Gestión de Carrera

Eva Rimbau, de la Universidad Oberta de Catalunya: "Un 3% de los empleados teletrabajan habitualmente desde casa, tanto en Europa como EE.UU"

0
105_eva_rimbau_a_3.jpg

Esta profesora e investigadora de la dirección de personas y experta en trabajo flexible nos entrega las claves para entender este concepto y ponerlo en la práctica de forma exitosa.

Por

Una de sus líneas de interés es el trabajo flexible, el teletrabajo y el trabajo temporal. Le pregunto por qué le llamó especial interés a tal punto de invertigar el tema, me responde que hace unos años dio cuenta que en España se mantenían tasas muy elevadas de manera persistente. Le interesaba saber qué impacto tenía para las empresas el hecho de que aproximadamente un tercio de los trabajadores no tenía un contrato estable. 

"A partir de aquella investigación inicial, fui aprendiendo más sobre la flexibilidad laboral, viendo que la hay de muchos tipos y que puede resultar tanto beneficiosa como perjudicial para las empresas", asegura Eva Rimbau, .

El tema sin duda ha tenido un impacto a nivel mundial, debido a que la tendencia del teletrabajo, a pesar de que ha crecido bastante en los últimos años, aún lo logra consolidarse. La conferencia internacional dedicada al futuro del trabajo, los espacios, la tecnologìa y la innovación, WORKTECH, se realizó en Chile y contó con la presencia de esta actual profesora e investigadora de la dirección de personas en la Universitat Oberta de Catalunya, además de otros expertos. 

Entrevistamos a Rimbau respecto al trabajo flexible y sus beneficios, sus formas de implementación dentro de las empresas y las nuevas tendencias. Sus respuestas, a continuación. 

- ¿Qué significa 'flexibilidad' en las empresas?

La flexibilidad se refiere a la capacidad de una organización para anticiparse y responder eficazmente a los cambios en su entorno, con el fin de mejorar o mantener su posición competitiva. Para lograrlo, la organización debe ser capaz de modificar tanto los recursos que utiliza, como sus procesos y su oferta con la rapidez y eficiencia necesarias, de manera que el resultado de dichas modificaciones sea más adecuado ante las nuevas circunstancias que la configuración anterior.

Una de las dimensiones en que una empresa puede ser flexible es en todo lo relacionado con los recursos humanos (la que llamamos flexibilidad laboral), pero por supuesto también son importantes la flexibilidad estratégica, organizativa y productiva. De hecho, todas estas dimensiones de la flexibilidad están relacionadas entre si, de modo que una actuación en una de ellas suele exigir actuaciones en todas las demás.

- ¿Qué tipos de flexibilidad laboral existen en las empresas? 

Hay dos grandes enfoques sobre la flexibilidad laboral: la que responde a las necesidades de los trabajadores, y la que responde a las necesidades de la empresa. La primera se refiere, normalmente, a los horarios flexibles, la posibilidad de teletrabajar, y otras medidas que favorecen la conciliación entre trabajo y vida personal.

La segunda busca adecuar las capacidades y los comportamientos de los colaboradores con que cuenta la compañía. Para la empresa, esto incluye dos tipos de actuaciones:

  • La empresa debe poder adaptar la variedad de capaciades (destrezas, conocimientos, habilidades) de qué dispone,  mediante la contratación (y, en caso necesario, el despido) y mediante la formación de sus colaboradores. 
  • Los propios procesos de recursos humanos (selección, formación y desarrollo, retribución e incentivos, salud y bienestar, etc) deben ser flexibles. No podemos seleccionar o formar hoy como lo hacíamos veinte años atrás, ni lo haremos igual si nuestra cultura es de elevada formalidad o si es más bien informal.

Hay que señalar, de todos modos, que la flexibilidad centrada en el trabajador es útil también desde el punto de vista de la empresa, para conseguir las capaciades que necesita, ya que puede ser una herramienta para atraer y fidelizar a los colaboradores más adecuados. También permite que, en caso de grandes inclemencias metereológicas u otros imprevistos, los trabajadores puedan seguir activos, lo que en empresas más tradicionales quizás resultaría imposible.

- ¿Qué tan relevante es hoy el trabajo flexible en las empresas? ¿en qué áreas incide puntualmente?

El trabajo flexible se usa de modo muy desigual, en función de la normativa y la cultura de cada país. A pesar de ello, está creciendo en todo el mundo la flexibilidad de horarios y la posiblidad trabajar desde cualquier lugar (llamado también smart working). Esto ocurre porque la tecnología lo permite y, también, porque cada vez es más importante el trabajo del conocimiento, que no procesa cosas o personas sino información o ideas, y por lo tanto no está atado a una ubicación en concreto. 

- ¿Cómo lograr que funcione realmente esta flexibilidad? ¿quién o quiénes son responsables de que se ajuste al equipo de trabajo?

Depende del tipo de flexibilidad laboral de que se trate. Cuando hablamos de flexibilidad de horarios y de lugar de trabajo, lo fundamental es que la empresa se oriente a los resultados, no a las horas de presencia. Para ello, la dirección debe ser capaz de fijar objetivos que sean un reto alcanzable y que sean comprobables. Luego deben confiar en la capacidad de los colaboradres para organizarse, sin descuidar no obstante el seguimiento periódico y proporcionando los recursos que los colaboradores puedan necesitar.

Cuando hablamos de flexibilidad en las capacidades a disposición de la empresa, es fundamental que la dirección de recursos humanos tenga una verdadera visión estratégica del negocio. Solamente si conoce bien la estrategia de la empresa podrá anticipar las capacidades que serán necesarias y podrá diseñar los planes para que dichas capacides estén disponibles en el momento oportuno.

- ¿Qué beneficios puede traer el trabajo flexible a corto y largo plazo en una empresa?

Los beneficios de la flexibilidad de horarios y de localización no se perciben tanto en el corto plazo en forma de una mayor productividad individual, sino que su mayor efecto se percibe a más largo plazo, gracias al impacto que tienen como medio de atraer y fidelizar talento. Respecto a la flexibilidad en las capacidades de los empleados, ésta tiene sin ninguna duda un impacto favorable en el rendimiento empresarial, especialmente en tiempos como los actuales, en que el cambio es una constante.

- ¿Es una tendencia que va en aumento?

El teletrabajo, aunque ha crecido mucho en los últimos años, todavía no son habituales (un 3% de los empleados o poco más teletrabajan habitualmente desde casa, tanto en Europa como en Estados Unidos). En cambio, la flexibilidad de horarios es mucho más habitual. En Europa, por ejemplo, casi la mitad de las empresas de más de 10 empleados tienen alguna forma de flexibilidad en los horarios de trabajo.

También es creciente el gasto y el número de horas de formación por empleado, por lo que podemos pensar que a las empresas les preocupa cada vez mantener las capacidades de sus colaboradores al día, adaptándolas a las necesidades de su entorno.

En profundidad

Únase a la conversación