Management

Los nuevos desafíos de los CEOs en el 2020

0
gabriel-rovayo.jpg

Por Gabriel Rovayo, CEO de EFQM South America Pacific.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

Nuevos vientos corren para las empresas el 2020. Y al ser el CEO, la cabeza de una compañía, el peso de llevarla hacia el éxito es todo suyo. Sin embargo, a las puertas de la segunda década del siglo XXI, los CEO enfrentan nuevos desafíos de la nueva coyuntura mundial para sus empresas. Los más recientes estudios al respecto, señalan que la principal preocupación y el principal desafío para un directivo es el desarrollo de una permanente cultura de innovación, como insumo principal de su estrategia de crecimiento para sus organizaciones.

Pues se ha comprobado que la innovación es el ingrediente principal del éxito de un emprendimiento, sea cual sea su tamaño, región o rama de trabajo.  Uno de los reportes más completos acerca del tema es el C-Suite Challenge de The Conference Board, recoge la opinión de los CEOs de las empresas de mayor influencia a nivel global. En su última edición encuestó a más de mil líderes de negocios a quienes se les consultó sobre los principales desafíos que enfrentan y enfrentarán sus organizaciones en el futuro.

El resultado fue:

1. Liderazgo en temas de innovación y tecnología.

2. El reto de atraer y retener el talento.

3. La creación de nuevos negocios con tecnologías disruptivas.

4. Preocupación respecto de la inequidad salarial.

5. El reinado de la cultura de innovación.

6. El miedo a la recesión global.

Innovación… esa es la palabra eje en el contexto empresarial en cualquier parte del mundo. La innovación es una prioridad dentro de las empresas, para asegurar su continuidad. La era digital, desde luego, ha afectado en muchos aspectos a la gestión empresarial. Un área en la que la tecnología está dejando su marca en particular es en las relaciones y expectativas del cliente.

De la mano de la tecnología va, inevitablemente, la necesidad de combatir las amenazas de ciberseguridad. La tecnología no solo está cambiando las relaciones y expectativas de los clientes, sino que también crea nuevos riesgos que los CEOs deben abordar. Uno de ellos es la ciberseguridad: incluso las pequeñas y medianas empresas deben pensar seriamente en ello. Las pequeñas empresas son las más vulnerables. Tener un plan de gestión de riesgos de ciberseguridad y garantizar que el software se mantenga actualizado es una de las prioridades que hacen la diferencia entre el éxito y el fracaso de una empresa.

El otro gran desafío para los directivos del siglo XXI es, sin duda, la optimización de la comunicación a todo nivel. Comunicar de manera eficaz con consistencia y transparencia, fue para los directivos consultados, la estrategia de capital humano más importante.

El negocio está mucho más centrado en el cliente y los directores ejecutivos deben pensar en cómo gestionar las líneas de comunicación con estos.

Actualmente, y en las últimas dos décadas, la manera de comprar de los clientes ha cambiado mucho. Por lo que gestionar las expectativas de los clientes es otro desafío. Entre los cambios que ha experimentado la manera de comprar, es que ahora los clientes saben mucho sobre el producto y servicio que van a adquirir antes de ordenarlo.   es que ahora antes de comprar un cliente se ha informado mucho sobre el producto o servicio. Es decir, están un paso adelante.  

Este es un siglo de una competitividad salvaje. Quien no innova no progresa y su empresa está condenada al fracaso. Los presidentes ejecutivos de hoy se enfrentan a una dura competencia y, en particular, a la sobresaturación del mercado. Hay muchos productos y servicios similares en el mercado. De manera que los líderes empresariales tienen que pensar más en la diferenciación y cómo asegurar la lealtad a la marca, anticipando tendencias y adelantándose al mercado.

La fórmula es: innovación + funcionalidad + retroalimentación de los clientes.

En profundidad

Únase a la conversación