Recursos Humanos

¿Cómo sobrellevar el fin de año?

0
i-sharon.jpg

Por Isaías Sharon, coach internacional y director ejecutivo de Smart Coach.  

Por

El tiempo pasa volando y no nos damos cuenta cuando ya estamos nuevamente en diciembre y las celebraciones nos invaden por todas partes, por lo que el trabajo se hace muchas veces más arduo con los procesos de finalización, cierres, cuadraturas y estados de resultados generales de la gestión anual.

Para muchos la llegada de esa mayor carga laboral y la presión que muchas veces nos cae de cumplir en navidad y de tener una celebración de año nuevo sin igual, acaban por pasarnos la cuenta, aumentando el estrés y haciéndonos tomar decisiones que no nos ayudan a sentirnos mejor y ni a que esta sea la mejor instancia para sacar cuenta de nuestros avances durante los últimos doce meses, y menos comenzar a trazar los desafíos que nos esperan en el nuevo año que inicia.

Aunque pudiera resultar muy difícil salir del estado de fin de año, hay algunas acciones concretas que podemos realizar para llevarlo de la mejor manera, incluso disfrutarlo con las oportunidades que nos ofrece una fecha repleta de opciones particulares.

¿Tienes sobrecarga laboral? Tener más trabajo de lo razonable es un factor importante de cuadros de estrés, fatiga, burnout e incluso la aparición de ciertas enfermedades. Lo primero que es importante analizar es cuánto trabajo realmente tenemos y cuánto es causa de una mala organización o un desorden en nuestra estructura de hacer las cosas, o las prioridades que tenemos. En la mayoría de los casos un cambio en nuestra metodología de hacer las cosas nos permite ser más productivos, y por lo tanto, terminar nuestras tareas sin dejar que se acumulen hasta agobiarnos.

En ese sentido, maneja listas diarias de tareas, las cuales puedas priorizar y abocarte a terminar una a la vez. Verás que quizás no es tanto o tan complejo ir sacando esos pendientes de tu lista día a día y tener un seguimiento claro del trabajo que hemos realizado y lo que nos falta por hacer, así como cuales son realmente urgentes o críticos para nuestros resultados.

Por otra parte, en estas fechas que los medios de comunicación y el entorno nos transmiten más ansiedad y presión por comprar ciertas cosas, por comer ciertos productos y por sentirnos de una manera determinada, es bueno apagar un poco la televisión y pensar en lo que realmente es importante para nosotros, donde el qué queremos celebrar y cómo lo queremos hacer, sin la finalidad de cumplir los estándares que nos dicen, toman relevancia.

Sumarnos o quitarnos presión en este fin de año es una decisión personal, y hay maneras simples de desconectarnos de las ansiedades y angustias, para volver a sintonizar con lo que nos gusta y nos hace sentido de forma genuina y sincera.

En profundidad

Únase a la conversación