Emprendimiento

Dos argentinos y un objetivo en común: buscar emprendimientos sociales por América

0
14589762_1509141679099743_837437180813170446_o.jpg

Mariano Sioli (21 años) y Valentín Abella se encuentran recorriendo el continente en el marco de la iniciativa "Huellas por América".

Por

Mariano Sioli (21 años) y Valentín Abella (22 años), son dos jóvenes argentinos licenciados en Administración de Empresas que se embarcaron hace medio año en una aventura por América con el objetivo de estudiar y conocer organizaciones que trabajan para revertir problemáticas sociales de manera innovadora

Convencidos de que el concepto de empresa social está tomando una fuerza muy grande en el mundo y con el apoyo de Assist Card, palparon en su viaje esta realidad que, a su juicio, “hace que, incluso hoy, las empresas tradicionales estén acercándose a este modelo más híbrido, tomando conciencia de todo lo que las rodea y no solo buscar ganancias”.

Durante su paso por diferentes países, los aventureros pudieron conocer ideas tales como lámparas que acercan el acceso de la energía solar a grupos desposeídos, máquinas expendedoras de productos a granel destinadas a sectores vulnerables y portales educativos para reducir las brechas educacionales, entre otros.

Sin embargo, Mariano Sioli, explicó que fue la idea de un holandés en California el que a esta hora lo ha cautivado más. El europeo desarrolla una aplicación de inteligencia artificial (como “psicólogo virtual”) para casos de estrés postraumático y muy aplicable para personas afectadas por desastres naturales, entre otros.

También se sorprendió con una organización en México dedicada a la fabricación de paneles solares que instalan en viviendas rurales de bajos recursos donde no tienen acceso a la red eléctrica, haciéndolo a través de varios modelos de negocio (venta, alquiler o concesión).

Otro caso que les llamó mucho la atención fue el de una empresa dedicada a la construcción de viviendas de bajo costo en conjunto con las comunidades y a través de un esquema de subsidios.

“A su vez conocimos turbinas eólicas de bajo costo y eficiencia (EE.UU), un hospital oftalmológico también de alta eficiencia y muy bajo costo (Panamá), y una embotelladora de agua que reinvierte en trabajos de potabilización y educación en salud (Perú)”, indicó Mariano.

En Chile también conocieron empresas de servicios web y programación por parte de personas en situaciones vulnerables y otras dedicadas a acelerar proyectos y generar espacios para el desarrollo del ecosistema.

Actualmente, los dos jóvenes se encuentran continuando su viaje hacia Buenos Aires luego de atravesar Mendoza, San Luis, Córdoba y parte de Santa fe.

Imágenes | Facebook

En profundidad

Únase a la conversación