España creará ‘start up’ biotecnológicas inspiradas en modelo israelí

0
startups_biotecnologicas_israel.jpg

El objetivo es destinar cerca de 1.200 millones de euros para generar fondos de capital riesgo de gestión privada.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

El Gobierno de Mariano Rajoy está analizando si su plan de creación de start up biotecnológicas es importable.

Hacia 1993, Israel decidió crear un ecosistema que favoreciera la innovación empresarial y así generar actividad económica, en un país pequeño que carecía de recursos naturales y en medio de un entorno hostil. Diez años después, el programa se materializó con la constitución de un fondo de 210 millones de dólares para invertir en start up biosanitarias. El 85% del capital lo aportó el Gobierno, frente al 15% que procedía de manos privadas y son estos últimos quienes se encargan de administrar el dinero y los proyectos.

Los resultados parecen avalar el modelo: con cerca de 600 inversiones anuales, hoy existen alrededor de 3.500 compañías tecnológicas en Israel.

Aunque una de cada dos iniciativas fracasaba por el camino, los fondos de capital riesgo han logrado en una década una rentabilidad del 40%, ya que el ámbito biosanitario es uno de los que más retorno ofrecen.

Pero la iniciativa tuvo otra repercusión colateral, ya que logró generar un efecto llamada y grandes multinacionales, como Microsoft, Samsung, Intel, IBM o Cisco instalaron centros de I+D en Israel. De los diez fondos de inversión que más retorno han logrado desde que comenzó la crisis, la mitad están especializados en el sector biotecnológico, sólo equiparable a las gestoras centradas en mercados emergentes.

El objetivo del gobierno es destinar cerca de 1.200 millones de euros para generar fondos de capital riesgo de gestión privada.

Aunque España pretende replicar este modelo, expertos aseguran que el camino no está libre de obstáculos. El Gobierno destina menos del 1% de su Producto Interior Bruto (PIB) a I+D, frente al 4,5% de Israel o el 2,2% de Estados Unidos. Las cifras en capital riesgo tampoco acompañan, ya que la inversión media del sector por habitante es de 3 dólares en España, frente a los 177 dólares del país hebreo.

En profundidad

Únase a la conversación