Liderazgo

Rosalinda Ballesteros, de Tecmilenio: "El liderazgo positivo es una habilidad básica y debe ser entrenada"

0
img_1774.jpg

La directora del Instituto de Ciencias de la Felicidad entregó claves de la psicología positiva para encontrar el famoso GRIT o tenacidad y la motivación. Con respecto al liderazgo positivo, apunta a que hoy es indispensable.

Por

En plena conferencia magistral en la última edición del Foro de la Felicidad 360, organizado por la Universidad Tecmilenio en Monterrey, México, la palabra GRIT sale a la luz.

Rosalinda Ballesteros, directora del Instituto de Ciencias de la Felicidad, refiere sobre un estudio que revela que en una empresa cuya rotación es de 55% anual, el 45% de los empleados que permanece tiene más altos niveles de GRIT, lo que es un buen predictor del éxito.

Esta palabra que está en inglés y no tiene traducción exacta en español, se asocia a la tenacidad, a "no rendirse" y a "resistir frente a la adversidad", una habilidad que logre apasionar de verdad a las personas. Porque el propósito y la motivación están conectados dice Ballesteros. 

Entrevistamos a Ballesteros respecto a estos conceptos de la psicología positiva, quien nos dijo cómo se relacionan con la felicidad y la importacia del liderazgo positivo y su impacto, que hoy resulta fundamental en las empresas. 

- ¿Cuál es la razón del por qué algunas personas logran sus propósitos y otras no?

La diferencia de quienes logran sus propósitos y quienes no, apunta usualmente a la tenacidad o la habilidad de mantenerse persiguiendo una meta, aun cuando es un objetivo difícil. Cuando existen obstáculos y la persona encuentra formas de superarlos y sobrepasarlos, y cuando descubre que su meta sigue siendo valiosa a pesar de este esfuerzo, que a veces no es agradable.

- ¿Qué conexión existe entre esta lucha con la felicidad?

Cuando pensamos en felicidad lo conectamos con la alegría o la diversión, pero hay varios elementos que confluyen en cómo nuestro cerebro construye esa sensación de una vida valiosa, no solamente de una vida agradable. Y precisamente esto, una vida valiosa, el sentido del logro, el sentir que tenemos metas que valen la pena y que son alcanzables, pero que a la vez son retadoras, es una parte muy importante de esta sensación. Entonces, no hay que confundir felicidad con las sensaciones agradables.

En ese sentido, parte de lo que hacemos en temas de educación en felicidad es extender este concepto de manera más amplia a una vida satisfactoria, a una vida que vale la pena y no solamente a una vida agradable. Por eso, el sentido del logro y el mantenerse firme ante estas tareas de largo plazo, son muy importantes porque las personas al final que logran sus objetivos tienen una mayor sensación de bienestar y felicidad. Una sensación transversal y evaluación de la vida más completa.

- ¿Cuál es el secreto de quienes logran grandes cosas e impactan a la humanidad?

Uno de los temas que ha estudiado la psicología positiva es cuando alguien está apasionado por lo que hace, y cuando una persona está apasionada es más probable que se mantenga persiguiendo su meta por más tiempo. El gran reto es cómo hacemos para que más personas encuentren lo que les apasiona para beneficio propio, pero también para la humanidad. Entonces, en este sentido, otra arista del enfoque es que también se puede aprender y entrenar. Por ejemplo, si estás con procesos de formación, ¿cómo haces para presentarle a las personas diferentes cosas que les puedan apasionar? Si solamente respondemos a lo que se presenta afuera, a lo mejor nunca encontremos lo que nos apasiona a diferencia de si estamos activamente buscando. Pasión más perseverancia dan esa posibilidad de lograr algo que va a cambiar la humanidad.

-¿Cuáles son los componentes psicológicos de la mentalidad de los ganadores?

Cuando aprendemos algo por primera vez, las retroalimentaciones son positivas, pero los próximos niveles que vamos a enfrentar no serán tan sencillos. En ese punto, la mayoría de las personas se quedan planas en la curva de aprendizaje o dejan la actividad y cambian. Ese es el paso entre una mentalidad ganadora y la que se rinde: poder pasar de ese momento difícil y, entonces, una vez analizadas las herramientas para sobrepasar dicha dificultad y tener éxito, volverse experto en el tema. Dar ese paso es la diferencia.

- El concepto GRIT o tenacidad, ¿cómo encontrarlo?

Se construye. Sin embargo, hay personas que se motivan de manera intrínseca sin darse cuenta. Normalmente podemos encontrarla buscando en las historias de las personas, en momentos donde algo te inspiró mucho y se quedó en tu cerebro como una motivación intrínseca. Si alguien que admiras te muestra una habilidad y quieres desarrollarla o si alguien experimenta algo que le genera una emoción positiva, generalmente en el cerebro eso se queda y te hace sentir que hacia allá quieres ir. Es una motivación interna.

Siempre se puede aprender, pero ¿cómo? Encontrando la pasión y ensayando sobre esas metas en diversos plazos para que se pueda construir este GRIT, aunque cabe mencionar que un porcentaje muy bajo de las personas según estudios de psicología lo traen de manera natural. Son personas que no se rinden de entrada. La buena noticia, es que los demás lo podemos entrenar.

- ¿De qué depende y cómo se trabaja la motivación?

Depende de una etapa de formación inicial, de los padres y los educadores, de los educadores informales, porque finalmente como niños respondemos primero lo que vamos entendiendo con quienes nos relacionamos, lo que quieren de nosotros y vamos entendiendo el mundo de esa manera. Esas cosas que nos hacen sentir muy bien, nos hacen sentir valorados, las vamos incorporando hasta que se vuelven una motivación propia. No necesariamente todas, es una combinación. Como adultos, lo que tenemos que hacer es volver a preguntarnos si las cosas que hacemos nos apasionan o no.

Por ejemplo, en el ámbito laboral muchas personas mencionan que, aunque el trabajo no sea agradable, su motivación es la familia. Es una motivación interior y eso permite hacer una actividad como tal. Como adultos percibimos y enmarcamos las actividades que hacemos y cambiamos nuestra motivación hacia ellas. Entonces, esa es también una herramienta para mantenernos haciendo tareas difíciles y así tener una comprensión distinta que nos permite ver esa recompensa a largo plazo.

- Siguiendo con esta línea, ¿es fundamental el Liderazgo Positivo en la motivación de los mismos trabajadores?

Nos queda muy claro que no le pediríamos a un niño algo que está muy por encima de sus habilidades. Como adultos, nos pedimos hacer cosas así. Pones al mejor vendedor como gerente de ventas, pero no tiene experiencia de management. O pones al mejor en temas de producción como el gerente de la planta, pero no tiene experiencia en procesos, tiene experiencia en lo que él técnicamente sabía de su línea de producción. Entonces, cuando hacemos ese cambio, le estamos pidiendo a la persona que salga de su nivel de competencia, es una sensación de frustración muy grande. La frustración interior se puede construir a partir del capital psicológico. Cuando sentimos que la decisión es nuestra, nos sentimos competentes en lo que estamos haciendo y tenemos una red de apoyo, en ese momento la motivación va a estar ahí presente.

Ahora, ¿cómo un líder trabaja de este modo? A lo mejor dentro de una organización hay cosas que están determinadas, pero el colaborador podría hacer un rango de cosas que visibles hacia la autonomía. Ir abriendo esos espacios pueden impulsar la motivación, eso es lo primero. El segundo, es el tema de competencia. El líder juega un papel fundamental para generar ese clima y enfoque de fortalezas, donde no es solamente pedirle al colaborador que mejore lo que no está funcionando sino hacerle ver lo que sí funciona. A partir de eso, puede construir esa sensación de competencia. Pero, normalmente los líderes no toman el tiempo para esta retroalimentación positiva, es decir, “esto que haces lo haces muy bien”, y eso construye competencias. El liderazgo positivo es básico para la motivación de los colaboradores, y más hoy cuando tenemos ambientes empresariales multigeneracionales, donde motivaciones de distintos niveles tienen que competir.

- ¿En qué consiste la Maestría en Liderazgo Positivo que ofrece Tecmilenio?

Precisamente lo que busca es generar personas que están a cargo de equipos, estas habilidades de liderazgo orientadas a crear un clima organizacional positivo, enfocarse en las fortalezas de los colaboradores, trabajar con una comunicación positiva que refuerce la colaboración y entender el significado del trabajo para las diferentes personas. Son cuatro elementos claves que, como líderes, no tenemos entrenamiento en ellas y suponemos que los modelos que hemos visto son lo mismo que entienden todos los demás. Además, como tenemos características en ambientes organizacionales muy distintos, es necesario e importante que nos enfoquemos en esto. Esto da resultados organizaciones muy positivos.

- ¿Por qué es relevante que líderes o empresarios de hoy deban interiorizarse respecto a estas temáticas?

Por tres razones. Tenemos un espacio laboral donde están conviviendo distintas generaciones con diversas motivaciones. La edad de jubilación está aumentando en la mayoría de los países, lo que implica que tenemos personas mayores y además, tenemos jóvenes que se están recién incorporando. El rango de edad en un ambiente laboral es cada vez más amplio y las jerarquías son cada vez más planas. Tenemos que aprender o reaprender a trabajar en estos ambientes.

La segunda característica que tiene el ambiente laboral que requiere estas habilidades del liderazgo positivo, es que vivimos en un mundo que a pesar de estar hiperconectados nos sentimos desconectados. El estrés está en los niveles más altos registrados en la historia de la humanidad. Tal vez podemos decir que las condiciones de vida en el pasado eran mucho peores, bueno, pero nosotros hoy estamos viviendo estas características de estrés porque nos enfocamos hacia ciertas áreas y esto puede tener un efecto negativo. Ahora, nosotros podemos aprovechar el efecto positivo del estrés, pero también potenciar el efecto de los climas laborales favorables.

Y la tercera, es que muchos de nosotros hemos sido muy buenos en lo que sabemos, pero no tenemos la habilidad de liderar equipos. Entonces, hacerlo de manera intuitiva en un mundo tan complejo, no funciona tan bien.

Sería por esas tres razones que el liderazgo positivo es una habilidad básica y que debe entrenarse, no debemos esperar que los líderes la tengan de manera natural. Tenemos la oportunidad de aprender, y aprender es un proceso que además nos hará sentir mucho mejor.

En profundidad

Únase a la conversación