Emprendimiento

Jorge del Villar, de Cultura Colectiva: "Aprender a amar el fracaso me emociona, no saber cuál va a ser el siguiente reto"

0
culturacolectiva.png

En cuatro años, la plataforma digital mexicana ha logrado inspirar a una población mayor a la de un país como Colombia, Argentina o México. Uno de sus fundadores nos cuenta cómo lograron el éxito, con obstáculos y futuros desafíos.

Por

"Para mí, Cultura Colectiva es mi hogar, mi familia", dice uno de los miembros fundadores de la plataforma digital mexicana que ha revolucionado la forma de comunicar. Jorge del Villar sabe que este medio se ha transformado además en una conexión real entre los usuarios, creando incluso una comunidad con ellos. 

Y en que en sus inicios, Cultura Colectiva sumaba a sus cinco socios y cuatro colaboradores más. Hoy, son más de 205. Es claro que este medio logró romper los paradigmas, difundiendo contenidos diversos relacionados con las artes, fotografías, diseño, letras, historia y cine. 

De 15.000 mil visitas dio un salto a 38 millones mensuales. Del Villar reconoce que la meta es llegar a las 70 millones algún día, porqué no. Este emprendedor de 29 años, reconoce que nunca tuvo bien definido sus intereses académicos, aún así, estudió Negocios Internacionales en el Tecnológico de Monterrey.

Pero, cómo nace este medio de difusión que más crece actualmente en México, sus avances, el proceso y los fracasos que los llevaron a alcanzar el éxito, lo pasamos a revisar a continuación en la entrevista realizada al actual Chief Marketing Officer de Cultura Colectiva.

- ¿Cómo surge la idea de emprender? ¿siempre tuviste el interés o nace después de un hecho puntual?

Creo que desde estos cambios de una carrera a otra nunca me pensé trabajando en una empresa fija o formal, por otra parte mi papá era empresario entonces mi camino era dirigir la empresa familiar o hacer mi propia vida, mi propio negocio, yo nunca vi la posibilidad siquiera de trabajar para una compañía transnacional o más tradicional, entonces en cuanto a emprender siempre tuve el interés.

Si tuviera que mencionar algún hecho puntual podría decir que fue cuando estaba en la Universidad, en esa época empezabamos a hacer fiestas y meetings que se llamaban “Despertando Emociones” donde platicábamos sobre temas motivadores, arte, música, literatura, etc.

Desde un principio me gustó mucho más ese tema de control de tu tiempo y decidir qué te interesa, qué te gusta, y también profundizar muchísimo en ello y no solamente estudiarlo, porque son cosas muy distintas.

Cuéntame de los primeros pasos hacia el nacimiento del proyecto de Cultura Colectiva. 

Recuerdo que al principio estábamos los socios de ahora, (Adolfo, Luis y yo) en una fiesta en un departamento con otro amigo nuestro que ya no forma parte de Cultura Colectiva, comentábamos que queríamos hacer fiestas, era lo que nos gustaba hacer. En estas fiestas el plan era vender alcohol y boletos para ganar dinero, recuerdo que estaba escuchándolos y dentro de la misma conversación comentamos: “oye y por qué no mejor creamos un concepto y hacemos fiestas bajo ese concepto”, además en esas épocas en México era muy común hacer ese tipo de eventos.

Entonces de ahí surgió un poco la idea de empezar a hacer actos colectivos con artistas, músicos y marcas, de ahí salió Cultura Colectiva, no éramos un medio ni una empresa de tecnología como lo somos ahora, éramos mejor dicho una plataforma de apoyo de talento emergente. Nuestra única razón de ser era proponer algo distinto ya que pensábamos que en un país como el nuestro, donde decimos que hay tanto talento, que somos creativos, alegres y buenos para desarrollar ideas, teníamos los medios que teníamos, las revistas, la televisión, los eventos, los conciertos, sentíamos que no nos representaban, de ahí nace la idea de decir: “conocemos a toda esta gente que es muy capaz y muy talentosa”, así que nos juntábamos con ellos para hacer eventos que tuvieran una oferta distinta.

- ¿Qué buscabas crear con Cultura Colectiva? ¿alguna vez imaginaste que alcanzarías los niveles de masificación que han alcanzado actualmente?

Pues creo que el sueño siempre ha estado, desde que empezamos la idea siempre ha sido trascender y llegar quizá no a los números que tenemos hoy en día pero como todo emprendedor en el momento en el que empiezas el límite te lo pones tú, y sí… Yo siempre me imaginé que con el trabajo y esfuerzo podíamos llegar lejos con Cultura Colectiva.

No me imaginaba que creceríamos tanto como medio de comunicación en cuanto a las líneas de negocio actuales, pero siempre pensé en grande, así hubiera sido un antro, bar o restaurante, inclusive la tienda en línea o la galería de arte que tuvimos por un tiempo.

Como te comentaba, nunca he tenido la decisión de querer ser abogado, presidente, astronauta o diputado por poner algún ejemplo, el hecho de siempre saber lo que quiero hacer nunca me ha determinado, lo que sí pensé fue: “¿Cómo puedo vivir de una mejor forma haciendo lo que más me gusta?” de esta forma ya no es trabajo, ya no es la empresa sino es más bien cómo y cuánto disfrutas lo que haces y cómo te desarrollas.

- ¿Qué ha sido lo más difícil de tomar la decisión de emprender? ¿cuáles han sido los principales obstáculos?

Yo creo que el principal obstáculo siempre he sido yo mismo, este tema de tener que luchar en contra de las barreras mentales o inclusive la madurez para poder tomar decisiones duras o drásticas y saber cómo hacer las cosas de una forma positiva pues siempre es un poco el obstáculo.

Por otra parte definitivamente el obstáculo más grande como todo joven emprendedor es la falta de capacitación, pero ahí el obstáculo se convierte en un punto de oportunidad al darte cuenta de que tienes que enfocarte o que tienes que desarrollar una habilidad o un conocimiento para destacar. Así te das cuenta de que casi nadie más lo hace, entonces a pesar de ser un obstáculo difícil, se convierte en una oportunidad para tener una historia de éxito.

- ¿Qué ha sido lo que más te emociona al ver el proceso hacia atrás?

Lo que a mi más me emociona es la cantidad de gente que hemos tocado e inspirado tanto aquí adentro, es decir, toda la gente que ha trabajo en Cultura Colectiva, como todos los lectores; ver las pantallas y darte cuenta de cuántas personas están conectadas leyendo nuestro contenido, comentando o compartiendo nuestras publicaciones es muy emocionante.

No se dimensiona la cantidad de gente. Si hacemos un conteo hacia atrás, hemos inspirado a una cantidad de gente mayor a la población de un país como Colombia, Argentina o México por poner un ejemplo, no tengo el dato exacto, pero creo que eso es lo que a mi más me motiva y sobretodo ver todos los fracasos que hemos tenido. 

Nos ha ido bien en términos de Digital Marketing, hemos desarrollado una excelente línea de negocios pero antes de eso quebramos una tienda en línea, quebramos un restaurante, casi hacemos un antro y no lo logramos, la galería también quebró, entonces esa parte de aprender a amar el fracaso me emociona, no saber cuál va a ser el siguiente reto pero sí saber que voy a aprender de eso. 

- ¿Cuáles serían los avances más significativos que has tenido como emprendedor?

El primer avance significativo ha sido lograr tener una empresa que no tenga pérdidas, desde hace tres años hemos podido estar estables, en segunda lugar yo diría que es todo un proceso que tuvimos con Endeavor que es una aceleradora para emprendedores de alto impacto que nos ayudó a mejorar mucho porque nos dieron feedback, nos ayudaron a tomar decisiones más de negocio y no tanto por instinto. Y la tercera y más importante es la inversión que hicieron en nosotros. Ese tema de que haya alguien o una institución que está depositando no sólo dinero sino confianza y tiempo para tomar decisiones y llevar a Cultura Colectiva a otro espectro, a otro nivel. Yo creo que esos son los 3 momentos más significativos.

- ¿Cuáles son los desafíos que se plantean en un corto o largo plazo?

A corto plazo es definitivamente la diversificación de nuestras plataformas. Actualmente como todo medio dependemos mucho de Facebook, evidentemente Google, Twitter y todas estas redes, creo que algo muy importante para nosotros es empezar a diversificar esa fuente o el tráfico de audiencia como tal. Por otra parte, también conocer mejor a las audiencias para poder desarrolar mejores algoritmos predictivos y mejor tecnología para desarrolar contenido, creo que es algo que a corto o mediano plazo tenemos que tener desarrollado.

También, la generación de contenidos de otro tipo de calidad, en otro tipo formatos, en otro tipo de plataformas ya no solamente digitales sino a través de consumo masivo como es la televisión o Netflix, este tipo de plataformas OTT’s o aplicaciones que de cierta forma ya no son tanto una estrategia de contenido digital sino que se va a generar contenido de valor y propiedad intelectual para Cultura Colectiva. Yo creo que esos son los tres ejes: tecnología, contenido de mayor y más ancho formato y el conocimiento de la audiencia.

En profundidad

Únase a la conversación