Recursos Humanos

6 habilidades para ser más productivos profesionalmente

0
25926827581_8fba37008f_o.jpg

El tiempo dedicado al trabajo obedece a una norma, pero existen casos en los que las personas pueden dedicarle más tiempo a las actividades diarias de su profesión y terminamos por fallar en la eficiencia del uso de ese recurso.

Por

ElEconomista.com.mx. Hay una pregunta que acosa la vida de muchas personas a lo largo del mundo: ¿cómo hago para tener el máximo rendimiento de mi tiempo? Mujeres y hombres han buscado maneras de organizar y utilizar el tiempo de diferentes maneras. Esto ha sido estudiado y entendido a través de sus prácticas y normas culturales, las cuales son socialmente aceptadas y específicas a cada cultura.

Desde hace varias décadas los estudios sobre el uso del tiempo han proporcionado una gran masa de información sobre la forma en que las personas usan el tiempo. Dichos estudios han permitido orientar la formulación de dinámicas que buscan compaginar el tiempo que se le dedica a las tareas mediante la corresponsabilidad social, trasladando responsabilidades del ámbito familiar al público y al privado.

Cada persona siempre ha buscado acoplar su tiempo al de la sociedad en la que se desenvolvía y en los países donde la industrialización transformaba las formas de trabajo y la vida de las personas y sus entornos se buscó homologar el tiempo de trabajo, siempre buscando hacer que las jornadas fueran eficientes.

En la vida moderna, el tiempo dedicado al trabajo obedece a una norma, pero existen casos en los que las personas pueden dedicarle más tiempo a las actividades diarias de su profesión. Uno de los problemas que esto acarrea es que, en ocasiones, no podemos separar por tiempos las actividades del diario y terminamos por fallar en la eficiencia del uso de ese recurso.

El Foro Económico Mundial entrevistó a algunos de los participantes del TEDxCapeTown, sobre las maneras en las que han encontrado para ser más productivos. Según el artículo del Foro Económico Mundial, las respuestas de los entrevistados poco tuvieron que ver con el trabajo en el día y más bien se enfocaron en bajar el ritmo de la vida diaria.

1. Tomarse el tiempo para el ayudar

Kgomotso Mokoena , fundadora de SpreadLuv, una Organización no Gubernamental que ofrece orientación vocacional, dijo al Foro Económico Mundial que se debe prestar más atención a la bienestar psicológico y emocional de las personas ya que es la raíz de muchos problemas modernos. Al aprender a tomar en serio el dolor de otras personas, podemos llegar a ser más sanos y más resistentes, tanto en el trabajo como nuestros hogares.

2. Dejar de apurarse

Athambile Masola, una profesora dijo al Foro Económico Mundial que poner una presión excesiva sobre nosotros mismos para alcanzar las metas autoimpuestas es poco útil. Podemos organizar nuestras vidas de una manera que muestre qué cosas tienen valor para nosotros. Rethabile Mashale Sonibare, trabajadora social y fundadora de la Fundación Thope, dijo al Foro Económico Mundial que un día siempre tiene la misma cantidad de tiempo y por lo tanto elegir como usar ese tiempo determina el éxito de los objetivos y sugiere administrar el tiempo entre el desarrollo personal, el tiempo con familiares y amigos y sumergirse en el trabajo de las metas.

3. Dejar de lado el miedo

Genna Gardini, una escritora, dijo que pasó mucho tiempo queriendo hacerse invisible para producir buenos trabajos que sorprendieran a la gente. Sugiere tener confianza y el valor para compartir su trabajo e ideas aunque esto conlleve crítica o el elogio.

4. Ser curioso

La diseñadora de moda Valerie Amani, atribuye muchas de sus curiosidades personales a las preguntas que le hacen sus sobrinas. Amani dijo al Foro Económico Mundial que antes le parecía molesto que sus sobrinas quisieran saber tanto, aunque dijo haberse percatado de la importancia de ser curioso, estar alerta y no sólo a hacer preguntas, sino seguir preguntando hasta obtener una respuesta.

5. Sea amable y justo

Jos Dirkx, una experta en medios de comunicación y fundadora de “Girls and Football SA”, dijo al Foro Económico Mundial que canalizar la bondad y canalizar el poder, son de las mayores habilidades que se pueden aprender y cree que pocos líderes son capaces de hacer ambas.

6. No tratar el sufrimiento como el enemigo

A veces creemos que hay soluciones rápidas para la mayoría de los problemas, pero la artista Jennifer Lovemore-Reed, dijo al Foro Económico Mundial que el sufrimiento no es el enemigo. Según Lovemore, estar en la zona de confort no es la manera de vivir de verdad. Además es muy fácil dejarse llevar por la cultura de gratificación instantánea y el materialismo y puede causar que depresión o falta de motivación.

Imágenes | Flickr

En profundidad

Únase a la conversación