Management

El 48% de los líderes empresariales reconocen la necesidad de optimizar el entorno laboral

0
maya-maceka-yw-qgw_ijxg-unsplash.jpg

Temas como la seguridad, la profundidad de la experiencia técnica y la capacidad de entregar resultados alineados con los objetivos comerciales, son claves como parte del abastecimiento inteligente.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

A medida que las empresas buscan recuperarse y responder a un entorno cada vez más cambiante a raíz de la pandemia mundial por COVID-19, los proveedores de servicios son desafiados para aumentar su valor.

Temas como la seguridad, la profundidad de la experiencia técnica y la capacidad de entregar resultados alineados con los objetivos comerciales, son claves como parte del abastecimiento inteligente, de acuedo al Informe de Servicios Administrados Globales 2020 de NTT Ltd., realizado en 5 regiones, 29 países y que contiene las opiniones de 1.250 líderes empresariales y de TI.

Según los resultados, el 48% de los líderes empresariales ya reconocen la necesidad de optimizar el entorno del lugar de trabajo para satisfacer las demandas de una fuerza laboral en evolución. Esto demuestra que asegurar que los empleados puedan permanecer conectados de forma segura, productiva y eficiente, es hoy una de las principales prioridades de la agenda de liderazgo.

A esto se suman que la reducción de los riesgos de seguridad no solo es el mayor desafío que enfrentan los equipos de TI a nivel mundial, sino que es la razón principal para definir el proveedor de servicios y la experiencia técnica es el impulsor número uno para la selección de un proveedor de servicios, con infraestructura en la nube y seguridad que lideran las demandas.

Para permitir que las organizaciones a nivel mundial se recuperen y se readapten al nuevo entorno macroeconómico en el que operan, el abastecimiento inteligente juega un papel vital.

Es así como el informe asegura que el abastecimiento inteligente se aleja de la tradicional, advirtiendo que la selección de proveedores de servicios debe ir más allá de la entrega de soluciones tácticas de TI, sino que además puedan entregar resultados comerciales alineados con los objetivos de una organización.

El estudio de NTT Ltd., revela además que el 57% de los encuestados mencionó los riesgos de seguridad como un desafío clave para administrar la TI internamente, un tema que no es de extrañar considerando el impacto del COVID-19. De hecho, la encuesta establece que las organizaciones están luchando para defenderse de un panorama de amenazas complejo y cada vez peor, por lo que la gran mayoría (55%) recurren a los proveedores de servicios por su capacidad de ayudar a reducir los riesgos de seguridad.

De hecho, el 32% de los encuestados calificó la seguridad como el factor más importante, en comparación con el 30% que mencionó mejorar la eficiencia operativa y el 29% mejorar el rendimiento y la disponibilidad.

Además, el informe destaca que el 84% de las organizaciones cree que las asociaciones de servicios administrados proporcionarán valor durante los próximos tres a cinco años, a través de sus capacidades de seguridad.

“Durante estos tiempos difíciles que vive Chile y el mundo, las organizaciones pasan por una serie de fases y priorizan la seguridad como un mecanismo de respuesta y recuperación inicial. Quieren más que un proveedor. Y en su lugar, buscan socios verdaderos que los ayuden a adaptarse a la situación actual, pero también a recuperarse rápidamente cuando el entorno empresarial se reinicie y retome su ritmo habitual”, comentó Guillermo Moya, general manager de NTT Chile.

En profundidad

Únase a la conversación