Finanzas

Bob Johnson: El guardián de la ética en las finanzas

0
bobjohnson.jpeg

Entrevistamos al director ejecutivo de la acreditadora CFA, cuyo rol ha sido el de restablecer la confianza en los hombres de finanzas tras la debacle de 2008.

Por

.En estos días más que nunca se buscan analistas financieros que además de ser éticos, sepan adaptar la realidad económica global. A propósito de esto mismo, es que el número de profesionales de la región que se inscribe en el examen de acreditación de Chartered Financial Analyst (CFA), ha crecido.

Del total de 115.027 candidatos al examen de CFA, 2.022 profesionales tomaron los exámenes en Junio de 2011 en 15 países de América Latina y el Caribe, 3% más de los que lo presentaron en junio del 2010.

Bob Johnson, director ejecutivo del CFA Institute, se refirió al aumento de candidatos de América Latina, la internalización de la ética de parte de los candidatos que hacen el programa y acerca del cambio de la formación de los gestores financieros.

¿A qué se debe el aumento de candidatos de América Latina?

Hubo un incremento en el número de candidatos en América Latina debido a una nueva estrategia para la región, en la que estamos trabajando con reguladores, universidades y la prensa. El incremento en el registro para el año 2011 alcanzó el numero de 3.570 candidatos, casi el doble de los 1.829 candidatos registrados para el examen hace cinco años atrás.

Con todos los países que integran el Mercado Integrado Latinoamericano (Mila) estamos trabajando con los reguladores en la región. En Colombia, Chile y Perú tenemos firmado convenios con los tres reguladores de asistencia para desarrollar las mejores prácticas.

¿En qué países de la región se ha incrementado más la participación?

En Brasil es donde hubo mayor cantidad de candidatos, con 1.344 para presentarse en el examen en 2011, Perú con 467 y México con 377. Se asocia el mayor número de Brasil, porque existe mayor población. En el caso de Perú, en 2005 hubo una regulación en que se exigió que quienes trabajaban en el mercado como asesores de inversión con fondos mutuos y de pensiones de Perú deberían haber pasado con éxito los exámenes del nivel 1 del CFA. Más tarde se agregaron en la regulación otras certificaciones y se extendió no sólo a gestores de fondos, sino que a otros.

¿En qué se basa la estrategia para América Latina?

La estrategia básicamente surge por la consecuencia de que estamos representados de una manera muy pequeña en cualquier métrica, ya sea por el PIB o por el tamaño del mercado financiero. De esta forma se aprobó un plan para destinar recursos a América Latina.

En el caso de Brasil, ni siquiera hemos rascado la superficie, por decirlo de alguna manera, tomando en cuenta el tamaño de la industria. Por ejemplo, el mercado potencial de Brasil es enorme, podríamos compararlo con el mercado laboral de Canadá donde tenemos 12 mil miembros, mientras que en Brasil tenemos 368. Los mercados son comparables en términos de tamaño. Eso de alguna manera te da una idea del crecimiento. Por ejemplo, en Brasil sólo un empleador tiene 50.000 potenciales candidatos a tomar el examen del CFA.

En Chile, Colombia y Perú, estamos trabajando muy fuerte con reguladores y universidades, haciendo un gran progreso.

¿Cómo internaliza la ética el analista financiero que se adhiere al CFA?

Nosotros tenemos un fondo de ética y estándares profesionales que datan de 1963, desde que comenzó con el programa del CFA. El programa se basa en tres principios: competencia profesional, experiencia y ética. Como ejemplo, es que cuando uno analiza, de alguna manera, el conocimiento y la experiencia de un médico o abogado, lo más importante que se debe tener en cuenta es su ética. Tenemos un código de ética y estándar de conductas que forman parte de la columna vertebral de nuestro programa y que es un pilar para los profesionales de la inversión.

La diferencia del programa de CFA en comparación con muchos otros, es que cuando apruebas los tres niveles, tienes la designación del instituto, que te da el derecho de uso de la letras CFA detrás de tu nombre y que significa lo mismo en cualquier parte del mundo.

Además, todos los años los analistas tienen que firmar que se adhieren al código de ética. Por lo que si se comprueba que un miembro violó el código de ética, según la regulación del país al que pertenece, se pueden tomar sanciones. Estas pueden llegar incluso a quitarle el derecho a uso de las letras del CFA detrás del nombre.

¿Existe entonces una especie de seguimiento a los miembros?

Sí, todos los años cada miembro debe mandar una confirmación de que está cumpliendo con los estándares de la ética. Normalmente existe un comité de disciplina. También nos enteramos por nuestros miembros, que obviamente quieren mantener la designación profesional en un estándar alto, quienes informan en caso de haber algún otro miembro que está violando las reglas establecidas por el comité de ética.

Además, estamos continuamente recibiendo noticias de las reguladoras. Una vez que se sabe de una persona que viola las normas, es juzgado por un juez colega y se le puede privar de usar la designación profesional, las letras CFA.

¿En qué ha cambiado la formación del analista financiero a lo largo de los años?

En el manejo de riesgo, ahora tiene una cobertura más importante, que finalizando los 90', porque ha evolucionado y tomado mayor preponderancia.

¿Cree que se ha restablecido la confianza en el rol del analista financiero?

Creemos en el proceso positivo de la restauración de la confianza ante la última crisis, que muchos creen financiera, pero que realmente fue política. Lo que ayuda a restaurar la confianza en los gestores de inversión, es que resulta más fácil encontrar personas ligadas al mundo financiero que estén centrados en su parte ética.

En profundidad

Únase a la conversación