Gestión de Carrera

David Blumenthal: El sueño de contribuir con el fútbol latinoamericano

0
david-blumenthal.jpg

David Blumenthal es actualmente el único estudiante latinoamericano ahora matriculado en el programa de maestría especializado en Administración de Emlyon. Sepa las motivaciones y planes de un colombiano que ama el fútbol y la administración.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

David Blumenthal es actualmente el único estudiante latinoamericano ahora matriculado en el programa de maestría especializado en Administración de Emlyon. Sepa las motiaciones y planes de un colombiano que ama el fútbol y la administración.

David Blumenthal es el único estudiante latinoamericano ahora mismo enrolado en la Maestría en Administración de la Industria Deportiva, programa internacional que se ofrece en la francesa Emlyon Business School. Blumenthal es de Bogotá, Colombia, donde se graduó primero de Relaciones Internacionales en la Universidad del Rosario y luego empezó a trazar una carrera que lo llevó a trabajar en lugares tan distantes y distintos como Costa Rica y Afganistán, en colaboraciones con las Naciones Unidas y el Senado colombiano.

En David se reconocen las características típicas del estudiante y profesional global. Porque lo cierto es que, aunque más de uno fantasea en algún momento con fantasea con la idea de hacer las maletas y tomar un vuelo de ida al extranjero, sea para estudiar o trabajar, y tener la experiencia de vivir entre personas distintas, aprender otro idioma y conocer por dentro otra cultura, no todo el mundo está dispuesto a marcharse por un período largo y dejar atrás la familia, el hogar, los amigos, los lugares favoritos y los sabores y olores que conocemos y preferimos.

Además, al averiguar los requisitos y pasos necesarios para ser admitidos en un programa de postgrado, se encuentra que es un proceso que lleva tiempo y dedicación. Cuando AméricaEconomía indaga entre este tipo de estudiantes, aquellos que verdaderamente han puesto manos a la obra y han cursado sus maestrías y doctorados en el extranjero, la mayoría demuestra tener cosas en común: primero, una curiosidad tremenda por conocer el mundo; luego, un sueño muy personal que se convierte en vocación y el deseo de hacer la diferencia.

Para Blumenthal, la pasión se centra en el fútbol.

-¿Qué lo motivó a elegir y postularse a la Maestría en Management de la Industria Deportiva que ofrece EmLyon? ¿Qué distingue a este programa de otras ofertas?

Desde que recuerdo, el fútbol ha sido mi gran pasión. Desde pequeño el fútbol ha formado parte de mi vida y de mi actividades extracurriculares. Sin embargo, nunca tuve el talento para ser un futbolista profesional por lo que me dediqué a mis estudios de pregrado. Pero al graduarme noté que algo faltaba y fue entonces cuando descubrí que quería enfocar mi carrera al deporte, al fútbol. Esa ambición me llevó a descubrir que hay un déficit de dirigentes y técnicos con educación europea en las ligas de fútbol latinoamericanas, lo que agranda la brecha entre el fútbol europeo y el latino.

En cuanto a la Maestría, la primera motivación fue estudiar en una universidad élite en Europa, la cual ofrece un programa único en el medio. En segundo lugar, este programa está estructurado para conocer la industria deportiva en Europa y en Asia, lo que supone un punto de referencia para el futuro del deporte en América Latina. Finalmente, mi “obsesión” con el deporte y el fútbol redujeron mis opciones a dos o tres universidades que ofrecían un tipo de programa que se ajustaba a mi vocación. El énfasis que Emlyon tiene sobre el emprendimiento hizo que mi decisión fuese más fácil.

-Cursar estudios de postgrado en el extranjero es una decisión de peso para un estudiante de Latinoamérica, aún más en una institución como Emlyon. ¿Cómo fue su proceso desde la postulación a la admisión? A nivel personal, ¿qué le pareció lo más sencillo y cuál fue el obstáculo más difícil de superar?

Para poder realizar la postulación tuve que juntar todos los documentos que me pedía la universidad, por lo que tardé aproximadamente dos meses en completar los exámenes académicos necesarios para postularme. Una vez completada esta parte, tuve una entrevista y de ahí la aceptación.

El proceso de postulación y admisión es similar al de cualquier otra maestría en Europa, así que es bastante sencillo.

Por otra parte, el proceso de planificación tuvo momentos complicados, ya que dentro de los requisitos de admisión estaba el GMAT. Esto sí me obligó a buscar un tutor privado que me ayudara con conceptos de matemáticas que había olvidado.

-Estudiar en contextos internacionales trae consigo un gran aprendizaje cultural, ¿cuál ha sido la principal diferencia que aprecia entre su país de origen y Francia?

El estilo de vida en Europa es muy diferente al de América. Aquí todo el mundo debe ser autosuficiente, independiente y vivir en espacios reducidos. Los latinos subestimamos nuestra propia riqueza y no apreciamos todas las comodidades que países como Colombia ofrecen.

-¿Cuál es el descubrimiento que más le ha marcado? ¿Qué es lo que más extraña de su país?

El descubrimiento que más me ha marcado es la manera de vivir el fútbol ya que en Europa la infraestructura deportiva está muy desarrollada y hay un nivel mucho mayor. Sin embargo, la pasión que se vive en un estadio de fútbol en Colombia o Argentina hacen de Latinoamérica un lugar único en el mundo para disfrutar de un partido de este deporte.

-El programa ofrece “experiencia de trabajo relevante dentro de la industria deportiva”. Desde su perspectiva, ¿cuáles pueden ser las principales diferencias entre el comportamiento de esta industria en países de América Latina y como funciona a nivel global y en Europa?

La mayor diferencia está en que el deporte en América Latina es ampliamente dominado por el fútbol y es la principal fuente de recursos para la industria, mientras que el escenario deportivo en Europa está más diversificado. Por eso la industria tiene más horizontes de crecimiento en comparación. Otro factor que influye es el hecho de que el poder adquisitivo en América Latina es muy inferior al de Europa, esto conduce a que muchas industrias prefieran enfocarse en otros mercados con mayores ingresos.

-¿Qué proyectos tiene para una vez terminado el programa de maestría?

Una vez terminado el programa voy a realizar los cursos de preparación técnica de la UEFA en Inglaterra y complementarlos con otra maestría enfocada únicamente en la industria del fútbol.

-¿Cómo cree que sus conocimientos puedan aportar al entorno de la industria en su país?

Adquirir conocimientos y experiencia en países donde se encuentra la élite del fútbol mundial puede traer varios beneficios para la industria de Colombia ya que pocas personas en el contexto nacional tienen la posibilidad de realizarlos aquí en Europa. Si bien los futbolistas colombianos han tenido un mayor reconocimiento internacional en los últimos años, existe un gran déficit de personal capacitado –tanto en la dirigencia como en lo deportivo– que pueda responder a los nuevos retos globales que enfrenta esta industria.

Obtener la mejor educación posible y así poder contribuir al progreso del fútbol en Latinoamérica ha sido un sueño que he podido materializar paso a paso. 

En profundidad

Únase a la conversación