Gestión de Carrera

¿Cómo enfrentar un cambio de empleo o carrera en 2015?

0
empleo.jpg

Dejar un empleo seguro para iniciar un negocios propio es cada vez más común.

Por

Año nuevo, vida nueva. El dicho es viejo, pero puede ser absolutamente actual para muchas personas. Ese es el mes de aguinaldo, vacaciones, pero muchas personas aprovechan su tiempo libre y dinero para invertir más en su nuevo negocio y cambiar una vez en su carrera.

Todavía existe cierto tabú a la hora de dejar un empleo seguro por apostar a uno nuevo, y mucho de eso pasa porque las personas, casi sin querer, terminan por crear un vínculo con la profesión que ejercen, con el cargo ocupado y con el salario que reciben. Pero tanbién existe la presión externa de la familia y amigos, que condenan el hecho de dejar de lado un carrera ya consilidada por algo nuevo, aún más cuando se trata de personas con más experiencia. Pero pese a todos esos obstáculos, es cada vez más común observar a personas que dejan de lado su vida "segura" para seguir el camino que desean, aunque eso exija mayor esfuerzo y traiga menos retorno financiero, por lo menos al inicio.

Según Madalena Feliciano, directora de proyectos de la empresa Outliers Careers, dejar un trabajo estable para abrir su propio negocios puede parecer atemorizante. Para ese gran salto es necesario estar preparado, tener una buena planificación y saber con quien contar. "No existe la receta para que el resultado sea 100% positivo, pero existen algunas actitudes que pueden ser llevadas a cabo para que el periodo de transición traiga consigo aprendizaje y éxito, incluso si es un plazo más largo", explica.

Antes que todo, el profesional necesita saber si tiene una buena idea para llevar en práctica y, para eso, es necesario estudiar el área de actuación, estudiar a los competidores, tener buenos consejeros, un capital inicial disponible para invertir en la empresa, tener la certeza que el nuevo empleo traerá más satisfacción que el antiguo, creer que el negocio no quebrará en menos de tres años, una buena red de contactos y autoconocimiento para saber si él es disciplinado para mantener el negocio propio.

"Más allá de todo, el profesional que desea emprender necesita estar consciente que muchas veces el nuevo trabajo ocupa más tiempo que el antiguo, principalmente al inicio. Por eso, debe ser algo agradable. Prepárese para las noches trabajando y pensando en cómo resolver los posibles problemas", dice Madalena Feliciano.

El profesional dice que el nuevo empresario debe ser capaz de describir en pocas palabras lo que su servicio/producto es capaz de beneficiar a los clientes. "Es a partir de este momento que se concreta lo que está haciendo, dejando claro que usted sabe lo que tiene que ofrecer al mercado y cómo lo hará", explica.

El experto comenta que esto no es una meta fácil de alcanzar, pero no existe una edad máxima para ser realizada (a diferencia de lo que muchos piensan) y que, cuando está bien pensada, estudiada y desarrollada cuidadosamente, vale la pena el esfuerzo. "Haciendo esta transición con dedicación y voluntad, todo sucede de forma más natural, incluso cuando se trata de la primera experiencia como empresario. Tiene que pasar por diversos obstáculos que se presentan en el camino, pero al final no hay nada como tener un negocio para llamarlo propio, y estar orgulloso de ello ", concluyó.

 

En profundidad

Únase a la conversación