Gestion de Carrera

¿Por qué la tecnología es un superpoder para niñas y mujeres?

0
mr2.jpg

Por Mónica Retamal, directora ejecutiva en Fundación Kodea.

Por

La falta de mujeres en tecnología responde a múltiples causales. Dice la historia que en los inicios, éramos muchas más en la industria, pero nuestra participación fue decreciendo a niveles tan críticos que hoy los productos tecnológicos adolecen del punto de vista del 50% de la población. Las mujeres consumen hoy - en varios canales- incluso más tecnología que los hombres y por esa misma razón, que la industria tecnológica mundial está haciendo un esfuerzo enorme por atraer mujeres a sus filas, con el objetivo de mejorar sus productos y de paso tener equipos diversos que aporten nuevas miradas a la innovación.

Según el INE, el 48,5% de las mujeres participa en el mercado laboral chileno y de ese grupo, de acuerdo a los registros de la ACTI solo el 5% se dedica a la tecnología y mientras la oferta de empleos en digitales aumenta de manera exponencial; las mujeres interesadas en programar siguen siendo escasas.

Mirando las cifras, pareciera que la única posibilidad real de mover la aguja es partir desde el principio. En USA, siguiendo este enfoque, Code.org, fundación que aboga por la incorporar ciencias de la computación en el currículo escolar, puso su foco en las niñas más pequeñas, relacionándolas con el mundo STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) desde kínder.

Exponerlas a tan temprana edad a la tecnología les ha permitido tener en cinco años a más de 10 millones de niñas programando. De ellas el 1%  se convierte en estudiantes de ciencias de la computación. La proyección dice entonces que en los próximos 10 años habría equilibrio de género en las carreras informáticas y por lo tanto más mujeres aprovechando los beneficios de trabajar en una de la industrias más prósperas del planeta.

Sumar a las niñas desde los cinco años al mundo STEM nos garantiza una sociedad con mayor creatividad, pensamiento crítico y trabajo colaborativo. Con seguridad también profesionales mejor preparadas para enfrentar el mundo de la medicina, astronomía, la logística, la ciencia y un sin número de otras disciplinas donde saber programar no será un plus, si no un imperativo.

Qué efecto tendría en Chile sumar a las niñas a la tecnológica desde temprana edad. Primero, disminuir el déficit de capital humano especializado en TI que tenemos y que alcanza un 25% anual; pero también cumplir varios de los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU como son: igualdad de género, trabajo decente y crecimiento económico, ciudades y comunidad sostenibles.

Pero quizás un efecto clave es que conseguiríamos mayor presencia femenina activa en el trabajo y por ende, un cambio de estructura económica en nuestro país. Según la ONU Mujer esa presencia activa aumenta el PIB de las naciones. El nuestro podría crecer en un 0,68% si se atrae a 100 mil mujeres al mercado laboral, de acuerdo a estimaciones del Ministerio de Economía.

En este mes dedicado a la mujer, les proponemos entregarles a las niñas herramientas digitales, con ello les estaremos dando una posibilidad real de crecimiento, como dicen algunos emprendedores tecnológicos, les daremos un súper poder, y a Chile, una razón para describirnos como una larga y angosta tierra de talento.

En profundidad

Únase a la conversación