Recursos Humanos

Fuerza laboral futura, transformación y cultura de bienestar, los focos de RRHH este 2021

0
tendencias-rrhh-2021-810x455.png

El estudio de Tendencias de Talento Global realizado por Mercer, reveló que los líderes empresariales de América Latina cambiaron sus prioridades tras un año de reinvención.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

“Lo que se muestra en el Global Talent Trends del 2021 es que las estrategias parecen ser aún más terrenales y de corto plazo”, dice Agustina Bellido, líder de Carrera de Mercer Chile.   

La sexta edición de este estudio, que abarcó 44 países y a más de 7.300 ejecutivos de Recursos Humanos, apunta a que la pandemia detonó que los tiempos ya no son los mismos de antes. “Hablamos de competencias, también de transformación cultural, pero desde un punto de vista mucho más transversal a la organización y no solamente enfocado en la tecnología y, un tercer punto que tiene relación con las personas y una cultura de cuidado y bienestar”, agrega. 

El 2021 se presenta como un año de reinvención para las compañías, tras haber vivido casi un año de adaptación producto de la pandemia a nivel mundial. Así lo concluye Mercer tras evaluar los resultados obtenidos en el estudio de Tendencias de Talento Global, en donde se demuestra que los líderes empresariales de América Latina han cambiado sus prioridades para este periodo.

Pasemos a revisarlas a continuación: 

1. Definición de las necesidades futuras de la fuerza laboral 

Respecto a las necesidades futuras de la fuerza laboral, llama la atención que hoy las organizaciones están hablando justamente de la cultura flexible y eso se traduce en perfiles de colaboradores que se puedan adaptar al futuro y que generen sostenibilidad al negocio. 

Según Agustina Bellido, “esto conlleva, tal vez, a migrar desde un perfil con expertise técnico a uno más holístico, más integral, gente que se pueda transformar rápidamente, que puedan cambiar y un poco mutar en su trabajo del día a día y desde el lugar donde trabaja”.   

El foco ya no está tan enmarcado en los conocimientos asociados a la tecnología sino, a temas relacionados a competencias y habilidades blandas. “Esto hace que aquellas personas que sean propensas a poder ajustarse a los cambios rápidamente y que sean resilientes, son aquellas que claramente se consideran, en el estudio, que prosperarán y quienes tendrán mayor demanda por parte de las organizaciones, porque justamente el escenario y el ecosistema van a cambiar mucho más rápido de lo que se creía”, agrega.  

2. Incentivar la Transformación Digital 

Este aspecto apunta a mantener el desarrollo que se venía dando ya los últimos años. No desaparece todo lo relacionado con la digitalización, tanto de las tareas como de los procesos y formas de trabajar, pero el camino debe mantenerse en constante transformación. 

Para Bellido, “muchas organizaciones están empezando a implementar ERP de Recursos Humanos que les permitan eficientizar las tareas, también porque seguramente han tenido inclusive que reducir su personal, entonces necesitan hacer más eficiente sus tareas a través de la tecnología que los ayude a dar un mejor servicio y estar sentados en la mesa tomando decisiones desde la estrategia más que en la operación”. 

Añade: “Entonces, cuando hablamos de digitalización, en cualquier compañía, tiene relación con abocar el tiempo a las tareas que agreguen valor desde el punto de vista del negocio de estrategia de transformación, más que estar abocando tiempo en tareas operativas”.

3. Crear una cultura de cuidado y bienestar interna 

Este punto está relacionado al cuidado de la salud por el COVID-19, pero también el cuidado de los colaboradores producto del burnout, los problemas de salud mental que se han desarrollado producto de la pandemia y el encierro, el riesgo de dejar de trabajar como también el adicionar horas al día.  

“La pandemia mostró que hay una deuda pendiente en ese sentido, porque justamente hoy las organizaciones entraron a las casas de los trabajadores y se incorporaron nuevas formas de trabajar, totalmente distintas a las que estábamos acostumbrados”. 

“Hoy la oferta tiene que avanzar hacia una cultura de mayor flexibilidad, una oferta más extendida en beneficios acorde a las necesidades de los colaboradores.  No está claro cuáles van a ser, todavía no hay un parámetro o un patrón de beneficios nuevos, pero claramente el bienestar ocupa un lugar mucho más preponderante”, concluye la líder de Carrera de Mercer Chile. 

En profundidad

Únase a la conversación