Recursos Humanos

Consejos sobre cómo hacer tiempo... para ir al gimnasio

0

¡¡No más estrés!! El blog Brazen Life ofrece cinco consejos sobre cómo congeniar largas horas de trabajo y el ejercicio físico

Por

Combatir el estrés parece una preocupación más común entre ejecutivos y otros profesionales. Al menos así lo demuestran los informes estadísticos de América Economía. Y como ya se conoce, el ejercicio físico es una manera efectiva no solo para mantenerse sano y atractivo, sino un método para librarse del estrés laboral acumulado.
Al respecto, Brazen Life, blog dedicado a jóvenes profesionales, acaba de publicar una lista de consejos para organizar el tiempo de forma tal que alcance el día para ir al gimnasio.
1. Encuentre la inspiración: Tome el ejemplo de algún colega, alguien que admire por su salud, talento y resultados en el trabajo, y que al mismo tiempo encuentra la oportunidad para practicar algún deporte o visitar el gimnasio con frecuencia.
2. Convierta “hacer ejercicios” en un evento social: Involucre a amigos y colegas en su proyecto. Practicar o inventarse coreografías de “zumba” entre las chicas u organizar partidos de baloncesto entre los hombres puede ser tanto o más divertido que irse de compras o juntarse en el bar más próximo a la oficina.
3. Primero el gimnasio, luego la oficina: Por mucho que suene a sacrificio adelantar la hora de la alarma en el reloj, esta estrategia es mucho más realista que esperar a la hora de salida, cuando todo el agotamiento y la tensión del día se acumula en los hombros y la espalda. En las mañanas, una diferencia de 40 minutos puede hacer la magia.
4. Todo lo que necesita son 30 minutos: Media hora de ejercicios cardio es más que suficiente para expulsar la energía acumulada de nuestro organismo, o revertir el estrés, mientras de paso se quema la cerveza o las empanadas del día anterior. O mejor, se previene el almuerzo largo de trabajo agendado para hoy.
5. Encuentre el ejercicio ideal para usted: si no tiene alma de maratonista, quizás se sienta como pez en el agua en una práctica de natación. Hay más modalidades de ejercicio físico, divertidas y eficaces a la vez, de las que nos podemos imaginar. Es solo cuestión de unos minutos de búsqueda en internet antes de encontrar la ideal.

Únase a la conversación