Recursos Humanos
0
bram-naus-221602.jpg

¿Por qué los colegas son la mejor fuente de recomendación?

La recomendación de una persona para un nuevo puesto o empleo se da cuando el otro conoce sus cualidades.

Por

Construir una red de contactos se ha convertido en una de las formas más efectiva de conseguir empleo. Hacer networking con los compañeros de trabajo, colegas, incluso a través de las redes sociales, son algunas de las opciones.

“Aquellas personas que están desempleadas les cuesta más trabajo conseguir un empleo que quienes se encuentran laborando, y esto se debe a las relaciones sociales que mantienen”, precisa Margarita Chico, directora corporativa de comunicación de Trabajando.com.

Para ser percibido como un profesional se requiere trabajar en la marca personal y transmitir las cualidades. Cuando se logra, los demás te promueven en el trabajo actual o recomiendan en otra empresa.

Para crear una marca personal o una propuesta de valor es fundamental conocer tus cualidades, valores, misión, competencias y habilidades, tanto sociales como técnicas y transmitirlas adecuadamente.

Margarita Chico dice que ese bagaje cultural “se percibe en el trabajo; desde la forma en que respondes un correo, como te comunicas por las redes sociales o la manera en que está hecho tu curriculum, ello no sólo demuestran lo experto que eres, sino el tipo de persona”.

La gente recomienda cuando conoce las cualidades del otro y es más frecuente que lo hagan con aquellos que ayudan a tener un buen ambiente laboral o quienes mantienen buena relación empática con los compañeros y son ejemplo a seguir.

Tener una marca personal sólida te posiciona como líder de una industria o campo, por lo tanto incrementa la reputación. Además, las personas que trabajan en una organización son el rostro de ella, por ende debe cuidarse la forma en que se comunica la imagen empresarial.

Recomendar a alguien debe hacerse sin el compromiso de certificarlo, porque aunque se conozca a la persona o se haya trabajado con ella no siempre es garantía de que se desarrolle adecuadamente en el nuevo puesto. Existen muchas cosas que pueden influir, como el clima laboral o que la nueva área no sea la óptima, detalla en entrevista la reclutadora.

“En algunos casos, si la persona no era lo que se esperaba, puede ser porque no la conocías a fondo; debes recomendar a alguien porque la has tratado, no sólo porque te cae bien. Son muchas cosas que deben analizarse como las aptitudes, valores y persistencia”, dice Margarita Chico.

Las nuevas tecnologías como redes sociales y profesionales, son un buen medio para seleccionar personal. De acuerdo al estudio Tendencias de Selección de Personal 2016 de LinkedIn, 57% de las compañías mexicanas utiliza este tipo de plataformas para encontrar capital humano de calidad.

Para Silvano Soto, director de contenidos e información de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh), cada cosa debe tener su espacio y lugar. “Esto no quiere decir que no se use Twitter o Facebook, los reclutadores acuden a estas redes cuando quieren saber más de las personas, pero no son decisivos para contratarla. En estas plataformas generalmente se tienen amigos que no van a hablar mal de ti, pero en una red profesional están tus clientes, jefes o compañeros de trabajo que te van a dar una habilidad o recomendación porque realmente conocen tus conocimientos. Como reclutador tiene más valor una recomendación en un red profesional”.

Por ello debe cuidarse el contenido que se publica en las redes sociales o colocar los candados adecuados, a fin de que cuando el reclutador llegue a la plataforma vea la información que le permita conocerte pero sin la necesidad de tener acceso a tu vida privada.

Una opción es crear una página de Facebook en lugar de tener un perfil, la diferencia radica en que en la segunda es más factible compartir contenido personal y en la primera información profesional, temática o trabajos, esto incrementar las posibilidades de conseguir un nuevo empleo o que más personas te recomienden.

Silvano Soto cita el estudio “Impacto de la tecnología de la información RH 2016” realizado por Amedirh, para el cual se consultó a más de 2.900 ejecutivos mexicanos, y detalla que el uso de las redes sociales profesionales para reclutamiento ocupa el tercer factor más importante de uso de tecnología de la información en recursos humanos, sólo después de procesar la domina y el uso de las herramientas de gestión de negocio.

Crear una firma personal lleva tiempo, precisa Margarita Chico, y menciona que comenzó a trabajar en su propuesta de valor desde la universidad. “Mi primer empleo fue en la universidad, porque mis profesores me ofrecieron un puesto debido a que me interesaba su materia. Siempre hay alguien que te echa el ojo y te recomienda y muchas veces te ofrecen trabajo sin que lo estés buscando”.

¿Cómo definir tu marca personal?

  • Conócete 
  • Comunícalo
  • Asiste a eventos especializados
  • Crea una red de contactos

Redes sociales: la información que publicas en estas plataformas debe resaltar tus cualidades. 

  1. Cuida la información que publicas
  2. Destaca tu trabajo profesional
  3. Comparte gusto relacionados con tu área de trabajo
  4. Infórmate de los acontecimientos diario
  5. Una foto profesional
  6. Evita expresarte mal de colegas, jefes y trabajo

 

Foto: Unsplash.com

En profundidad

Únase a la conversación