Gestión de Carrera

Cómo ganarse el puesto del ejecutivo senior

0

Sepa cómo cumplir los requisitos que no se piden por escrito.

Por

La oficina de un ejecutivo senior está entre las ambiciones de todo ejecutivo. A esto se refiere la publicación estadounidense The Wall Street Journal que brinda un grupo de consejos para conquistar el cargo.

Lo primero es saber que se compite contra colegas igual de capaces, por una oferta escasa, sino única. Y por eso el hecho de que todos gusten del trabajo que uno ha hecho hasta el momento, no es garantía suficiente de vencer la competición. Por otra parte, los boards de selección del ejecutivo senior rara vez divulgan los requerimientos adicionales que esperan encontrar entre los ejecutivos candidatos.

1. Evitar lucirse como el ganador antes de tiempo.

Mostrarse como el favorito llama la atención de todo el mundo. Entonces se corre el riesgo de que todos reparen incluso en los errores pequeños.

2. Anticipar largos períodos de prueba.

La carrera por este puesto puede durar años. Es frecuente que cuando un ejecutivo senior anuncia su retiro o una promoción a la posición de CEO, es porque ya se tiene una idea bastante clara de qué candidatos pueden asumir su rol en lo adelante. Anticipar este tipo de situaciones, midiendo las decisiones y actuando en consecuencia, es una movida inteligente.

3. Dar a los ejecutivos subordinados créditos extra. Comúnmente, aquellos a la cabeza de una empresa, se expresan en un tipo de discurso que indica un matiz plural. Los logros de la empresa no son de ellos en lo personal, y expresados en singular, sino los de todo el colectivo. En este sentido, es aconsejable adoptar esa forma de hablar desde temprano, demostrando así un espíritu de liderazgo, de comunalidad y de que se sabe que no se trabaja solo, sino dentro de un colectivo.

4. Hacerse amigo del rival.

Es importante comunicar un espíritu de camaradería que se sostiene entre los ejecutivos. Debe hacerse visible que en nuestro caso, si gana el colega que también está en competencia tácita por el puesto, nosotros estaremos dispuestos a trabajar para él. Es una forma de comunicar a los ejecutivos top que la primera prioridad es la empresa, y sólo después vienen las ambiciones personales.

5. Distinguirse del resto.

En este caso se trata de apañárselas para demostrar que por un lado, se es capaz de ser un gran jugador de equipo, pero de otro lado, también debe quedar claro que se tienen las herramientas y el carácter suficiente para desempeñarse en las altas esferas. Es mostrar lealtad e independencia a la vez.

6. La avaricia no es buena.

El tema del salario y los bonos es delicado. Conformarse con poco es no reconocerse mérito, pero propasarse puede resultar de mal gusto para los miembros del comité de selección.

En profundidad

Únase a la conversación