Navegador Semántico

Categorías

Palabras Clave

Perspectivas de la Economía Mundial: Reanudación del Crecimiento, Peligros Persistentes

Autor(es): Fondo Monetario Internacional
Institución: Fondo Monetario Internacional

Datos Adicionales

Perspectivas de la Economía Mundial: Reanudación del Crecimiento, Peligros Persistentes

• Autor:

Fondo Monetario Internacional

• Fecha Publicacion:

1/04/2014

• Tipo Documento

documentos

• Formato del Archivo

PDF

• Idioma del Archivo

Español

Descargar Documento

Descripción

Documento elaborado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las preocupaciones del mercado en torno a la sostenibilidad fiscal en España e Italia provocaron un brusco aumento de los rendimientos de los bonos soberanos.

Las economías emergentes no son inmunes a estas circunstancias. El lento crecimiento en las grandes economías ha afectado las exprotaciones, las cuales han supuesto un menor crecimiento. Sin embargo, las economías emergentes han tenido tiempo para llevar a cabo políticas que les han permitido mantener un sólido crecimiento.

Este informa, a la vez, detecta los posible riesgos. Entre ellos está la tensión geopolítica que afecta al mercado petrolero. Pero el mayor riesgo es la posibilidad de otra crisis en Europa.

Abstract

Las perspectivas mundiales están mejorando gradualmente tras el fuerte revés que sufrieron en 2011, pero los riesgos a la baja siguen siendo elevados. La mejora de la actividad en Estados Unidos durante el segundo semestre de 2011 y la adopción de políticas más apropiadas en la zona del euro en respuesta a la agudización de la crisis económica han reducido la amenaza de una abrupta desaceleración mundial. Por lo tanto, es probable que en las principales economías avanzadas se reinicie una recuperación débil y se prevé que en la mayoría de las economías emergentes y en desarrollo la actividad seguirá siendo relativamente sólida. No obstante, los avances recientes son muy frágiles. Las autoridades tienen que seguir implementando los cambios fundamentales que son necesarios para lograr un crecimiento saludable a mediano plazo. Dadas las amplias brechas del producto en las economías avanzadas, las autoridades también tienen que calibrar las políticas con miras a apoyar un crecimiento que aún es débil a corto plazo. Según las proyecciones, el crecimiento mundial se contraerá de aproximadamente 4% en 2011 a alrededor de 31⁄2% en 2012 debido a la atonía de la actividad durante el segundo semestre de 2011 y el primer semestre de 2012. En la actualización de enero de 2012 de Perspectivas de la economía mundial ya se habían revisado a la baja las proyecciones de septiembre de 2011, teniendo en cuenta sobre todo el daño causado por el empeoramiento de las condiciones en el sector de las entidades soberanas y los bancos en la zona del euro. Para la mayoría de las economías, incluida la zona del euro, la proyección actual es de un crecimiento ligeramente más alto que el pronosticado en la actualización de enero de 2012 de Perspectivas de la economía mundial. Como se expone en el capítulo 1, se prevé que gracias a la reaceleración de la actividad en el transcurso de 2012 el crecimiento mundial retornará a aproximadamente 4% en 2013. Aún se prevé que la zona del euro sufrirá una recesión leve en 2012 como resultado de la crisis de la deuda soberana y una merma general de la confianza, los efectos del desapalancamiento de los bancos en la economía real y el impacto de la consolidación fiscal en respuesta a las presiones del mercado. Debido a los problemas en Europa, la actividad seguirá siendo decepcionante en el caso de las economías avanzadas como grupo, en donde la expansión será tan solo de aproximadamente 11⁄2% en 2012 y 2% en 2013. La creación de empleo en estas economías probablemente seguirá siendo lenta, y los desempleados necesitarán más medidas de apoyo a sus ingresos y ayuda en lo que se refiere a desarrollo de aptitudes, reconversión laboral y búsqueda de empleo. Se proyecta que el crecimiento del PIB real en las economías emergentes y en desarrollo se desacelerará de 61⁄4% en 2011 a 53⁄4% en 2012, pero después repuntará a 6% en 2013 gracias a la aplicación de políticas macroeconómicas más laxas y al fortalecimiento de la demanda externa. Los efectos de contagio de la crisis de la zona del euro, que se analizan en el capítulo 2, tendrán una incidencia fuerte en el resto de Europa; otras economías probablemente experimentarán una mayor volatilidad financiera, pero su actividad no se verá perjudicada considerablemente a menos que la crisis de la zona del euro se intensifique una vez más.

Comentarios