Liderazgo

El liderazgo resiliente que las empresas necesitan

0
christin-hume-hcfwew744z4-unsplash.jpg

Muchas personas están estresadas con este formato, porque no están realizando sus tareas en un escenario de normalidad. Varios trabajan más que cuando estaban en sus oficinas, a lo que se suma la incertidumbre.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

En medio de la crisis por el COVID-19, varias organizaciones demandan estilos de liderazgo que se adapten a los nuevos requerimientos de sus trabajadores, muchos de ellos trabajando desde sus casas o arriesgando su salud yendo a las empresas.

Poco antes de que se declarara la pandemia, un reporte de Mercer sobre Tendencias Globales de Talento 2020 revelaba algunas percepciones: "El 34% de los empleados prevén que sus puestos de trabajo serán reemplazados en los próximos tres años, el 61% de los empleados creen que sus empleadores los están preparando para el futuro del trabajo y el 55% confía en que su organización los capacitará en nuevas habilidades en caso de que su puesto cambie como consecuencia de la automatización", dice el estudio.

Sin embargo, si hay algo que se ha cuestionado en estos momentos es la poca preparación que tienen algunos trabajadores con respecto a la tecnología y el escaso apoyo técnico brindado por sus empleadores. Una encuesta realizada en Chile por el Programa Teletrabajo 2020, muestra que sólo el 19% de quienes trabajan en forma remota han sido capacitados.

A su vez, sólo el 36% considera que su empresa se ha preocupado de profundizar en el cambio cultural que significa trabajar en forma remota, tomando en cuenta no sólo el contexto de pandemia, sino que lo que viene para el futuro; y que más del 70% de las personas que trabajan en formato remoto están sobrepasadas, cansadas, estresadas y sin posibilidad de salir de ese lugar en el corto plazo.

El estrés se genera, en varios casos, porque no están realizando sus tareas en un escenario de normalidad: trabajan más que cuando estaban en sus oficinas y, además,  hay demasiada incertidumbre.

Es por esto que el liderazgo se vuelve fundamental. Aunque también tiene una enorme cantidad de retos. Una encuesta conjunta entre Mercer y Whalecom, en Perú, reveló que los grandes desafíos de los líderes ahora era sostener la motivación, hacer un buen seguimiento, encontrar el modo de liderar a distancia, generar cercanía, ser más ágiles y transmitir tranquilidad. Y sumado a esto, además, deben ser resilientes, es decir, tener competencias o comportamientos como visión y propósito; estabilidad emocional; flexibilidad y adaptabilidad; y comunicación doble vía.

Para el CEO de Mercer Perú, Gabriel Regalado, “el liderazgo resiliente, basado en proveer un norte, adaptarse a las situaciones y comunicando de una manera positiva, clara y honesta, será clave en este momento y pieza fundamental en el futuro inmediato”.

No por nada, en esta encuesta se registra que el 70% cree que esta nueva forma de conexión entre el líder y el equipo genera un impacto positivo en la motivación y sentido de pertenencia.

En profundidad

Únase a la conversación