Recursos Humanos
0
ejercicios-oficina.jpg

Actividad física y empresa: la fórmula para aumentar la productividad

Para que la actividad física repercuta benéficamente en la salud es necesario ponerla en práctica por un determinado tiempo y frecuencia.

Por

La falta de tiempo es una de las principales razones a la hora de justificar el no poder realizar una rutina de actividad física. Las personas pasan el 75% del día o la mitad de las horas que están despiertos en el trabajo y las tareas cotidianas del hogar se encargan de ocupar los espacios que quedan disponibles. Sin embargo, “el que quiere puede”, el punto es que para hacerse un tiempo, primero se debe tomar conciencia de los beneficios personales, para estar listos para actuar, y en esto el apoyo de la empresa puede ser crucial y un facilitador de este proceso.

En esta línea, Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos destaca los beneficios de integrar un plan de ejercicios en las empresas, puesto que además de ayudar a mejorar la calidad de vida de sus colaboradores, aumenta su energía, están más felices y aumentan su productividad. 

Sumado a lo anterior, diferentes estudios en EE.UU. y Europa demuestran que las enfermedades consecuentes del sedentarismo, el bajo estado anímico y el estrés pertenecen al grupo de las mayores causas de disminución de la productividad y ausentismo dentro de las empresas.

En este contexto, Paulina Hernández, nutricionista y jefa del programa Vivir Bien de Sodexo B&I asegura que “promover la actividad física en la empresa permite a las organizaciones obtener grandes ventajas competitivas, mejorar la condición física de sus personas y, por lo tanto, su calidad de vida. Además, aumenta su motivación y la productividad, reduce días de ausentismo por enfermedad, e incluso, permite modificar conductas poco saludables de los colaboradores. Además, la implementación de un programa crea un ambiente laboral acogedor, incentiva el trabajo en equipo y contribuye a generar una imagen integral de la empresa”.

Para que la actividad física repercuta benéficamente en la salud es necesario ponerla en práctica por un determinado tiempo y frecuencia. De acuerdo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para adultos de 18 a 65 años se recomienda ejercicio aeróbico de intensidad moderada durante 30 minutos, 5 veces a la semana o 150 minutos semanales y si ya realizan ejercicio aeróbico de alta intensidad, se recomiendan períodos de 20 minutos, 3 veces a la semana.

A continuación, Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos, a través de su programa “Vivir Bien”, destaca los principales beneficios que tiene tanto para los trabajadores como para la empresa contar con una rutina de ejercicios en la organización:

Para el trabajador:

-Mejora la salud y el bienestar.
-Reduce los riesgos de la inactividad física.
-Controla y estabiliza el peso corporal.
-Previene enfermedades: cardiovasculares, obesidad, diabetes, osteoporosis, depresión y ciertos tipos de cáncer.
-Aumenta la masa muscular, mejora la postura y el equilibrio, entre otros.

Para la empresa:

-Aumenta la productividad.
-Disminuye las ausencias causadas por enfermedad.
-Reduce la rotación de personal.
-Disminuye la cantidad y la frecuencia de accidentes y lesiones (especialmente durante la realización de tareas físicas).
-Mejora la imagen y vuelve más atractiva a la empresa. 

Respecto a la relación entre trabajadores y directivos:

-Mejora el clima laboral y la calidad de vida en el trabajo.
-Aumenta la satisfacción en el trabajo realizado.
-Promueve una cultura positiva y colaborativa.
-Mejora la concentración.
-Aumenta la productividad y la eficiencia en el trabajo.
-Impacta positivamente en el estado de ánimo.
-Mejora la capacidad de manejar el estrés: los empleados están más relajados.
-Incrementa el espíritu de equipo
-Eleva el vínculo emocional entre toda la fuerza laboral

Foto: Pixabay

En profundidad

Únase a la conversación