Estrategia

La esencia de la vida es la esencia del negocio

0
dulce_.jpg

Dulce González, especialista en emarketing, certificada por la eMA (eMarketing Association), actualmente directora del Centro de Relación con Exalumnos de la Universidad de Monterrey y profesora de Rediseño de Procesos y Tecnologías de Información.

Por

¿Realmente conocemos, comprendemos y consideramos nuestra misión para sentar las bases de nuestro puente hacia el éxito?

Y lo cuestiono no sólo en el ámbito personal sino en nuestra vida profesional y empresarial. Todos, independientemente de nuestras creencias, tenemos una misión en la vida. Igual pasa en las empresas, sin importar su giro o tamaño.

Es increíble como en ocasiones vamos por la vida sin un objetivo, sin un sentido, es por eso que podemos perder la visión en cualquier momento, podemos perder la motivación.

¿Por qué despertar un día más, levantarnos de nuestra cómoda cama, bañarnos, arreglarnos, manejar hacia el trabajo o realizar cualquier actividad que acostumbremos si no se tiene un motivo?

Pero no se trata de tener una misión por tenerla o tenerla sin comprenderla y sin tener una convicción plena en cumplirla. Realmente se trata de ir forjando ese camino, ese puente sólido que nos lleve al cumplimiento de nuestra misión, y para esto no podemos esperar que de un día a otro, por arte de magia, se tenga construido nuestro puente, con materiales resistentes. Necesitamos ir fortaleciendo cada paso, cada centímetro, cada trazo de ese destino.

Necesitamos prepararnos, contemplar los recursos con los que contamos, identificar las capacidades, habilidades y aptitudes que tenemos. Pero de igual manera es importante ser conscientes de nuestras debilidades, áreas de oportunidad y escaseces para poder trabajar en ellas.

Igualmente, las empresas en miles de ocasiones no tienen una misión clara, una visión integral. No saben hacia dónde se dirigen y van llevando, no sólo sus resultados sino a todo su Capital Humano, por un túnel oscuro en vez de avanzar por un puente sólido, seguro y adecuadamente alumbrado.

Al igual que el ser humano cuenta con diferentes sistemas (respiratorio, digestivo, nervioso…), las empresas cuentan también con diferentes sistemas organizacionales con funciones
específicas. Lo importante es la adecuada interacción entre ellos, ya que esto es esencial para lograr una ventaja competitiva y el sano funcionamiento de nuestra empresa.

Para comprender el funcionamiento de los sistemas organizacionales, es indispensable tener claro primeramente, cuál es el Core Process o Procesos Básicos de tu negocio, entendiendo como tal, a la razón de ser de la organización, pudiendo existir uno o varios en una misma empresa. Estando conscientes, igualmente, que será el mismo en todas las empresas del mismo giro que la tuya.

Por ejemplo, en la industria telefónica, cualquiera que sea su razón social, el Core Process es la capacidad de establecer una comunicación entre dos o más individuos. Si lo eliminamos simplemente desaparece esta industria, desaparece el sentido de la organización.

Por otro lado, es indispensable identificar cuáles son las Core Competencies o Capacidades Esenciales de tu negocio, ¿tú las conoces?, sino ¿cómo generarás ventaja competitiva?, ya que éstas son los diferenciadores de tu organización. Es lo que dará origen a la ventaja competitiva ante tus principales competidores.

Retomando el ejemplo de la industria telefónica, si una empresa de telecomunicaciones puede disminuir los costos de interconexión, entonces podrá ofrecer precios más bajos a sus clientes y generar una ventaja competitiva. A esto se le conoce como Core Competencies. 

De aquí lo siguiente, el resultado de Core Products o Productos Esenciales de tu empresa u organización. Son esa parte de un servicio que ofreces, el producto más grande o importante que tiene, pero que no es el producto terminado o producto final. Algunos lo pueden  reemplazar pero otros  e incluso el cliente no puede no verlo, pero lo necesita

Siguiendo con el ejemplo de la industria telefónica, uno de sus Core products sería la red – probablemente de fibra óptica o satelital - para el cliente es indistinto el procesamiento de la red pero la requiere para poderse comunicar y valora que tan bueno o malo es su funcionamiento, lo cual nos lleva otra vez a los Core Process de la industria.

Finalmente, se desprenden los diversos negocios de nuestra organización, lo que nos hará redituable nuestra inversión de tiempo, dinero y esfuerzo al final del día en nuestras empresas.

En mi ejemplo, el cliente nunca pregunta por el o los Core Process, Core Competencies o Core Products, simplemente llega a preguntar por el plan que más le convenga, el dispositivo que más le agrada, de acuerdo a su conveniencia.

Razón por demás que estos términos del mundo de los negocios: Core Process, Core Comptencies y Core Products, deben estar en nuestro radar, y que si no conocemos nuestra misión, no la comprendemos y no la consideramos, las bases de nuestro puente hacia el éxito estarán frágiles y sensibles a cualquier derrumbe.

Así como los seres humanos necesitamos revisar nuestros sistemas periódicamente, las organizaciones requieren revisar sus Core Process, Core Comptencies y Core Products  en diferentes periodos de tiempo. Para así asegurar su adecuado funcionamiento y , por consecuencia,  mantener su ventaja competitiva en “buen estado”.

En profundidad

Únase a la conversación