La industria financiera debe cambiar

0
augusto_ruiz_-_tagle.png

Por Augusto Ruiz Tagle, fundador de Destacame.cl.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

En las protestas del último tiempo las personas muy claramente han expresado su malestar y frustración con el sistema financiero. Y lo hacen, pues las finanzas son importantes para todos. Así, hemos escuchado a muchas personas quejarse por el alto costo, el bajo acceso a productos crediticios, la poca transparencia y el sobre-endeudamiento. 

En Destacame hemos venido viendo esta frustración desde hace más de 5 años en Chile y México y hacemos nuestro mejor esfuerzo para contribuir a las personas para que tengan una buena saludad financiera y acceso justo al crédito. Hoy tenemos más de 2,2 millones de usuarios pero todavía nos falta mucho por recorrer. Estamos seguros de que para avanzar en tener un sistema financiero más inclusivo y responsable, debemos poner el foco en incorporar nuevas tecnologías y el acceso a más y mejores datos.

Las nuevas tecnologías y la  innovación nos permiten abordar los desafíos presentes buscando soluciones nuevas e innovadores. Así, hemos visto cómo las nuevas tecnologías han permitido llevar productos a sectores que no tenían a una fracción del costo actual. Esto, a su vez, permite ofrecer productos de buena calidad a precios competitivos donde antes no había nadie ofreciendo estos productos. Pero para que esto resulte, se necesita aumentar la competencia para disminuir las barreras de entrada y no asfixiar a las nuevas empresas con nuevas regulaciones. El desarrollo de las Fintech el mundo como Sofi, Ant Financial y SoFi son claros ejemplos de cómo haciendo cosas diferentes, la sociedad como un todo se ve favorecida.

Pero, para poder innovar realmente en el mercado financiero se debe tener acceso a más y mejores datos. Esto, pues los datos nos ayudan a entender mejor a las personas desde diferentes ángulos y así poder ofrecer mejores productos hechos a la medida de cada uno. 

Por ejemplo, hoy en Chile cerca del 15% de aquellos que tienen una cuenta corriente o de débito tienen asignado un producto crédito. Para solucionar esto, tener toda la deuda positiva y negativa consolidada en un solo lugar y los datos bancarios disponibles de manera simple, rápida y barata para todos (todo esto siempre con el consentimiento del titular de los datos y a través de APIs), es clave para poder entender mejor a las personas y poder ofrecerle productos y servicios que actualmente no se les está entregando. Iniciativas como la deuda consolidada y Open Banking son claros ejemplos de esto pero lamentablemente llevamos años discutiendo y no se ha visto ningún avance.

México representa un muy buen ejemplo de cómo las políticas públicas ayudan a las personas a mejorar el acceso al crédito: en solo dos años, el acceso a créditos de consumo ha aumentado en un 29% y el crecimiento de la industria Fintech ha sido explosivo. Para ello, México cuenta con acceso a todos los datos financieros tanto positivos y negativos y de pago de algunos servicios básicos como telefonía celular. Más aún, están tan alineados con la importancia de la inclusión financiera y del impacto de la industria Fintech en ésta que, el año pasado se aprobó la Ley Fintech, que entre varias cosas, regula  la apertura de los datos bancarios a través del Open Banking.

Chile necesita urgente asegurar el acceso a más datos de manera rápida y barata para que nuestra industria financiera sea más abierta e innovadora. Solo así podremos seguir construyendo nuestro sistema financiero para que sea más inclusivo, responsable y transparente. Y sobre todo, para que esté al servicio de las personas y que todos podamos alcanzar nuestras metas de vida y al final, seamos más felices.

En profundidad

Únase a la conversación