Management

Salud mental, el talón de Aquiles de las empresas durante la pandemia

0
ant-rozetsky-hxolltswrpm-unsplash.jpg

Para Patrick Mork, CEO de LEAP, se trata de una consecuencia de las altas exigencias de las empresas en busca de un cambio profundo hacia la transformación digital.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

La pandemia del COVID 19 aceleró los cambios al interior de las empresas, las que tuvieron que adaptarse sin más alternativa. En este camino, los trabajadores son quienes han tenido que afrontar esta nueva realidad, muchas veces sobrecargados de trabajo y enfrentando una serie de miedos y dudas sobre el futuro de su empleo.

Conscientes de este escenario, la startup de transformación cultural LEAP realizó un estudio que reveló un serio problema: la salud mental de los trabajadores. Si bien el 86% de los encuestados se siente seguro y preparado para trabajar en formato teletrabajo, creen que su salud mental se ha visto severamente dañada.

Si bien hay varias explicaciones para esta percepción, para Patrick Mork, CEO de LEAP, se trata de una consecuencia de las altas exigencias de las empresas en busca de un cambio profundo hacia la transformación digital.

"Una de las faltas que detectamos durante esta pandemia, es que los líderes no se han preocupado lo suficiente del estado mental de sus colaboradores. Esto se debería tomar como aprendizaje para las organizaciones", añade.

Así lo muestran los siguientes resultados del estudio: al 70% le parece que lo más importante en términos de cultura organizacional es fomentar la comunicación abierta y sincera entre el personal y sus líderes. A su vez, el 37% desea que dichos procesos comunicativos sean transparentes, un 20% dice que el apoyo ha sido en un nivel regular y casi un 16% reporta que ha sido poco.

En términos de satisfacción laboral, las compañías que promueven la confianza y la transparencia son las que marcan tendencia a la hora de querer continuar trabajando en ellas. Tanto Beetrack como Mercadolibre han puesto énfasis en el capital humano. Mientras en la startup chilena de tecnología implementaron reuniones semanales y cafés virtuales, entre otras cosas, durante este periodo; en la empresa argentina incorporaron asistentes virtuales para conocer el estado de ánimo de los colaboradores, llevaron a cabo charlas con especialistas en la problemática actual y realizaron círculos de aprendizaje para gestionar el trabajo y las emociones.

Para Mork es clave evaluar y diagnosticar a los equipos a través de estudios de clima y actividades 1 a 1 o en conjunto, lo que entrega a las gerencias retroalimentación para detectar qué tipo de herramientas se deben usar para regresar la confianza o reducir los niveles de estrés, lo que generará una mejor salud mental y empoderamiento de nuestros trabajadores.

De acuerdo al CEO, "debemos estar conscientes que una compañía con una cultura empresarial sana se hace responsable del bienestar de su gente para construir vínculos de confianza. Esto es lo que marca una diferencia significativa entre una empresa y otra, no sólo en el ámbito de cultura empresarial" y añade que "les estamos exigiendo cada vez más a nuestra gente, incluso, que cambien su forma de trabajar, sus herramientas y sus procesos de trabajo. Pero al ser humano no le gusta ni le nace el cambio. La realidad que debemos enfrentar es que no existe la posibilidad de transformación digital si la cultura de empresa no está preparada. Sin transformación cultural, no hay transformación digital”.

En profundidad

Únase a la conversación