Educación

¿Es mejor aprender un idioma o saber programar?

0
programming-942487_1920.jpg

Uno de los senadores del estado de Florida en Estados Unidos quiere equiparar la programación con un lenguaje más, como el español, el francés o el alemán.

Por

Por Pablo G. Bejerano para Think Big. En Florida está teniendo lugar un debate polémico y peculiar. Uno de sus senadores ha propuesta que en el colegio los niños elijan entre un segundo idioma y aprender a programar. En la práctica esto supone equiparar la programación con un lenguaje más, como el español, el francés o el alemán. El senador defiende que el código es lo suficientemente útil como para ponerse a la altura de otras lenguas y afirma que es un lenguaje global y forma parte de nuestra cultura global.

Entre sustituir un segundo idioma por la programación y no enseñar código en las aulas hay muchas opciones intermedias, que forman parte del debate que se está viviendo en Florida. Hay posturas para todos los gustos, desde las más excluyentes hasta las que apuestan por un equilibrio de intereses.

En todo caso el debate pone de relieve una realidad: la cada vez más imperiosa necesidad de enseñar programación en las escuelas. El autor de la propuesta de Florida es un antiguo directivo de Yahoo, que ve la programación como la lengua franca de la era tecnológica.

En los últimos años han surgido una serie de herramientas destinadas a introducir la programación en las aulas de una forma didáctica. En vez de enfrentarse a una pantalla repleta de letras, números y caracteres los más pequeños se plantan delante de una interfaz que les lleva de la mano, a través de objetos (ya programados por debajo) con los que pueden jugar.

Programas como Scratch ofrecen un entorno afable para que los niños aprendan los rudimentos de la programación y una forma de pensar que les favorezca a la hora de adquirir conocimientos superiores en la materia. Las ventajas no se refieren únicamente al campo de la programación sino que los alumnos también desarrollan el pensamiento abstracto.

Estas ventajas añadidas, aparte de las más evidentes, relacionadas con el campo de la informática, son un motivo más para contemplar la programación como una asignatura importante en la educación primaria. En ciertas partes de Estados Unidos la materia se considera parte del plan de estudios y en otros países, como Israel, Finlandia o Estonia, se han puesto en marcha programas para incluir el lenguaje del código entre los conocimientos obligatorios entre los estudiantes.

Imágenes | Pixabay

En profundidad

Únase a la conversación