Recursos Humanos

8 cualidades que te permiten alcanzar el éxito profesional

0
exito-profesional.png

Es fundamental en el ámbito laboral tener actitudes positivas, ya que tener una buena disposición al trabajo es una ventaja profesional sobre otros candidatos.

Por

En la actualidad, las empresas no sólo buscan reclutar personal que cuente con una amplia gama de conocimientos y experiencia, sino que posea también una actitud innovadora, positiva y motivadora, cualidades que las organizaciones valoran muy bien. Las actitudes positivas, la pasión profesional y la asertividad son indicadores que ayudan a dirigir de mejor forma las habilidades a orientar de manera continua las aptitudes, para  que ello, guíe a las personas a un crecimiento profesional exitoso.

La actitud es la predisposición de los seres humanos a tener ciertos comportamientos o conductas ante diversas situaciones. Y es fundamental en el ámbito laboral tener actitudes positivas, ya que tener una buena disposición al trabajo es una ventaja profesional sobre otros candidatos, pues garantiza la adquisición de habilidades y conocimientos que de otra forma pasarían desapercibidos.

“Partir de una actitud positiva, en la cual se reflejen las motivaciones y metas esperadas, orienta a las personas hacia una mejor disposición y un eficiente trabajo, lo cual se vuelve una manera de lograr el éxito personal y profesional”, apuntó José Javier Ochoa, profesor de la UNITEC Campus Cuitláhuac, durante el webinar  “Actitud, clave para el éxito laboral”.

Por ello, es importante que, desde la universidad, los jóvenes entiendan la  importancia de tener una actitud positiva para su crecimiento, tanto en los aspectos personales y emocionales, así como en el ámbito profesional. Actuar con actitudes negativas impacta perjudicialmente, ya que genera estrés y un déficit de atención en las actividades, afectando la formación de los individuos y su satisfacción en el trabajo.

El profesor de la UNITEC compartió 8 cualidades que permiten perfeccionar algunas actitudes, lo que conlleva un comportamiento positivo de las personas y permiten alcanzar el éxito profesional:

1. Tener un balance entre la vida profesional y personal: Ser conscientes de que la actividad que se realiza en una organización se debe conjugar también con los objetivos personales es primordial, ya que la pasión que tenemos en nuestra vida debe ser similar en nuestra profesión para tener la mejor actitud en el entorno laboral. Encontrar el balance exacto entre el desarrollo personal y profesional es un punto clave para lograr el éxito.

2. Ser asertivo: Pensar y actuar con empatía frente a otras personas permite entender a los demás de tal forma que, cuando exista un conflicto, lo solucionemos de una mejor manera. Hay que recordar que todo desarrollo profesional implica trabajo en equipo, por lo que este punto resulta fundamental si queremos aprender y crecer.

3. Tener comunicación efectiva con el equipo de trabajo. Contar con una estrategia de comunicación clara y precisa para expresar de manera correcta nuestras ideas, conocimientos y  sentimientos  puede representar una ventaja en el aspecto profesional, pues nos garantizará obtener mejores resultados en nuestra labor.

4. Plantear objetivos de vida: Establecer de manera precisa los objetivos personales y profesionales es un punto fundamental, ya que determinar adónde quiero llegar y cuáles son los caminos a seguir para lograrlo, nos ayudan a definir puntualmente las acciones para conseguirlo, siempre en busca del desarrollo profesional continuo.

5. Afrontar positivamente los inconvenientes: Una persona exitosa siempre busca enfrentar los conflictos de la mejor forma. Evitarlos o huir ante ellos solamente nos limitará al momento de crecer. Tampoco se deben ceder a situaciones donde se genere incomodidad para evitar mayores conflictos, pues el crecimiento implica una mediación entre el problema y las mejores soluciones para resolverlo.

6. Tener la capacidad de autocrítica: Una persona exitosa siempre es capaz de ver sus propios errores y no sólo los de los demás. Esto le permite estar en un proceso de mejora constante y convertir sus “debilidades” en fortalezas, de tal forma que con el crecimiento permanente se llegue a un sentimiento de autorrealización.

7. Ser abierto con los demás: Tener una actitud amable frente a los otros, así como no cerrarse frente a las opiniones de los compañeros, permite siempre una mayor apertura al aprendizaje en cualquier ámbito, generando incluso una mejor convivencia en el día a día y haciendo que el trabajo en equipo sea siempre mejor.

8. Ser una persona proactiva: Tomar la iniciativa, realizar actividades sin necesidad de recibir una orden, así como solicitar información acerca de sus faltas y defectos con el fin de mejorar constantemente, es uno de los pilares para lograr el éxito profesional, pues indican un carácter positivo y propositivo, características de un líder.

Cada uno de estos aspectos resulta fundamental cuando se busca el éxito profesional, ya que representan el interés en hacer algo, crecer y superarse día a día. Hoy en día, las organizaciones buscan personas con este tipo de cualidades y actitudes positivas, pues significa un mejor desarrollo de sus obligaciones, mayor apertura al crecimiento, además de un trabajo en equipo más capaz.

 “La actitud positiva, la asertividad y conocer los intereses de la organización nos abrirán puertas en muchas empresas, pues son piezas claves para nuestra realización personal y, sobre todo, profesional”, concluyó el profesor Ochoa.

Foto: Pixabay

En profundidad

Únase a la conversación