Liderazgo

Brasil: mercado de las Business School

0
profesor_jrpin.jpg

Por J.R. Pin Arboledas, profesor del IESE Business School.

Inscríbase en nuestros newsletters

Por

Se dice que Sao Paulo es una de las ciudades más caras del mundo para las personas de negocios. De hecho, en algunos de sus restaurantes las facturas están al nivel de Nueva York o Londres. También se dice que los salarios de sus directivos están al nivel de estas dos ciudades. En mis últimas clases en el IESE/ISE (marca brasileña en portugués) he vuelto a tener una sensación que ha desaparecido en Europa: los presidentes, gerentes generales y directores de Recursos Humanos están preocupados por evitar la rotación de sus plantillas. En especial cuando se refieren a los directivos.

Los hay que duran sólo meses en sus nuevas empresas; si duran más de un año se consideran veteranos. Un recién contratado recibe enseguida ofertas económicas tentadoras. ¿Qué indican estos datos? 

Faltan directivos preparados en Brasil

La conclusión es sencilla. Cuando el precio de un servicio sube por encima de lo razonable estamos en un mercado de demanda, donde la oferta es inferior a ésta. En las grandes ciudades de Brasil hay una demanda creciente de directivos preparados, y no hay una oferta suficiente.

El fenómeno se debe a que el crecimiento de la economía brasileña ha desbordado su necesidad de capital directivo. Su irrupción en los BRIC, los mercados emergentes, ha sido sorprendente. Acostumbrado a viajar a ese hermoso país desde los años noventa recuerdo mis discusiones sobre él. Tardé años en convencer a mis interlocutores acerca de su potencia económica. Luego, pasado el siglo XX, no hizo falta argumentarlo. 

Es la ventaja de viajar y el inconveniente de los prejuicios. Parecía inverosímil que Sudamérica tuviera un interlocutor dentro de las primeras potencias económicas. Pero así ha ocurrido. Es el resultado de un territorio enorme; una población de más de doscientos millones de habitantes ávidos de consumo; inmensos recursos naturales con grandes posibilidades de exportación; una cultura sincrética y multirracial como no hay otra en el mundo; un sistema político que ha consolidado una democracia estable; un alto nivel tecnológico; un  sistema universitario de altura... Toda una serie de circunstancias que algún día tenían que crear la sinergia adecuada. 

Era cuestión de esperar. Los brasileños decían en broma que Brasil era el país del futuro y siempre lo sería. Se acabó la broma. Ahora es el del presente. Y eso exige directivos.

Esta necesidad de directivos se ha cubierto de momento por nacionales e inmigrantes. Pero la demanda crece de manera exponencial. Afortunadamente Brasil posee muy buenas escuelas de negocios; algunas ya aparecen en buenos puestos en los rankings internacionales. Sin embargo, esa demanda ha crecido de forma tan espectacular que son necesarias más instituciones de primer nivel. Instituciones que ayuden a la formación de los directivos. Muchas instituciones internacionales han visto, hemos visto, la oportunidad que esa necesidad abre.

Los niveles de formación 

Las instituciones nacionales e internacionales han de cubrir todas las necesidades de formación de los directivos. Desde la de preparar a jóvenes universitarios a través de los MBA de postgrado, hasta los programas de perfeccionamiento de los que tienen experiencia. Estos últimos programas deben cubrir las necesidades de formación de los que ya tienen mucha experiencia y altos cargos, los que están en el medio de su carrera y los que empiezan. La velocidad de cambio en el mundo de la empresa es tan grande que sin formación los directivos quedan rápidamente obsoletos. Más aún en economías que han crecido de manera sorprendente y sorpresiva como Brasil.

Por eso, desde hace más de ocho años el IESE ofrece en Brasil programas AMP (Advanced Management Program) dirigidos a Altos Directivos con muchos años de experiencia. También el PMD (Program of Management Development) para directivos departamentales con necesidad de una visión global de la empresa. Y desde este año, el Executive MBA, a tiempo parcial para directivos con cinco años de experiencia

Por eso celebramos el primer fin de semana de noviembre la reunión internacional de nuestros ex alumnos. Es nuestra respuesta a una necesidad detectada tanto en los propios directivos como en las empresas.

Un mercado para las Business School

Brasil es pues un mercado para las Business School nacionales y foráneas. La oportunidad es impresionante y los más importantes jugadores mundiales han intentado, están intentando e intentarán aprovecharla. A todos ellos mi experiencia de más de 12 años me hace aconsejarles que sólo arraigando la institución en el entramado empresarial del país harán el servicio que se necesita y podrán establecerse con éxito.

En profundidad

Únase a la conversación