Educación

Decana de NEOMA Business School de París: "La revolución en la educación no ha ocurrido, las aulas siguen siendo las mismas"

0
delphine-manceau-dg-neoma-david-morganti-50.jpg

Delphine Manceau analiza el actual escenario de la educación empresarial y responde por qué a su juicio aún no ha ocurrido una verdadera transformación en el rubro.

Por

Para esta experta en innovación y marketing, el cambio profundo de la educación que tanto anticiparon hace diez años, aún no ha ocurrido. Los cursos masivos en línea parecían la herramienta para transformar el aprendizaje y la clave para expandir su acceso a distintas poblaciones, al igual que las credenciales alternativas. Sin embargo, la decana de NEOMA business school en París, Delphine Manceau, asegura que la mayoría de las prácticas y los actores en la educación superior siguen siendo las mismos.

Los cursos online no han tenido el impacto esperado, alcanzando tasas de deserción de un 90%. Ahora bien, Manceau señala que los planes de estudio de las escuelas de negocios se están transformando, y los MBA se centran más en el espíritu empresarial y la innovación. "Estos pocos cambios son los primeros de una verdadera transformación que tendrá lugar en la próxima década"

Entrevistamos a la decana sobre el tema, quien nos detalla las razones de por qué la innovación en la educación empresarial sigue en deuda. Sus respuestas, a continuación. 

- Mencionas que hace 10 años se esperaba la innovación en la educación empresarial, ¿por qué no ha sucedido?

Hace unos diez años comenzaron a aparecer los MOOC o cursos en línea masivos y abiertos, que según los especialistas en educación se convertirían en una fuente de cambios generalizados lo que equivaldría a una transformación al estilo de aprendizaje que siempre habíamos conocido. Los MOOC lograron sacar a la luz la disponibilidad de contenido académico para todos con un solo requisito previo: una computadora y conexión a Internet. En cualquiera de los casos, esa fue la promesa cuando se lanzaron a principios de la década. También apareció la educación digital, que prometía cambiar el modelo tradicional y posicionarse como alternativa a las universidades y escuelas. Se pensó que los graduados tendrían menos importancia y que la enseñanza en aula se valoraría menos.

Diez años después, hemos examinado todo esto y ahora está claro que esta revolución en la educación no ha ocurrido. Las aulas siguen siendo las mismas, incluso si tienen acceso a Internet incorporado. Los MOOCs realmente no han democratizado el acceso a la educación, porque quienes los utilizan son las personas más educadas y menos del 10% de los estudiantes terminan lo que empezaron. En definitiva, la cara de la alta educación sigue siendo la misma. ¿Por qué? Porque hablar con profesores y otros estudiantes es esencial. Lo que cuenta no es solo el acceso al contenido, sino también y especialmente, la forma de enseñar. La experiencia de aprendizaje, las discusiones y el contacto humano constituyen componentes esenciales en el proceso de aprendizaje. Sin embargo, esta sacudida inicial nos permitió reconocer que la tecnología digital funcionará para realizar un cambio profundo en la forma en que las personas aprenden.

- ¿Cómo ha cambiado la educación empresarial en este tiempo? ¿Cuáles han sido las principales innovaciones? 

La innovación nunca es lineal y sin importar el sector, las grandes transformaciones a menudo ocurren de forma irregular. Mientras que la revolución que se anunció hace 10 años no tuvo lugar, hoy en día parece obvio que sucederá durante la próxima década, pero de una manera diferente a la que fue primeramente pensado y anticipada. Los primeros signos son visibles, entre ellos estuvo el surgimiento de clases volteadas que colocaron la interacción profesor-alumno en el centro de la pedagogía del siglo XXI. Pero también el uso de la tecnología para enriquecer la experiencia de aprendizaje y la “gamificación” han cambiado los métodos de enseñanza.

Aparte de la pedagogía, ciertos programas icónicos han ayudado a las escuelas de negocios de todo el mundo. Su reputación se está transformando. Estoy pensando específicamente en los MBA que históricamente fueron impulsados ​​por consultoría y finanzas y que desde hace varios años han migrado a temas enfocados más a emprendimiento e innovación. La ética y la RSE también han tenido una importancia creciente en los programas. mientras estuvieron casi ausentes antes de la crisis financiera de 2008. Hoy estamos viendo cambios que parecen sugerir una profunda transformación hacia la educación superior y la gestión en la educación.

- ¿Cómo ves el futuro de la educación empresarial y los MBA?

El sistema académico tal como lo conocemos fue concebido para la era industrial. Ante los nuevos retos -sobreinformación, una batalla por la atención, el surgimiento de una nueva profesión y el aumento de la ética y preocupaciones ambientales- las instituciones de educación superior necesitan adaptarse.

Todos los componentes de nuestro sector están cambiando. En primer lugar, están los estudiantes. Actualmente estamos lidiando con una nueva generación, nacida después de Google y justo antes de Facebook, que creció con lo tecnología digital y aprendió a hacer clic antes de aprender a leer. Esta generación limitada en curiosidad desea comenzar cosas nuevas y su apertura al mundo se transformará en cualidades excelentes para a enfrentar con éxito el mundo del mañana. Sin embargo, al mismo tiempo, los estudiantes muestran tipos de comportamiento que han cambiado radicalmente. La “batalla por la atención” se ha convertido en una realidad en el aula. Los actores de la educación necesitan reelaborar los enfoques pedagógicos y variarlos con frecuencia para abordar este tipo de audiencia exigente y caprichosa.

Es una necesidad urgente que los profesores reconsideren su papel, su misión de dejar de transmitir conocimientos para transmitir marcos conceptuales y brindar un soporte más personalizado. También hay otro desafío considerable. Hoy necesitamos enseñar a los estudiantes profesiones que no existan todavía. Un informe realizado en 2017 por Dell Technologies y el Institute for The Future destacó que “la capacidad de adquirir nuevos conocimientos y habilidades es cada vez más importante que los conocimientos y habilidades en sí mismos” y ese 85% de las profesiones en 2030 aún no existen. Cuando la inteligencia artificial y los robots han encontrado su posición en los negocios, las habilidades blandas humanas son esenciales: empatía, comprensión del contexto, mentalidad cooperativa, trabajo colectivo, creatividad ... Nuestra misión está cambiando.

- ¿Por qué los estudiantes fomentan la innovación en las escuelas de negocios?

Los estudiantes que ingresaron a nuestras instituciones este otoño nacieron en 2000. Han gastado más de sus tiempo para ver videos de YouTube y jugar videojuegos que leer periódicos y libros. El acceso a la información ya no es un problema, sin embargo, la información ahora es demasiado abundante y a veces es falsa. Esto implica un cambio significativo en el papel de los procesos de educación y aprendizaje. Necesitamos enseñar a nuestros estudiantes a organizar y estructurar la información, a darle contexto, a adoptar una mentalidad teórica para entenderla mejor y saber cómo usarla para tomar decisiones. En una ambiente de cambios ágiles y tareas múltiples donde las personas se aburren con facilidad, un curso que dura una hora o más no es el mejor formato para estimular el aprendizaje. Los intervalos de atención se han acortado. Y es en este contexto que esta nueva generación de estudiantes nos obliga a repensar nuestros enfoques y ser más innovadores en la pedagogía respondiendo a la vez a las necesidades futuras de las organizaciones.

La búsqueda de significado y valores en el trabajo también nos lleva a cambiar el contenido de nuestros planes de estudio. Se han desarrollado en los últimos años nuevos cursos de cultura general relacionados con la actividad económica y la ética de la gestión. Este es el papel de las universidades y las escuelas para impulsar a los estudiantes a reflexionar sobre su lugar de las empresas, startups, ONG y asociaciones de cambio en el ámbito político, social y cultural de los próximos años. También es una oportunidad de involucrarse completamente en los debates actuales y para plantear el tema del valor social desde varios ángulos: las apuestas del capitalismo, el papel de las empresas en la sociedad, el lugar de las diferentes partes interesadas, el Impacto ambiental y social de las organizaciones, etc.

- ¿Cómo se implementa concretamente la innovación en su propia institución?

Siendo plenamente consciente de todas estas preocupaciones, NEOMA Business School se ha comprometido a la transformación digital integral. Nuestro objetivo es inventar una nueva experiencia estudiantil que sea consistente con las prácticas de las nuevas generaciones y que incorpore la Información y el conocimiento.

Desde hace varios años, hemos tratado de fortalecer la dimensión basada en la experiencia del aprendizaje en el aula mediante el uso de la tecnología digital. Por eso nos convertimos en pioneros en el uso de la realidad virtual, una herramienta que nunca antes se había visto en el mundo académico global. Hemos creado varios estudios de caso basados ​​en realidad virtual inmersiva (IVR) y luego los usamos para enriquecer la experiencia de aprendizaje. Una de estas herramientas fue premiada por la AACSB, ubicando a NEOMA Business School entre las 30 mejores instituciones académicas globales.

Dado que el entorno de aprendizaje es esencial en la educación, también hemos estado rediseñando nuestra aulas. En los próximos cinco años, abriremos tres nuevos campus en nuestros sitios actuales en París Reims y Rouen. Respecto a estos nuevos sitios, estamos por ejemplo, trabajando en la creación de salas de aprendizaje, espacios modulares, adaptables en tiempo real, que fomentan un mayor aprendizaje. También estamos creando salas de creatividad. que son patios genuinos para imaginar, crear, innovar y fomentar el surgimiento de nuevas ideas. 

Estos son solo ejemplos. La transformación es lo que está cambiando constantemente nuestra pedagogía, nuestros contenidos y métodos, siempre con un enfoque innovador centrado en “probar y aprender”.

En profundidad

Únase a la conversación