Gestión de Carrera

Carolina Fuentes, haciendo Data Science en Equifax: “Decir que las mujeres podemos quedó en el pasado, las mujeres siempre hemos podido”

0
img-20190306-wa0001.jpg

La ingeniera civil en computación, quien habló sobre su experiencia en Data Science en la reciente WiDS, explica cómo llegó a ese rol y cuál es su visión con respecto a su pasión: la visibilización de mujeres en el rubro tecnológico. Para ella, aún falta confianza y atrevimiento.

Por

Tan pronto se tituló de Ingeniería Civil en Computación, la chilena Carolina Fuentes comenzó a trabajar en una plataforma de Big Data que se estaba empezando a implementar en las oficinas de Equifax en Santiago, a la que llegó a través del programa “Back to College”, iniaciativa del Centro de Desarrollo, donde profesionales de la empresa visitan las universidades para exponer la cultura organizacional, entre otras cosas. Ahí, partió hace cinco años como Data Engineer y hace dos asumió roles de liderazgo, siendo Service Delivery Management para Australia y países de América Latina. 

Carolina, quien se encarga de "asegurar que lo que los clientes están esperando sea entregado a tiempo y con calidad, junto con guiar al equipo de desarrollo", se presentó el jueves 7 de marzo en la Stanford Women in Data Science (WiDS), conferencia que busca dar a conocer los últimos conocimientos en Data Science, que se realizó en Santiago, Chile. 

Para ella, la iniciativa WiDS muestra que "estamos haciendo cosas importantes y tenemos referentes locales femeninos". Al mismo tiempo, la ingeniera civil en computación se encarga de visibilizar que más mujeres se involucren en estas temáticas, tal como ella fue una espectadora en la iniciativa de Equifax cinco años atrás. 

Deseos de aprender

A la hora de analizar qué camino seguir para hacer carrera en Data Science, Carolina dice que no hay solo unrumbo, ya que se pueden encontrar profesionales de distintas carreras trabajando en esta área. Para ella, posicionarse en una empresa bajo este cargo u otro relacionado con la tecnología, requiere de deseos de aprender y la habilidad de comunicarse, ya que se suele trabajar en equipos donde la interacción es crucial. 

"Recomendaría estar actualizándose, leyendo siempre de tecnología, aprendiendo de nuevas herramientas open source y atreverse. Si te das el tiempo y tienes ganas de desarrollar una habilidad, lo vas a hacer", dice. 

-Profesionalmente, ¿en qué proyectos estás?

Espero que los proyectos en los que estoy trabajando salgan bien y tomar otros nuevos. Hoy, por ejemplo, debemos movernos a la nube, y por esto estamos investigando para adoptar nuevas tecnologías. Entonces, independiente que esté en posiciones de liderazgo, hay que estar actualizándose para poder dirigir al equipo. Como desafío tenemos que seguir manteniendo las herramientas 'On Premise' y a la vez hacer la migración a la nube, y eso es lo que estamos viendo. 

-A nivel personal, ¿en qué te gustaría seguir aprendiendo?

Algo que me interesa mucho es el visibilizar a mujeres que están trabajando en esto. El año pasado fui seleccionada para participar en el programa Hidden No More, que se realiza durante dos semanas en Estados Unidos. Ahí nos reunimos 50 mujeres de todas partes del mundo, donde se nos entregaron herramientas para vibilizar a mujeres.

Ese es mi foco, seguir desempeñándome en Equifax, pero también trabajando en estas cosas. El jueves estuve en WiDS y estoy trabajando en otro proyecto con la Embajada de Estados Unidos que consiste en proyectar la película Hidden Figures a niñas de liceos en Chile. Quiero inspirar a más mujeres a atraverse, a que se puede. El "tú puedes" está prácticamente obsoleto, debemos involucrarnos en todas las áreas del conocimiento porque tenemos mucho que aportar. Eso es lo que en realidad me apasiona. 

-En tu paso por el programa Hidden No More, ¿qué tipo de recomendaciones te parecieron interesantes para visibilizar casos de mujeres ?

Se hablaron muchas, pero una es el visibilizar roles que sean cercanos. Como ejemplo, el mencionar un caso de liderazgo de una mujer de la NASA a una niña chilena no le hará mucho sentido, porque acá no tenemos esto. Entonces, eso es uno de los temas que se deben mejorar, mostrar roles locales de mujeres que han tenido una historia muy similar al de las niñas y que han sido exitosas.

Hay que dar a conocer también los desafíos detrás y que es posible salir adelante sin necesariamente ser brillante, porque no se necesita serlo para trabajar en Data Science ni estudiar una carrera de Ingeniería. Lo que se necesitan son las ganas y dedicar el tiempo necesario para lograrlo. 

Hay que exhibir roles y sembrar la semilla desde que son pequeñas, desde que nacen, y dejar que las mujeres tomen riesgos, al igual que los niños. Al terminar cuarto medio, las mujeres suelen dejar de lado carreras de Ingeniería porque les parecen difífiles; pero, al contrario, muchos hombres se arriesgan. Las mujeres estamos poco dispuestas a asumir riesgos. 

Los padres son otro tema, hay que educarlos para que críen a sus hijos como iguales. Si lo hacen, sus hijos se sentirán así. 

-En esta búsqueda de visibilización de roles femeninos en Chile, ¿cuál es tu diagnóstico?

Últimamente, con esto de la revolución feminista, que me encanta y tiene puntos positivos y negativos, se están viendo casos. Un ejemplo es el querer cambiar por nombres de mujeres las estaciones del metro. Lo encuentro genial, es posible que años atrás lo hubiéramos pensado pero sin hacerlo. Que esto esté en la palestra ahora indica que podremos avanzar más rápido. 

-¿Qué le falta desarrollar a los candidatos en esta industria ?

Las habilidades blandas y autoconfianza, porque muchas personas saben bastante pero no lo reconocen. Lo otro, es que hay muy pocas mujeres en la industria. Cuando buscamos desarrolladores, de 10 currículos que nos llegan solo uno pertenece al de una mujer. Por eso hay que partir fomentando las ganas de estudiar esto desde que son niñas, cuando están en el liceo.

-¿Una reflexión final?

Decir que las mujeres podemos quedó en el pasado, las mujeres siempre hemos podido y siempre hemos tenido las capacidades. Solo nos falta autoconfianza y darnos cuenta que podemos aportar mucho en todas las áreas del conocimiento. Hay que atreverse, siempre habrá otra mujer apoyando. Tenemos que apoyarnos entre nosotras para visibilizarnos en estos roles, porque es súper importante vernos y hacer más cercanas estas experiencias de éxito y fracaso. 

En profundidad

Únase a la conversación