Recursos Humanos

COVID-19 en México: restaurantes y papelerías son los más afectados

0
jason-leung-poi7delfiva-unsplash.jpg

Se calcula que 10% de los micronegocios bajarán sus cortinas permanentemente y no alcanzará a llegar a finales de Semana Santa.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

Las medidas tomadas para prevenir contagios por coronavirus como la suspensión de clases y home office que evita que trabajadores consuman productos y/o servicios cercanos a la zona de trabajo comienza a tener impacto en las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), principalmente en restaurantes, papelerías, cines y transporte.

“Al tener suspensión de clases se ven afectadas las microempresa que tienen que ver con ello, alrededor en un 90 por ciento”, dijo en entrevista Daniel Eduardo Contreras Pérez, presidente de la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope).

Al respecto, dijo que los negocios más afectados son las cooperativas escolares, que bajan la venta 100%, las papelería que tienen una reducción del 80% de ventas, así como la venta de uniformes que baja 90% su consumo y el café internet que reduce 40% la asistencia.

Pero no son los únicos negocios que se ven afectados, también los hoteles, líneas de autobuses, agencias de viaje, restaurantes, bares y cantinas, cines, teatro, museos y parques de diversión y ferias que se verán afectados por la falta de concurrencia en Semana Santa.

Debido a esto, se calcula que 10% de los micronegocios bajarán sus cortinas permanentemente y no alcanzará a llegar a finales de Semana Santa.

Sin embargo, las tiendas de abarrotes, misceláneas, mercados y otros negocios en zonas habitacionales pueden tener un repunte en ventas porque las medidas de seguridad emitidas por la Secretaria de Salud invitan a no salir de casa, y de ser necesario sólo hacerlo por cuestiones necesarias, que serían víveres y artículos de primera necesidad. En este sentido la tiendita de la esquina y los mercados de la colonia incrementarían sus ventas.

Por ello, la Canacope invita a la población a realizar sus compras en los negocios de la colonia, para incentivar la economía y permitir que estas empresas permanezcan.

“Ya que muchos de estos establecimientos de no verse favorecidos con la preferencia del consumidor, tienen un gran riesgo de no sortear el término de la semana santa” detalló Contreras.

Ello porque estos negocios familiares viven al día o al mes de sus ventas y el ingreso lo destinan a pagar la renta, teléfono, luz y honorarios, quedando en grave riesgo de cerrar si no cuentan con la venta necesaria para subsistir.

“Hacemos un atento llamado a los consumidores a ayudar a los comercios familiares, microempresas y pequeñas empresas mexicanas, para que, en esta crisis económica, apoyen consumiendo en este sector comercial, quienes son el motor del empleo en nuestra ciudad, con lo que podemos evitar un mayor número de desempleos en el país”, mencionó Contreras.

Al respecto de la cadena de suministro, Contreras dijo que la organización ha hablado con los abarroteros de la Central de Abastos, quienes han expresado estar preparados ante la contingencia y tienen previsto el cumplimiento con la demanda, es decir “No tenemos punto de foco rojo para desabasto de productos”.

La Canacope también invito a los comercios a incentivar la venta a dominio por medio de aplicaciones, como una solución ante la falta de consumidores.

Foto: Unsplash.com

En profundidad

Únase a la conversación