Emprendimiento

¿Cuál es el panorama del emprendimiento social en América Latina?

0
pablo_munoz.jpg

El académico de la Universidad de Leeds en Reino Unido, Pablo Muñoz, aboga por una mayor discusión entre la empresa social, los gobiernos y la academia, con el fin de fomentar este tipo de negocios.

Por

A propósito de un estudio que está desarrollando la Universidad del Desarrollo (UDD) en conjunto con académicos de algunas universidades de Reino Unido sobre estructura y dinámica del emprendimiento social en Chile, Pablo Muñoz de la Universidad de Leeds, habló con América Economía sobre el panorama a nivel latinoamericano y los desafíos que aún están en deuda en la materia.

¿A quiénes se les puede considerar como emprendedores sociales? ¿Existen estructuras para generar empresas de este tipo en la región?

A empresas que tienen como principal misión generar impacto social y que ocupan estructuras de negocios y mercado para poder seguir invirtiendo la rentabilidad que generan en el mismo negocio o su comunidad.

En el caso de Chile, no hay un marco legal, ni menos mecanismos de formalización que seguir para emprender de forma social. A nivel latinoamericano ocurre lo mismo.

Los emprendedores, dentro de la diversidad y formas legales que existen, buscan el mejor acomodo, pero sin tener un marco que les permita hacerlo.

- ¿Qué falta para potenciar la creación de este tipo de empresas en América Latina?

Hay un marco regulatorio y legal que se debe armar y formalizar. Además, se debe actuar de acuerdo a lo que la empresa social es y también se debe trabajar en conjunto con el sector público. En vez de buscar financiamiento a través de fondos semillas, deberían haber contratos de trabajo como lo que estamos viendo o trabajan sectores sociales más avanzados en términos de formas legales.

- ¿Por qué apostar por los emprendimientos sociales?

Este tipo de emprendimiento ha resultado ser bien efectivo para la entrega de servicios sociales y de bienestar, y la experiencia dice que funcionan muy bien con los gobiernos. Si queremos tener mejor cobertura y calidad en educación, por ejemplo, el gobierno puede invertir directamente o colaborar con una empresa social que pueda contribuir en esta área o en lo que necesite.

Es importante hacerlo, porque es un mecanismo que permite tener avances en la seguridad social y de bienestar de una forma más efectiva.

- A nivel internacional, y específicamente en el caso de Reino Unido donde te desenvuelves y que tiene un ecosistema más desarrollado,¿qué cosas podrían ser replicables en Latinoamérica?

Es necesario conformar instancias de discusión entre la empresa social, el gobierno y la academia. Además de crear mecanismos de apoyos adecuados a la empresa social y no adoptados.

En ese sentido, se debe dar también entrenamiento en emprendimiento social e innovar en cuanto a los sistemas de financiamiento, ya que se sigue dependiendo de fondos muy específicos de corto plazo.

- ¿Qué se puede hacer desde la academia?

La academia debiera cumplir un rol mucho más activo, no solamente en la generación de estudios, sino en la reflexión crítica respecto a cómo se hacen las cosas. También debe tomar acciones más proactivas que reactivas en términos de apoyo y promover la innovación social.

Imágenes | Cortesía

Únase a la conversación