de recesión y las oportunidades para innovar y repensar sus modelos de negocio. Prepárese para diferentes escenarios, así estará forjando activamente su propio destino.

3. Estar atento a señales menos obvias. En una crisis muchas empresas se preocupan principalmente por gestionar los desafíos inmediatos. Sin embargo, aquellas que observen más allá de la problemática, verán que la demanda de algunas categorías aumenta, que los clientes piden cosas que actualmente no están disponibles o que las empresas innovan en sus negocios. Para captar estas señales menos obvias preste atención a los patrones cambiantes de creencias, comportamientos y demanda y escuche muy de cerca a los clientes.

4. Crear un plan para su negocio. Las empresas más efectivas se centran en el largo plazo y crean una estrategia, es decir, un estado final objetivo y un camino y un plan para alcanzarlo. Esto lo hacen de una manera heterogénea, creando diferentes prioridades y estrategias para diferentes partes del negocio. En particular, identifican y apoyan nuevos pilares de crecimiento emergentes.

5. Moverse rápido. La pandemia se desarrolla y cambia más rápido de lo que la mayoría de las organizaciones pueden rastrear, por lo que se hace difícil pensar en el futuro. Por ello, las compañías deben actuar contra-reloj para mantenerse al día con los eventos. Esto aplica no solo a la gestión de crisis, sino también a las actividades de innovación y creación de nuevos negocios.

6. Transformarse. La agenda de transformación a largo plazo para una empresa no desaparece durante una crisis, pero la atención se puede desviar fácilmente de ella. De hecho, la agenda a largo plazo probablemente requiera renovación, ya que el estado final puede haber cambiado. BCG sugiere que las empresas que prosperan durante una crisis son aquellas que la ven como una oportunidad para duplicar sus planes de transformación a largo plazo.

El artículo completo “¿Cómo será el mundo cuando todo termine?” está disponible en la web de BCG.

Foto: Unsplash.com

En profundidad

Únase a la conversación