Tecnología

Universidad Yachay: El nuevo polo tecnológico de Latam

0
yachay.jpg

El eje principal de este nuevo centro educacional es apoyar la transformación de la matriz productiva de Ecuador mediante la investigación aplicada, el desarrollo del talento humano y la generación de redes nacionales e internacionales de conocimiento.

Por

Como una iniciativa gubernamental con la cual el Estado pretendía generar una plataforma que conjugara la infraestructura, talento humano, equipamiento e incentivo tanto administrativo como financiero, es como se erigió la recién inaugurada Universidad de Investigación de Tecnología Experimental YACHAY, ubicada en la Ciudad del Conocimiento (Ecuador), área planificada para la innovación tecnológica y negocios intensivos en conocimiento, donde se combinan diversos actores que generan las aplicaciones científicas de nivel mundial necesarias para alcanzar el buen vivir.

Según Héctor Rodríguez, gerente General de Empresa Pública Yachay –encargada de la construcción y administración del proyecto-, “la idea fue presentada al Presidente Rafael Correa, quién priorizó la iniciativa al punto de calificarlo como emblemático nacional.

El eje principal de este nuevo polo tecnológico de Latinoamérica es apoyar la transformación de la matriz productiva de Ecuador mediante la investigación aplicada, el desarrollo del talento humano y la generación de redes nacionales e internacionales de conocimiento.

“Yachay está pensado como una iniciativa de carácter estructural para la economía nacional que se convierte en un laboratorio vivo de ideas que permitirá dar un salto cualitativo en la sustitución de importaciones tecnológicas del Ecuador y convertirla en un exportador de tecnología”, aseguró el ejecutivo.

Por su parte, para el profesor de la cátedra de Administración en las maestrías de la ESPAE Graduate School of Management, Antonio Quezada, el nuevo centro de educación superior está destinado a cubrir las falencias que tiene aún el sistema politécnico que ofrece una muy cerrada formación que no genera una conexión entre los teórico y lo práctico”.

“Yachay es un campus para una ciudad universitaria que replica el perfil de los estudiantes de universidades como MIT, CALTEC, Princeton y otras, que dispone de instalaciones de alta tecnología en las cuales se investiga y se estudia al mismo tiempo”, argumentó el docente.

Modelo Académico

El modelo académico de Yachay está basado en el alto estándar de calidad de sus procesos educativos permitiendo que las carreras y programas académicos reciban una acreditación a nivel internacional.

Para Rodríguez, este sería un diseño más apegado a la estructura académica estadounidense con un colegio de ciencias básicas en los primeros años. “No por casualidad, la comisión gestora -que es la más alta autoridad de la universidad dentro de los próximos 5 años- incorporó a 3 científicos provenientes del Instituto Tecnológico de California, probablemente una de las mejores universidades en el campo de las ingenierías de todo el mundo”.

Asimismo, el centro educacional tiene una oferta de pregrado inicial con cinco licenciaturas enfocadas en la investigación científica y otras cinco ingenieras orientadas a proveer a la industria nacional de profesionales altamente calificados en la resolución de problemas o en la generación de nuevos procesos en las áreas del conocimiento priorizadas por el Gobierno Nacional a como Ciencias de la Vida, Nanociencia, Energías Renovables y Cambio Climático, Petroquímica y TIC´s.

Según el director General de IDE Business School y presidente de Roadmak Solutions, Gabriel Rovayo, otro aspecto relevante del planteamiento de Yachay es su oferta de Formación Dual, es decir, que los estudiantes deberán desenvolverse en dos entornos de aprendizaje: el académico, en el aula, y el laboral, en la empresa. De esta manera, los conocimientos teóricos tendrán una oportunidad de ser aplicados en escenarios reales.

Por otro lado, la universidad propone generar sinergias entre sus estudiantes de una misma disciplina y otros estudiantes de campos complementarios.

“Para ello, habrá una coordinación permanente entre las áreas académicas y los institutos públicos de investigación, que también tendrán su sede en la Ciudad del Conocimiento (Yachay) con el objetivo de fomentar el cooperativismo e impulsar la investigación aplicada multidisciplinaria y complementaria”, agregó Rovayo.

Por su parte, el perfil del egresado de Yachay es de un estudiante o investigador en proceso. Sin embargo, su formación no estará terminada sino hasta la consecución de una maestría o doctorado.
“Esta formación la pondremos a consideración de la ciudadanía una vez que el Consejo de Educación Superior apruebe las mallas correspondientes a las maestrías” indicó Rodríguez.

Cabe destacar que toda la planta docente de la universidad tiene el grado de PhD en las áreas que imparten.

“Garantizamos calidad de educación superior, la mejor infraestructura posible- dado a la inversión pública sostenida- y el mejor talento humano del país”, puntualizó el gerente general de Yachay.

Alcances para el mundo científico

Antonio Quezada indicó que Yachay será un nodo central de conocimientos a nivel latinoamericano que va a concentrar conexiones logísticas y operativas del conocimiento y de la investigación.

Y es que según el docente, “tiene una planificación estructurada de los espacios públicos, reglas heterogéneas de convivencia, entre otros puntos”.

Sin embargo Rovayo, aseguró que su sola construcción y el arranque de sus operaciones no garantizan per se el desarrollo científico de un país.
“Si el proyecto se mantiene fiel a su misión de origen, veremos sus resultados en las próximas décadas, pues la investigación de un país depende también de condiciones externas a las universidades, como la facilidad que se brinda al establecimiento de nuevos negocios, la infraestructura de conectividad, el posicionamiento internacional del país como un destino de inversiones, entre otros”.

Cabe destacar que para Valentina Córdova, una de las 187 estudiantes que ingresaron a este centro de educación y que se encuentra en el período de nivelación de ingeniería, “Yachay será como el engranaje de un reloj que dará rienda suelta al avance científico no solo de la nación sino de la orbe entera”.

“La apertura de una institución como esta deja en claro que para el gobierno actual la inversión en educación, hablando particularmente de la superior publica, es una ventaja para el país de cara al panorama internacional, enmarcado en el bloque latinoamericano que cuenta con gobiernos progresistas. Educación totalmente financiada por el Estado, garantiza la universalidad de ésta, por ende mas desarrollo, menos pobreza y disparidad social”, aseguró la joven estudiante.

Desafíos

Para Héctor Rodríguez, el desafío más importante es consolidar este espacio de vida que permita las transferencias de tecnologías desde el campo de la investigación hacia la industria y al mismo tiempo generar una cultura de innovación en Ecuador.

“Es el cambio que requiera el país para dar un salto cualitativo en términos de la matriz productiva que tiene Ecuador en estos momentos”, aseveró el ejecutivo.

Asimismo señaló que aspiran a que la primera generación de pregrado termine sus estudios a finales de 2017 en el caso de las licenciaturas y las ingenierías al término de 2018.

Por su parte, y en la medida que el consejo de educación superior apruebe un par de maestrías que entrarían al mercado en septiembre de este año, al 2016 también se estaría graduando a la primera promoción de magíster que se incorporarían al mercado laboral.

En profundidad

Únase a la conversación