Emprendimiento

Mujeres y emprendimiento en Chile: cómo actuar

0
alejandra_fuenzalida_color_1.jpg

Por Alejandra Fuenzalida, directora ejecutiva de United Way Chile.

Por

En la actualidad, es fácil reconocer en nuestro país la importancia y el valor que tiene el emprendimiento para la economía nacional y, más claro aún, por lo que representa desde el punto de vista del desarrollo de las personas. Sin embargo, cuando entramos a analizar con más detalle un aspecto esencial como es la diferenciación por género, vemos que en Chile aún tenemos una deuda con las mujeres.

El Instituto Nacional de Estadísticas dio a conocer los resultados de la V Encuesta de Microemprendimiento 2017, la cual arrojó un total cercano a los dos millones de personas que optan por esta vía para generar ingresos. De ellos, 17% son empleadores, mientras que el 83% restante pertenece al grupo denominado Trabajadores por Cuenta Propia. Del total, sólo un 39,2% son mujeres.

Mientras algunos aluden a barreras culturales, por la tradición de vernos más asociadas a labores domésticas, lo cierto es que nosotras hemos tenido que derribar distintas barreras, desde el acceso al financiamiento hasta resolver el cuidado de los hijos -en aquellos casos en los que sí existen- y diariamente nos encontramos con dificultades que impactan en los números que hoy se manejan a nivel país. Por esto, urge que seamos capaces de cambiar el discurso y transformarlo en acciones integradoras y receptivas para que cada vez tengamos más emprendedoras en distintos rubros.

En este sentido, es importante impulsar acciones público-privadas que permitan entregar las herramientas necesarias para abrir nuevos espacios de crecimiento profesional donde las mujeres podamos mostrar nuestras ideas, cualidades y formas de ver el mundo, si queremos seguir caminando hacia la inclusión y el desarrollo.

El 29 de abril celebraremos en Chile el Día del Emprendimiento, fecha precisa para que reflexionemos sobre cómo estamos actuando a nivel país y qué podemos corregir o añadir a las condiciones actuales a nivel local para integrar más mujeres. A partir de ahí, podremos seguir llenando este ecosistema de ideas, innovación, nuevos negocios y un sinnúmero de características que nos beneficiarán de forma transversal, sin distinción de género.

En profundidad

Únase a la conversación