Recursos Humanos

5 consejos para adaptarse a un nuevo trabajo durante la pandemia

0
lauren-gray-ib2pdxr8fy0-unsplash.jpg

Trabajar en home office muchas veces no resulta tan fácil para compenetrarse con un grupo humano totalmente nuevo.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

Es probable que durante este tiempo muchas personas hayan encontrado un nuevo empleo. Lo cierto es que a diferencia de meses atrás, integrarse a un nuevo equipo no es lo mismo, sobre todo considerando que varias empresas continúan con el teletrabajo.

Aunque podría parecer más sencillo integrarse a la distancia, existen una serie de consideraciones para que la llegada sea una experiencia positiva. A veces, no resulta tan fácil compenetrarse con un grupo humano totalmente nuevo, no importa cuánta experiencia se tenga.

Aunque exista una buena reputación como profesional, ahora se está empezando de cero, por lo que integrarse y formar parte de un equipo en el que encajen todas las piezas será de gran ayuda para llegar al éxito personal y colectivo.

“Si las personas están impulsadas por un buen ambiente y un reparto inteligente de las labores, estas se llevarán a cabo de la forma más completa y eficaz. Conocer y comprender los diferentes roles que habitualmente se crean en los equipos debe ser el primer paso para poder integrarse en ellos", afirma Karina Pérez, directora de Robert Half Chile, y añade que "una vez identificadas las características de este entorno, cada uno se podrá ubicar de la mejor manera dentro de la dinámica grupal. Este análisis incrementará la confianza, el autoconocimiento y la comprensión mutua”.

En esto, los jefes también pueden ayudar a un buen inicio, presentando al nuevo integrante a los otros colegas y explicándole bien sus tareas. Sin embargo, las personas nuevas también deben actuar desde el principio para ser aceptadas, mostrándose activas desde el principio y preguntar, por ejemplo, qué labores se pueden asumir.

Karina Pérez entrega cinco claves para superar con éxito el período de adaptación:

1. Cuidar la imagen: La primera impresión es clave, nunca hay una segunda oportunidad para ello. Para esto, es conveniente justarse a los códigos de conducta, ritos y estilos de la empresa, aunque sea virtualmente. Esto implica observar cómo se usan el correo y las plataformas de comunicación como Whatsapp y videoconferencia. Esto aplica para canales formales e informales.

2. Relacionarse con los compañeros. Resultará más sencillo integrarse en el equipo de trabajo si se participa en los actos sociales virtuales de la empresa. También puede ser útil en esto, compartir en instancias fuera de los horarios laborales. Eso sí, hay que actuar con cautela respecto a las opiniones que se emiten, especialmente cuando no se sabe “quién es quién”.

3. Ser un verdadero team-player. La capacidad para trabajar en equipo es clave, especialmente en un contexto donde la colaboración mediada por el teletrabajo cobra especial importancia. Además, compartir el mérito o reconocimiento obtenido no solo favorecerá la cohesión con los compañeros y la futura productividad del equipo, sino que además será lo justo.

4. Actuar con prudencia. La mejor forma de empezar con el pie derecho es mantenerse optimista y positivo, evitando valoraciones negativas sobre nada ni nadie perteneciente o ajeno a la empresa.

5. Pedir feedback y resolver las dudas. Es importante tener claro a quién poder plantea dudas o sugerencias. En entornos tradicionales, al menos antes de la pandemia, las evaluaciones se suelen hacer cara a cara, pero en época de teletrabajo lo mejor sería solicitar videoconferencias, de modo de no perder del todo ese cara a cara que aporta información no verbal valiosa.

En profundidad

Únase a la conversación