Economía

Cómo disfrutar estas vacaciones de invierno sin endeudarse

0
unnamed.jpg

Este receso escolar conlleva la creación de distintas actividades para que los niños puedan disfrutar, pero para los adultos esto podría costar un desequilibrio económico.

Por

Para miles de escolares ya comenzaron las ansiadas vacaciones de invierno, y los padres ya se están preparando para entretener y pasar un buen momento junto a sus hijos. 

Con ello, lo viajes, panoramas, idas al cine, salir a comer, se vuelven imprescindibles y a la vez un problema para los adultos, ya que todo esto implica: un gasto. Por lo mismo es importante estar preparado y organizado económicamente. Pero, ¿cuáles son las claves para no sobre – endeudarse?

“Primero que todo, es importante saber con cuánto dinero dispongo para las vacaciones de invierno y para eso es necesario armar un presupuesto con anticipación. Y para armar un presupuesto debo tener claro todos mis gastos habituales como dividendo/arriendo, agua y luz. También saber qué actividades quiero realizar y lo más importante, siempre cotizar antes de comprar”, asegura Paloma Barrios, Analista de la plataforma online de fondos mutuos FOL.

Otro punto para no generar un “terremoto financiero” tras las vacaciones es que no se sugiere utilizar tarjetas de créditos o solicitar un crédito de consumo. En este sentido, Paloma Barrios recomienda que “es importante pagar las compras en efectivo, esto porque tiene un efecto inmediato: nunca te pasas, porque previamente estableciste cuánto estabas dispuesto a gastar”, expresa el experto. Y en el caso en que no se pueda pagar con efectivo, una opción puede ser pagar con tarjetas, pero se debe tener ojo con las “cuotas normales”, las cuales incluyen un interés. 

“Primero pregúntate, ¿quieres pasar 12 meses pagando algo obtenido en invierno? Y también debes considerar los intereses. Lo ideal es que busques plazos más cortos, aunque impliquen desembolsar un poco más de dinero” y siempre prefiriendo en “cuotas precio contado” o “cuotas sin interés”, expresa la especialista.

Por otro lado, aprovechar las aplicaciones tecnológicas, que permiten tener control de los gastos, ser ordenando con el dinero y los gastos imprevistos, para esto es mejor destinar mensualmente dinero para cuando ocurran estos hechos.

Hay muchos panoramas que se pueden hacer por muy poca plata y se disfrutan de igual manera. “Mi consejo es seguir un plan o presupuesto consensuado con los miembros de la familia, generando un compromiso por todos los responsables de que el mismo se cumpla. Es esencial que el mismo sea realista, medible de una manera sencilla y que se pueda revisar periódicamente”, aconseja Barrios.

En profundidad

Únase a la conversación