Recursos Humanos

Los riesgos psicosociales más comunes durante el teletrabajo

0
amy-hirschi-k0c8ko3e6aa-unsplash.jpg

Desde Sodexo Beneficios e Incentivos México, explican que las empresas deben tener presente esta información para saber cómo actuar.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

En lo últimos años, los niveles de estrés en los empleados mexicanos han crecido de forma alarmante, pero ha sido durante el confinamiento y el home office obligado por la pandemia del COVID-19, cuando más se han incrementado así como otros problemas de salud.

Es en estos momentos que las empresas que continuan en la modalidad de trabajo a distancia que deben enfocarse, más que nunca, a cuidar a su talento, pues los problemas que puedan estar desarrollando, pueden ser más serios de lo que parece.

Por ello, Sodexo Beneficios e Incentivos México, enlista cuáles son los cuatro riesgos psicosociales que más se están presentando y que las empresas deben tener presente para saber cómo actuar.

1. Problemas de interrelación y comunicación

Las relaciones personales que se generan en la oficina son importantes, por lo que crear ambientes positivos es tarea de toda la organización; mantenerse en comunicación constante a pesar de encontrarse a larga distancia es fundamental. Para esto, existen muchas herramientas tecnológicas para apoyarse y permitir que cada uno sea escuchado y se llegue a acuerdos.

Además, es momento de crear espacios para la convivencia y que los colaboradores puedan salir de la rutina, pues de acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Mexicano del Seguro Social, los problemas profesionales disminuyen la productividad hasta en 40 por ciento.

2. Mayores cargas de trabajo

Un 70% de trabajadores mexicanos que fueron encuestados por OCC Mundial y la Asociación de Internet MX, señaló que tienen mayores cargas de trabajo de las que solían tener laborando en la oficina.

Ante esto, los empleadores tienen la oportunidad de buscar estrategias para mejorar la salud física y emocional, y de esta manera evitar que los colaboradores excedan su jornada laboral y logren adaptarse a esta nueva modalidad.

3. No tener equilibrio entre vida personal y laboral

Es muy probable que todos los integrantes de una familia estén llevando a cabo sus actividades diarias desde casa. Las organizaciones deben otorgar a su gente las herramientas necesarias para evitar distracciones y que puedan realizar sus actividades diarias de forma óptima, de tal forma que al finalizar su jornada tengan tiempo para disfrutar en familia.

Implementar capacitaciones y programas de comunicación es una buena manera para que el personal separe las actividades del trabajo con las del hogar; por ejemplo, atender debidamente una junta virtual en lugar de interrumpirla para lavar los trastes o la ropa.

4. Cambios en el estado emocional

La pandemia cambió el estilo de vida de la gran mayoría de las personas. La carga emocional ha aumentado, pues la sensación de aislamiento y las ganas de socializar son cada vez más frecuentes.

Las organizaciones tienen que estar alerta de esta situación, conocer a sus colaboradores y brindar el apoyo necesario para evitar el sentimiento de estrés y preocupación.

En profundidad

Únase a la conversación