Emprendimiento

Cómo buscar el bien común mediante el emprendimiento

0
pexels-photo-356043.jpeg

Alejandra Salcedo y Héctor Ruvalcaba, egresados del Programa de Formación de Emprendedores del Centro Universidad Empresa del ITESO, enfatizaron la importancia de impulsar un mayor bien social por medio de sus proyectos

Por

“Si las buenas ideas mejoran nuestras vidas y las hacen más justas, no nos vamos a detener hasta hacerlas realidad”, ese es el manifiesto bajo el cual Héctor Ruvalcaba trabaja desde Alicia, organización que fundó para apoyar a emprendedores.

El egresado de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación del ITESO fue uno de los exponentes del Foro Magis “Experiencias reales de emprendedor a empresario”, organizado por el Centro Universidad Empresa (CUE), y llevado a cabo el pasado 18 de mayo en el Auditorio D1. La actividad se llevó a cabo en el marco de los festejos por los 20 años de las acciones de vinculación que posteriormente derivaron en la creación del CUE.

Ruvalcaba forma parte de la segunda generación del Programa de Formación de Emprendedores, entonces llamado Joven Empresario Universitario (Jovem). A partir de su participación en el programa creó la agencia de publicidad Derbunker, empresa desde la cual, durante 15 años, se han realizado más de 300 campañas de comunicación y proyectos en países como Argentina, Brasil, España, Estados Unidos, Francia e Italia. 

“Decidí hacer una pausa, porque esta vorágine de crecimiento muchas veces se sale de control y de repente vale la pena replantear. Ya teníamos 15 años y mi pregunta fue: ¿dónde quiero estar en los siguientes 15 años?”, contó Ruvalcaba. 

El siguiente paso fue definir qué acciones querían continuar, aunque no necesariamente fueran propias de una agencia publicitaria, y a partir de ello se hizo un nuevo plan de negocios y Héctor Ruvalcaba regresó al ITESO para aterrizar la idea. 

“Si hubiéramos tenido exclusivamente el objetivo de hacer dinero, nunca hubiéramos replanteado nuestro proyecto. No quiere decir que esté peleado con hacer dinero, sino que eso sea exclusivamente la intención, por lo que decidimos que queríamos apoyar el desarrollo de proyectos, hacerlos productivos, no sólo con el objetivo de generar recursos como fin último, sino como parte de un proceso de crecimiento”. Así, relató, nació Alicia, organización orientada a apoyar a emprendedores.  

Algunos de los proyectos que Alicia impulsa están enfocados en la promoción del uso de bicicletas comunitarias, la donación de órganos y la creación de alimentos funcionales.

Alejandra Salcedo, egresada de la Licenciatura en Psicología y del Programa de Formación de Emprendedores, también compartió el proceso que ha vivido su centro de desarrollo infantil: Clever Kids

La egresada señaló que la clave de emprender es que que no se trata sólo de echar a andar un negocio, también implica llevar a cabo un proyecto de vida, y afirmó que el propósito de la suya siempre ha sido la educación. 

“Tuve la suerte de nacer en una familia que me brindó una educación, pero al mismo tiempo nací en un país pobre en educación, eso es lo que me mueve. No puedo cruzarme de brazos sabiendo que hay papás que mal educan a sus hijos y que hay profesores que mal educan a los alumnos”, añadió. 

Impacto social 

Por medio de talleres como el de “Desarrollo de plan de negocios”, entre otros, el CUE ha acompañado a aproximadamente mil 500 emprendedores y a más de 850 proyectos, detalló Juan Carlos Núñez, titular de la Dirección de Integración Comunitaria (DIC) del ITESO, a la cual está adscrita el centro. 

“Entre las labores de nuestra institución, junto con la docencia y la investigación, la vinculación tiene un lugar muy importante, ya que constituye una manera en la que el ITESO se relaciona con la sociedad y colabora en su transformación”, señaló. 

El director de Integración Comunitaria agregó que el CUE promueve una cultura de emprendimiento para crear fuentes de empleo digno, no sólo para el emprendedor, también para sus colaboradores. 

“Se busca que desde la concepción misma de la idea de negocio el emprendedor piense en emprender no sólo con el mundo, sino para el mundo”, dijo Núñez, y recordó que el enfoque del Programa de Formación de Emprendedores es brindar una formación integral para construir alternativas de empleo digno.  

“(El Programa) no sólo ofrece talleres, sino que centra su apuesta en el proceso formativo donde todos los emprendedores, sin importar su edad o condición socioeconómica, tengan acceso a las herramientas necesarias para identificar ideas, realizar modelos y analizar la viabilidad de sus proyectos de negocios. Es decir, tiene como encomiendas frenar la desigualdad económica y generar un verdadero impacto social y económico”, resaltó el titular de la DIC. 

Además de instructores, consultores y emprendedores, en la celebración del trabajo del CUE estuvieron Laura Carrillo, directora del centro; Stella Maris González, coordinadora del Programa de Formación de Emprendedores; Mariana Álvarez Unda, coordinadora del Programa de Inserción Profesional y Empleo, y Claudia Ibarra Baidón, académica del Departamento de Economía, Administración y Mercadología. 

En profundidad

Únase a la conversación