El Libro del Fracaso: aprende a abrazar al oso

0
fracaso-emprendimiento.jpg

El FuckUp Book surge del éxito de las FuckUp Nights, eventos originales de México, ahora internacionales, en los que se relata cómo se fracasó en un emprendimiento.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

¿Quién habla del fracaso abiertamente? Realmente son pocos, más aún si se trata de indagar sobre el fracaso empresarial, sus causas y sus efectos. Pero ya existe una compilación de este tipo de fracasos, realizada por gente especialista en él por experiencia propia, indirecta y hasta científica.

El FuckUp Book surge como proyecto consecuente del éxito (ironía, por favor) que han tenido las FuckUp Nights, eventos originales de México, ahora internacionales, donde la gente relata sobre cómo fracasó nefastamente con un emprendimiento.

¿Por qué es importante hablar del fracaso? Porque hay que perderle el miedo. Es la consecuencia más recurrente entre emprendedores, y de la que menos se quiere discutir, y por tanto para la que menos estamos preparados.

Entre más te familiarizas con la palabra "fracaso", comienzas a encontrarle un sentido provechoso, no aterrador. Van siete veces que la escribo en este texto, y no es por accidente ni me siento incómodo. ¿Y tú?

El Libro del Fracaso no es un manual, no te va enseñar como evadir el fracaso y mucho menos cómo triunfar. Es un ensayo y estudio amenamente serio, que toma prestada la forma de "libro de autoayuda" para ayudar a comprender qué es el fracaso, cómo puede manifestarse y qué representa a nivel individual y social.

El libro invita a realizar diversas tareas, no a través de etapas o niveles, sino por circunstancias e intenciones que el lector debe identificar de sí mismo. Ejercicios vergonzosos para perder el empacho, para “abrazar al oso”.

Intenté hacer algunos ejercicios y fracasé. Fracasé en fracasar, lo que de acuerdo al ejercicio es haberlo hecho bien. Otros ejercicios tomarán más tiempo, estoy esperando resultados. Aquí sigo, con la misma autoestima pero con menos vergüenza, porque ya no es desconocido para mí el fracaso en esas circunstancias.

Lo más valioso y grato de El Libro del Fracaso es el acto de “desnudarse con palabras”. Llevar las FuckUp Nights al texto e identificarse con personajes y narradores reales, que le han pegado al entretenimiento, al comercio, a la producción de bienes y servicios y hasta la política, y lo que recibieron fue una cachetada y zape tan fuertes que los tumbaron.

Ahí siguen igual que yo, compartiendo sus historias. El fracasó no los mató, ¿los hizo más fuertes? Bueno, eso ya depende de ellos.

Mi vida, al igual que la de quienes participan en el también llamado FuckUp Book, está llena de fracasos. Seguramente también la tuya, y al igual que yo y el resto de los que puedes ver o escuchar a tu alrededor, tampoco quieres admitirlo, porque ante todo está la imagen de lo representas, y nadie quiere ser visto como fracasado, la figura más repudiada en esta sociedad.

Fracasar no nos convierte en fracasados. Lo que nos hace fracasados es no reconocer nuestros propios fracasos, y peor aún, darse por vencido.

Eso no lo dice el libro, eso lo aprendí por mi cuenta, pero el libro confirmó mi suposición. Números, relatos, consejos y reflexiones contenidos evidencian lo frecuente y universal que es el fracaso, pero también exhibe que no equivale al fin de tu vida. Quizás sí de tu estilo, pero no de tus oportunidades.

El FuckUp Book podría ser una guía para emprendedores o un buen libro de autoayuda, pero no lo vilipendiemos así. Sí brinda información útil para quien tiene la ambición de iniciar una empresa, pero su trascendencia está en iniciar, promover y fortalecer una conversación incómoda tan urgente.

En profundidad
    • Categoría

Únase a la conversación