Empresas

Gerente general de ViewSonic para América Latina: "Es indispensable en el mundo educacional y corporativo tener una plataforma de colaboración"

0
dsc_7839.jpg

Ricardo Lenti asegura que la colaboración responde a cómo permitimos que una sala de clases o de reuniones integre geográficamente a quienes no están presentes.

Por

Hoy en día, las soluciones tecnológicas están siendo solicitadas con fuerza en el rubro educativo. Según el gerente general de ViewSonic para América Latina, Ricardo Lenti, el 30% de las ventas de este tipo de empresas van destinadas a educación. 

En lo que respecta a Viewsonic, sus ventas apuntan a soluciones tecnológicas colaborativas para el aula de clases y sala de reuniones respectivamente, debido a que "son los espacios más importantes, más grandes y que permiten manejar este contenido enriquecido con una mayor profundidad", dice Lenti.

Le consultamos respecto a la evolución del mercado latinoamericano, la necesidad de crear espacios colaborativos y las tendencias con mayor crecimiento. Sus respuestas, a continuación. 

- ¿Por qué se enfocan en estas dos aristas respecto a las soluciones interactivas, educación y corporativo? ¿Son puntos fuertes en el mercado?

Hace 30 años venimos desarrollando productos que están enfocados en cómo manejar toda la visualización para productos que se conectan a computadores. Ahí tenemos monitores y proyectores, con los que nacimos y que rápidamente fueron evolucionando a monitores más grandes. Durante muchos años, aquí en Chile, en toda América Latina y en varias partes del mundo también, hemos introducido muchos proyectores a la educación, como en salas de clases y en el mundo corporativo. La tecnología visual ha ido cambiando y nosotros también como compañía hemos ido evolucionando en ese sentido.

Ya en las salas de reuniones se ven televisores puestos o pantallas grandes en vez de un proyector. En las salas de clases también se está viendo esa transición, comenzando a reemplazar un proyector por un aparato display. Pero el display ya no es un display normal, sino que también es posible interactuar con este, porque hay herramientas que permitenla interactividad.

Y esto ocurre porque el contenido digital ha ido cambiando mucho, una presentación o una clase tiene video, sonido y voz. Es posible interactuar desde la distancia con el alumno o la persona que está participando, no tiene por qué estar en la misma sala. Entonces, se establece como un ecosistema que permite hacer que una sala de clases o una sala de reuniones sea mucho más rica en cuanto a participación, y ahí nace el concepto de la colaboración, como todo el mundo colabora para que una reunión pueda tener un impacto mucho más grande.

Son los espacios más importantes y más grandes los que permiten manejar este contenido enriquecido con una mayor profundidad. De esta forma, la colaboración está impactando en cómo nos reunimos y tomamos decisiones. La colaboración está impactando también en cómo hacemos las clases, de qué manera el profesor prepara el material y cómo los alumnos se preparan. Ahí, entonces, todos los elementos están cobrando mayor vida que en otras partes del mundo del trabajo.

- ¿Cómo ha sido la evolución en los distintos mercados latinoamericanos respecto a las soluciones tecnológicas?

Es una cosa más bien cultural: hay países que absorben estas tecnologías y las incorporan a su diario vivir con mayor rapidez que otros. Es también un problema de recursos. Chile siempre ha estado en la vanguardia en cómo incorpora tecnología informática a todos los aspectos de la vida, y es posible ver apps para un montón de cosa, lo que ya se incorporó en la identidad de nuestra sociedad.

A su vez, es posible ver cómo la tecnología es absorbida cada vez más por las generaciones más jóvenes y a más temprana edad, donde las generaciones más antiguas se incorporan a estas tecnologías como una forma de cohesión. Chile, por ejemplo, ya tiene una cultura informática mucho más enraizada en la sociedad versus otros países. También es una cuestión de recursos, porque este país destina muchos recursos para que sea más accesible y permite que todos puedan disfrutar de ello con más diversidad.

Pero estamos viendo cómo países más pobres y con menos recursos están usando la tecnología como una herramienta para acortar la brecha de desarrollo. La tecnología permite hacer las cosas más rápido, cubrir más áreas, tener más estudiantes conectados, por ejemplo. Entonces, vemos países con menos recursos que están invirtiendo mucho en tecnología, como Centro América y el Caribe, donde vemos cómo se acorta la brecha rápidamente. República Dominicana tiene un proyecto de República Digital, en donde están colocando displays interactivos en cada sala de clases pública. México también tiene proyectos de desarrollo de tecnología educativa muy importantes, que van más allá de entregar contenidos digitales.

La tendencia fuerte es cómo entrego herramientas de colaboración. Vemos como Perú ha crecido en la forma en que están llevando la tecnología informática a la sala de clase, y países como Colombia también está destinando muchos más recursos a eso. América Latina está invirtiendo mucho en educación en general y vemos que esa tendencia va a seguir por muchos años. Todavía el nivel de penetración de proyectores en salas de clases está bajo el 30% en toda la región, aún queda mucho por hacer.

- ¿Ha habido una evolución en las necesidades de estas dos áreas en cuanto a generar espacios colaborativos?

La colaboración según la entendemos nosotros responde a cómo permito que una sala de clases o de reuniones integre a personas que geográficamente no están presentes. Hay una cosa muy importante: todo está distribuido, todo está disperso. Hay personas que trabajan desde sus casas y desde otras ciudades, pero que interactúan directamente con una central, entonces, ¿cómo resolver la parte de la geografía? Ese es uno de los elementos de la colaboración, que permite, ya sea a través de cualquier tipo de plataforma, la interacción.

Lo segundo es cómo permito que el material que está tan disperso, pueda tener todo este mundo multimedia ordenado y armado con un sentido para que tenga una temática y así poder usar todo el contenido de forma armónica. Hay otro elemento que es la inmediatez. Una vez que tengo todo resuelto, quiero tener una copia de lo que pasó sin tener que esperar que alguien haga un reporte.

Finalmente, están los temas de la seguridad y la privacidad. Queremos que todo esté a puertas cerradas, no tenemos por qué compartir con todo el mundo la información que deliveramos. Estos elementos son importantes dentro de la colaboración para que se pueda hablar libremente. Hay un elemento: si hay algo que no se mide, no se avanza. Entonces, para poder progresar se necesita medir las cosas.

Lo otro fundamental, es poder reportarlo. El crecimiento exponencial viene dado por la capacidad de medirlo y compartirlo.

- ¿Qué necesitan hoy las empresas en sus salas de reuniones para promover estos espacios? ¿Cuáles son las herramientas infaltables en pro de la productividad?

Lo indispensable es tener una plataforma de colaboración y ver que el mundo geográficamente es más disperso, ver que la forma de conectividad no está restringuida a un notebook, es mucho más amplia que eso. Es importante poder usar todos los contenidos multimedia y digitales bajo esta plataforma. 

Entonces, es preciso generar un concepto de plataforma de colaboración y definir qué plataforma se usará. Eso es lo que nosotros estamos proponiendo a industrias, empresas, corporativos y sistemas educacionales, para que entiendan que esta es una herramienta para que ellos definan su estrategia de colaboración y de manejo de contenido, junto con poder implementarlo. 

- Cuáles son las tendencias de mayor crecimiento en la región con respecto a estas soluciones tecnológicas?

La tendencia más grande que nosotros estamos viendo es cómo introducir colaboración interactiva más rápido. Ya nadie quiere solo sentarse y presentar, ahora quieren es saber cómo capturar lo que está pasando con la audiencia y cómo incorporar los elementos dentro de la temática que se cubrió. Y ahora las empresas y los sistemas educacionales están armando sus clases y sus reuniones en ese sentido.

Estamos trabajando con empresas que tienen 600 sucursales en América Latina. Ellos dicen “quiero que la reunión de RRHH. sea de esta forma”, “la reunión de Contabilidad debería ser de tal forma”. Entonces ¿cómo hacemos que la plataforma colaborativa te permita que eso coexista? Es mucho más rápido, porque estas herramientas colaborativas están permitiendo que todo sea más inmediato.

En profundidad

Únase a la conversación