Finanzas

Conoce estos dos tipos de inversiones para que utilices tu aguinaldo

0
alone-bills-cash-1435192.jpg

Finerio te da algunos consejos para que administres mejor tu aguinaldo y lo hagas crecer con fin el de cumplir tus metas.

Por

El aguinaldo es una prestación a la que tienen derecho todos los trabajadores con una relación laboral remunerada y subordinada a un patrón. Debe entregarse a más tardar el 20 de diciembre. Aquí puedes calcular el aguinaldo que te corresponde.

El aguinaldo representa un reconocimiento a tu esfuerzo anual, por ello, sabemos lo importante que es poder ahorrarlo; muchas veces, esto representa un reto debido a los gastos de la temporada.

En Finerio, queremos darte algunos consejos para que administres mejor tu aguinaldo y lo hagas crecer con fin el de cumplir tus metas.

1. Ten tu meta presente

Muchas veces por pensar en los beneficios inmediatos, olvidamos cuáles son nuestras metas a largo plazo y lo que necesitamos para cumplirlas. Piensa en aquello que has querido comprar desde hace tiempo, pero no has podido: un automóvil, un viaje, una casa; estudiar en el extranjero, tu retiro…

Si quieres cumplir tus metas, establece una fecha para cumplirlas, de lo contrario solo las pospondrás. También, elabora una estimación del costo, de esta manera, sabrás cuánto tienes que ahorrar al mes para cumplir ese sueño en el tiempo que te propusiste.

2. Elabora un presupuesto

A finales e inicios de año existen varios gastos, por lo que probablemente utilizarás tu aguinaldo para la cena de navidad, los regalos y, quizá, algún viaje de fin de año; pero también guarda una parte para el pago de deudas y por supuesto, ahorra para tus metas.

Para que no se te vaya todo en los gastos de la temporada, es muy importante que elabores un presupuesto de cuánto dinero deseas gastar.

Te invitamos a usar nuestra calculadora de presupuesto, la cual hace una estimación de los gastos que deberías tener en comida, hogar, servicios, regalos, entre otras categorías; todo con base a tus ingresos. Además, te dice cuánto puedes ahorrar sin sacrificar tu estilo de vida.

3. Ya sabes cuánto dinero puedes ahorrar, así que aquí te dejamos algunas opciones de inversión

Elegir un instrumento de inversión depende del tiempo en el que quieres cumplir tu meta y del nivel de riesgo que quieres tomar. Existen dos grandes opciones:

1. Instrumentos de inversión en renta variable

Son aquellos instrumentos que, al contratarlos, no conoces los rendimientos que te generarán al finalizar el plazo, como son acciones y fondos de inversión. Asimismo, en esta categoría también se pueden incluir activos como las criptomonedas.

Generalmente, estos instrumentos son ideales para inversiones a largo plazo, es decir, mínimo cinco años, aunque en algunos casos es más o menos tiempo. ¿Para cuál de tus metas te sirve? Invertir en la bolsa de valores puede parecer solo para profesionales o para personas con mucho dinero, pero esto no es así, puedes invertir desde US$5 en plataformas como Kuspit.

Asimismo, las inversiones en la bolsa de valores son más riesgosas, pueden tener muy buenos rendimientos. Sí, también en las crisis. 

Por ejemplo, según GBMHomebroker, las acciones de Amazon desde 1997 hasta el 2018 han tenido un crecimiento del 35,000%. Un rendimiento anual hipotético sería alrededor de 1,150%. Claro, por varios años ninguno de los inversionistas tuvo ganancias de ese tamaño, pero sí tuvieron rendimientos que aumentaron poco a poco, hasta alcanzar un boom.

Otro ejemplo es el de Bitcoin que, a pesar de sus estrepitosas caídas, en cinco años, ha tenido un crecimiento del 400%. Si esto se divide entre cinco años, estaríamos hablando de un rendimiento anual de alrededor de 80%; muy superior a lo que dan los bancos u otros instrumentos.

Comprar criptomonedas es cada vez más fácil mediante plataformas como Bitso o Ripio. Al hacer este tipo de inversiones, siempre debes informarte muy bien, recuerda que a mayores rendimientos, mayor el riesgo, por lo que debes: hacer todo lo que esté en tus manos para mitigarlo; conocer los errores más comunes, darle seguimiento a tus inversiones y respetar la regla de oro, no entrar en pánico y vender, si cae el valor de tus acciones o criptomonedas.

2. Instrumentos de deuda o plazo fijo

Son instrumentos emitidos y respaldados por el gobierno o empresas. Al comprarlos, conoces cuál es el rendimiento que se obtendrá al finalizar el plazo. Estos instrumentos pueden servir para inversiones de corto plazo, como un mes o un año. Algunas opciones son Cetes, Cedes, Pagarés o préstamos entre particulares (P2P).

Los Cetes son bonos emitidos por el gobierno, por lo que son muy seguros y puedes disponer de tu dinero en poco tiempo. Puedes invertir desde US$5, a 28, 91, 182 y 364 días; con rendimiento de 8.49% anual (tasa de interés al 21 de noviembre de 2018).

Por otra parte, los pagarés consisten en préstamos a los bancos que, a su vez, prestan a sus clientes. En consecuencia, los bancos se comprometen a pagar el dinero a sus prestamistas al final de un determinado plazo, más rendimientos.

Puedes contratar pagarés en un banco al plazo de tu elección: a 1, 28, 91, 182 o 360 días; aunque te piden invertir montos un poco más altos. Por ejemplo, Inversión Naranja de Banregio te da el 10% en rendimientos hasta 6 veces en un año, invirtiendo desde US$488; Banco Azteca está ofreciendo 10% de rendimientos a plazo fijo por inversiones desde US$1.220, desde su app de banca móvil.

Otra opción muy atractiva son los préstamos entre particulares o P2P. En esta modalidad, tú les prestas a otras personas, sin la intermediación de un banco y, a cambio, recibes tu pago con un interés. Esto se puede realizar por medio de las fintech (tecnologías financieras) que funcionan en internet.

En varias plataformas puedes invertir desde US$5 a plazos de 30, 90, 180 o 360 días. Por ejemplo, en Kubo Financiero, institución que está regulada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), puedes invertir desde US$5, con un rendimiento alrededor de 11.00% anual, pero si eres un poco más arriesgado, puedes elegir proyectos con un rendimiento anual de 20% o más.

En conclusión, no necesitas una gran cantidad de dinero para comenzar a invertir.  Existen muchísimas opciones de inversión, elige la que más se adapte a tu perfil como inversionista y a tu meta, así aprovecharás al máximo tu aguinaldo.

FOTO: PEXELS.COM

En profundidad

Únase a la conversación