Management

6 recomendaciones para plantear objetivos y conquistarlos este 2016

0
planificacion-estudios.jpg

En el plano profesional, el planteamiento de objetivos estratégicos se ha vuelto una actividad fundamental para el éxito del negocio.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

En distintos aspectos de nuestras vidas, el final de un año e inicio del siguiente es el momento en que revisamos si logramos alcanzar las metas que nos habíamos planteado meses atrás; es común que durante este ejercicio nos desilusionemos al darnos cuenta que muchos de nuestros planes no pudieron culminarse, y que incluso, algunos ni siquiera comenzaron a llevarse a cabo. En el plano profesional, el planteamiento de objetivos estratégicos se ha vuelto una actividad fundamental para el éxito del negocio, sin embargo, el diseño de esta estrategia no es un trabajo fácil, ya que mezcla los objetivos personales de cada uno de los trabajadores, con los objetivos de su departamento y éstos con los de la empresa.

Comúnmente, la planeación de metas se toma a la ligera por la falta de un análisis claro y objetivo sobre las necesidades de la empresa y sus respectivas áreas; de igual forma la propia naturaleza de las organizaciones demanda a cada colaborador plantearse metas, a la vez que los responsables de las áreas deben redirigir esta iniciativa hacia una estrategia que aborde términos más amplios del negocio. El resultado de no plantearse objetivos adecuados a las distintas áreas, y principalmente a los planes de la Dirección de la empresa, podría impactar fuertemente en las proyecciones de venta, y a su vez en los planes de inversión, así como en la imagen ante clientes e inversionistas.

Al respecto, Benjamín Jaramillo Chavira, director de Administración de Mitsubishi Electric de México, afirma: “El reto de quienes somos responsables de las áreas que conforman la cadena de valor de la empresa es crear estrategias sólidas y funcionales que nos lleven al cumplimiento de nuestros objetivos, sin embargo, en ocasiones son estos objetivos los que sabotean los esfuerzos desde un inicio si son planteados erróneamente”.

Ahora que ha comenzado el 2016 es momento de renovar las estrategias para crecer y asumir nuevos retos, por ello Jaramillo brinda las siguientes recomendaciones para plantear objetivos de la mejor manera, así como para alcanzarlos en tiempo y forma:

1. Termine lo que quedó pendiente. Si al realizar la planeación del año pasado no hubo un buen trabajo, es probable que al terminar el año no se hayan conseguido las metas. En lugar de mandar al olvido esos objetivos no alcanzados, hay que retomar los que son imprescindibles para nuestro desarrollo, y que ellos formen parte de nuestra lista de prioridades en este 2016.

2. Realice un análisis de necesidades para organizar las prioridades. El análisis previo a la planeación de los objetivos es fundamental para ordenar nuestras prioridades en función a las necesidades de la empresa, y por ende, alcanzar las metas planteadas. Para ello hay que evaluar factores externos, pero sobre todo internos, que demandan especial atención para el funcionamiento de las estrategias de cada departamento y del negocio mismo en qué momento hay que comenzar las actividades.

3. Organice una reunión de trabajo y planea en equipo. El trabajo en equipo es clave cuando llevamos a cabo una estrategia. Los objetivos que nos planteamos al iniciar un año corresponden a nuestras necesidades de desarrollo, sin embargo, para poder crecer es necesario invertir en el desarrollo de los demás, sobre todo cuando son nuestros compañeros de trabajo. Durante este mes procura que tu equipo de trabajo se reúna a discutir cuáles serán los planes para este año, cómo implementarán sus estrategias, quiénes serán los responsables de cada actividad, etc.; de manera que el plan para el 2016 sea un proyecto que involucre diversos puntos de vista y experiencia de cada uno de los miembros del equipo.

4. Asigne responsables y dividan responsabilidadesPara que la implementación de un plan de trabajo sea eficiente, es imprescindible asignar roles con funciones y responsabilidades específicas a llevar a cabo durante todo el año. Al hacerlo se tiene conocimiento del trabajo que desempeñará cada miembro del equipo y se evitarán conflictos.

5. Haga un calendario de trabajoUna vez asignados los responsables, las tareas a realizar y que se tenga la información necesaria es necesario colocar todo en un calendario para llevar un control. Para que esto funciones es importante ser realistas con el proceso de planificación y pensar si es realmente posible cumplir cada objetivo en el lapso de tiempo que nos proponemos. Lo importante no es tener muchos objetivos, sino cumplir los que nos planteamos.

6. Establezca períodos de revisión a lo largo del año. En todo plan es necesario establecer puntos de revisión en distintas etapas de su desarrollo para conocer el índice de cumplimiento. Realizar estas revisiones (que pueden ser bimestrales trimestrales o cuatrimestrales) nos ayudarán a saber si nuestros proyectos van en buen camino, o en caso de que los resultados no sean los esperados saber si es necesario invertir mayor esfuerzo en alguna actividad específica, e incluso abortar actividades para evitar un gasto innecesario de recursos.

Existen muchos factores que influyen en que los planes profesionales puedan llevarse a cabo, sin embargo, es la etapa de planeación la que determina en términos concretos la viabilidad de los objetivos, “como en cada estrategia que se implementa en las empresas, la primera etapa es la que le brindará sustancia a las siguientes. Esta etapa tan crucial, donde planeamos, analizamos, recabamos datos, nos proyectamos hacia el futuro y tomamos las decisiones pertinentes acerca de las acciones necesarias para lograr lo que nos proponemos, es a la que más le debemos invertir tiempo y esfuerzo. Si planteamos correctamente nuestros objetivos y las estrategias para conseguirlos, sólo se necesitará el trabajo constante día a día para que podamos llegar a ellos”, concluyó Jaramillo.

En profundidad

Únase a la conversación